Vecinos, visitantes y hosteleros ya disfrutan de la VIII Ruta del Pincho de Villaviciosa

0

Javier Manzano y Cristina Tejado.

La localidad villaodonense comenzó ayer la octava edición de esta iniciativa que atrae cada año a cientos de personas del municipio y de otros rincones de la Comunidad de Madrid. Tiene lugar los días 13, 14, 15, 16, 20, 21, 22, 23 de junio. El horario es de 13.00 a 17.00 horas y de 19.00 a 23.00 horas.

Comienza el calor y como cada año desde hace ocho es el tiempo de los pinchos en Villaviciosa, una de las tradiciones gastronómicas con más solera del municipio. Son las 20.00 horas y las terrazas se van llenando de personas, muchas de ellas deseosas de comenzar la peregrinación culinaria para su disfrute, sin olvidar que, si tienen suerte, pueden ganar una cena para dos en uno de los tres establecimientos ganadores. Exactamente, 35 pinchos y 21 locales les esperan.

Autoescuela Triumph

Javier Manzano y Cristina Tejado (en la primera imagen) son un joven matrimonio villaodonense que ha tenido un bebé hace unos meses. Asiduos a la Ruta del Pincho, compartieron con Villaviciosadigial sus primeros pasos en esta edición. Sentados en la terraza del restaurante Miraflores, acaban de degustar las apuestas de este céntrico local de Villaviciosa de Odón.

“Acabamos de empezar la ruta, hemos estado en tres bares y de momento bien”, cuentan. Estos jóvenes son fieles ruteros. Año tras año participan en el número de establecimientos necesario para concursar, pero reconocen que suelen dejarse “los que están alejados porque si hay que coger el coche y al final te tomas dos cervezas, puede ser un problema”.

Cristina y Javier ven perfecto el planteamiento de la ruta. “Nos parece que está muy bien tal y como está planteada ahora, la verdad. Nos gusta mucho, incluso nos hemos dado cuenta que este año hay una pastelería que ofrece dulces. Seguramente, nos acerquemos a probarlos; está bien que metan postres y que innoven un poco”, concluyen.

El postre lo pone Kedulce.
El postre lo pone Kedulce.

También pinchos dulces

Sin duda, la novedad de esta edición es la presencia de dos pinchos dulces que llegan de la mano de la pastelería Kedulce, situada junto al Coliseo de la Cultura. Está regentada por Silvia Saavedra, quien ha querido sumarse a esta iniciativa gastronómica poniendo la nota golosa. “Hablando con una amiga, me dijo que mirara lo de la Ruta del Pincho porque es una opción buena para darnos a conocer. Me presenté, me aceptaron y aquí estamos. Espero que a la gente les encanten mis dulces y se animen a comprar mis tartas”, cuenta.

Silvia lleva algo más de un año y es consciente del esfuerzo que supone abrir un negocio pero se muestra contenta porque ya tiene clientes que repiten. “Me dicen que mis dulces son muy buenos; con esto me quedo”, comenta recalcando la calidad y elaboración casera de sus creaciones.

Muchas fiestas seguidas

Nuevamente en la calle Carretas, hablamos con Celia Martín, que disfruta de su pincho en la terraza del Tambara. Con mucha amabilidad no duda en comentar que ha visto una buena variedad de pinchos. Además, “nos va acompañar el tiempo y eso va a influir”, afirma.

A Martín le gusta la ruta, sin embargo, cree (en alusión a la reciente Feria de Andalucía) que “las fiestas que organicen no deben estar tan seguidas porque la gente tiene muchos gastos y no nos da tiempo a recuperarnos”.

Este año la principal novedad es que la ruta y los pinchos participantes se podrán consultar, además de en el folleto, mediante una aplicación en el teléfono móvil (descarga gratuita en App Store y Google Play poniendo Ruta del Pincho Villaviciosa de Odón). “Estamos en el siglo XXI y estas cosas están ya a la orden del día”, afirma Celia.

Caracoles y mucho más

Uno de los nuevos en este evento es Miguel Ángel Moreno, de El Muro de Villa, que lleva siete meses dirigiendo el establecimiento. “Somos nuevos en la ruta, pero ha funcionado todos los años muy bien. Como cliente es lo que yo he percibido, con bastante gente y buen ambiente”.

Miguel tiene claro su apuesta. Unos huevos rellenos de gambas y espárragos, y los caracoles, la especialidad de la casa. “Los hemos preparado con un guiso muy rico. Nos gustaría que, aprovechando la Ruta del Pincho, los conozcan”.

Para finalizar, abandonamos las inmediaciones de la calle Carretas y enfilamos dirección a Mayor donde se sitúa El Pintxo de Villa. Allí, Emilio Guillén y su mujer, Felicidad, nos atienden después de comer el buey con txapela. “No sabíamos que empezaba la ruta hoy y nos han ofrecido este pincho y está estupendo”, indica él.

Para Felicidad, “año tras año se van mejorando los pinchos, se lo curran”, afirma categórica. Por su parte, Emilio echa de menos en esta edición algunos bares importantes del municipio y se pregunta el porqué de su ausencia, pero no duda en reconocer que esta iniciativa es “muy buena para el pueblo”.

¡Que ustedes la disfruten!

 

Texto: Israel Revilla Canora. 

Fotos: Juan Lucas.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí