¿Por qué no hubo presencia policial permanente en la cacerolada del pasado sábado en Villaviciosa de Odón?

2
Instante en que un coche de la Guardia Civil circuló por el lugar de la primera cacerolada en Villaviciosa de Odón.

Durante la media hora que duró la protesta contra el Gobierno de España convocada a través de las redes, sólo hizo acto de presencia una patrulla de la Guardia Civil que pasó dos veces con su vehículo pero no se paró. 

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han explicado el protocolo de actuación a Villaviciosadigital.

Decenas de vecinos de Villaviciosa de Odón se congregaron el sábado 16 de mayo junto a la bandera de España en el acceso sur de la localidad para protestar contra el Gobierno y la situación del estado de alarma. Fue la primera vez que las caceroladas llegaron al municipio desde que comenzaron en el madrileño barrio de Salamanca, y la primera concentración desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Al igual que ha sucedido con las de la calle Núñez de Balbóa en la capital o en otras localidades de España, ningún particular ni partido político o asociación convocó oficialmente esta protesta que se inició el viernes 15 de mayo por la tarde, apenas media hora después desde que el Ministerio de Sanidad anunciase que la Comunidad de Madrid no podía pasar a la fase 1 de la desescalada. 

Algunas personas se preguntan porqué durante el tiempo que duró la protesta no hubo presencia permanente de la Guardia Civil o de la Policía Local, tal y como sí ocurrió en otras de la capital, en las que sí permanecían efectivos de la Policía Nacional. Tal y como se pudo ver en el vídeo durante los casi 30 minutos que duró, sólo se vio a una patrulla de la Benemérita que pasó con su vehículo dos veces, una en sentido la urbanización El Bosque, y otra realizando la rotonda en dirección Villaviciosa norte por la avenida Príncipe de Asturias. Ningún coche de la Policía Local acudió a la concentración, aunque sí estaba en ella, vestido de paisano, el jefe policial, Jesús Pérez (también se puede ver en el vídeo).

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid (recordemos que el estado de alarma hace que todas las fuerzas y cuerpos de seguidad del Estado estén bajo el mando único del Ejecutivo de Pedro Sánchez), han explicado el protocolo de actuación en estos casos y en primer lugar apuntan a que, tal y como ha sucedido en otras caceroladas, nadie les comunicó ni solicitó permiso para esa protesta. En segundo lugar, que a diferencia de las de Núñez de Balbóa, entienden que no debió haber denuncia vecinal a través de llamadas telefónicas quejándose, de manera que la patrulla de la Guardia Civil se acercó para valorar la situación, debió comprobar que no había incidentes y que los asistentes estaban en una zona amplia al aire libre, respetando la distancia interpersonal, de manera que entendieron que hubiera riesgo y por eso no pararon.

No obstante, sí han reconocido la diferente manera de actuar de la Policía Nacional en las de Madrid y la Guardia Civil, ya que en las de la capital, los agentes presentes indicaban a los asistentes que no podían permanecer parados, algo que no sucedió en la cacerolada de Villaviciosa de Odón en la que sí permanecían los vecinos en el mismo sitio.

En relación a la ausencia de agentes de la Policía Local, apuntan a que es la Guardia Civil la que tiene «prevalencia» en funciones de seguridad ciudadana y entienden que fue la Benemérita la que acudió al lugar para valorar la situación.

Asimismo, en cuanto a la posibilidad de que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado pongan sanciones a los asistentes a estas caceroladas, han recordado que han propuesto algo más de 40 en Madrid capital y que estaban motivadas, no por el hecho de acudir a protestar, sino porque tras acabar la protesta, comprobaron que esas personas denunciadas habían acudido en coche sin justificación permitida y se encontraban a más de un kilómetro de distancia de su domicilio, que es la que está autorizada en estos momentos.

Algunos medios de comunicación de ámbito nacional han publicado que el Ministerio del Interior ha ordenado a la Policía Nacional investigar el origen de estas caceroladas, aunque desde el gabinete de Comunicación ministerial lo han negado a Villaviciosadigital:  «la Secretaría de Estado de Seguridad no ha realizado ninguna petición ni orden en ese sentido o similar».

Villaviciosadigital.es retransmitió en directo la cacerolada a través de Facebook (pueden ver el vídeo incluido en esta noticia) y ha tenido bastante repercusión tanto a nivel local, como regional e incluso nacional, puesto que la han visto hasta ahora más de 25.000 personas y que generó más de 600 comentarios. En la protesta se pudo ver a concejales de VOX como María Ruiz (diputada nacional de ese partido), o Ernesto Serigós, así como a ediles del PP villaodonense como Paul Rubio o Raúl Martín Galán.

ARC

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Es la Guardia Civil, como Cuerpo policial estatal, el que tiene las competencias de orden público. Por lo que es este Cuerpo el que se debe personar en este tipo de actos, manifestaciones o reuniones similares, adecuando su presencia a criterios seguridad y orden público, por lo que si estos últimos estaban garantizados, no es obligatoria su permanencia física en el lugar. Aunque si deben permanecer en zona comprobando que se desarrolle con normalidad.

    Policía Local deberá colaborar en funciones de seguridad vial y regulación del tráfico, y en materia de orden público sólo si la Benemérita solicita su apoyo.

    • Gracias por su comentario, así lo hemos contado según el protocolo que nos indicaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid.
      Saludos!

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí