La obra de teatro ‘La piedra de la paciencia’ une la interpretación de Imán Padellano con las melodías de Luis Callejón

0

La actriz Imán Padellano y el músico Luis Callejón juntos en 'La piedra de la paciencia'La actriz villaodonense Imán Padellano y el músico Luis Callejón se subirán al escenario del Auditorio Teresa Berganza de Villaviciosa de Odón este sábado, día 1 de diciembre a las 20.00 horas, para dar vida a la obra de teatro ‘La piedra de la paciencia’ dirigida por Javier Godino.

A pocos días del estreno, Villaviciosadigital ha compartido con ellos sus nervios y ha recogido todas sus ilusiones puestas en el presente y en el futuro.

Imán es la actriz protagonista, una mujer afgana que guarda muchas cosas en su interior y que decide contarlas bajo unas circunstancias especiales.Es una mujer a la que le pasa de todo, ha vivido en un país de represión donde ella no hace nada sin que el marido le de permiso. Un país donde las mujeres sufren palizas y viven sometidas a esa olla a presión que es la religión. Todo eso le lleva a que en un momento dado se empiece a liberar y a darse cuenta de que puede decirle cosas al marido que nunca le dijo. Así va cogiendo espacio y se atreve poco a poco a contar cosas tremendas, secretos que se desvelarán al final”, cuenta entusiasmada.

Por circunstancias de la vida, Imán se topó con esta novela del autor Atiq Rahimi hace mucho tiempo. “Son cosas de magia, de repente cogí esta novela, cortita pero muy intensa. Fue como una necesidad de contar lo que pasa en el mundo, pero no concretamente en Afganistán donde se sitúa esta novela, sino la represión del ser humano en el mundo en general. Aquí se habla de una mujer pero realmente pasa con niños, con hombres y con mujeres. No pude parar de darle vueltas. La historia está basada en un hecho real y me pareció fortísimo. Además habla de la religión, de la guerra, la relación entre personas y en concreto de este matrimonio. El maltrato que sufre ella, cómo lo enfoca, cómo lo vive…y dije ¡estaría genial representarlo! Desde que lo dije hasta ahora han pasado dos años”, explica a Villaviciosadigital.

Para Imán está siendo muy duro asimilar este papel porque no tiene nada en común con la mujer afgana. “Aunque a veces los polos tan separados están muy cerca, ella es todo un reto para mi. Es un registro dramático y dolorosísimo y estoy pasando por ese proceso tan difícil. A esto se une que nosotros lo hacemos todo, escenografía, vestuario, actuación…El primer estreno lo hacemos en casa, en Villaviciosa, para después de la obra, hacer un coloquio con toda la gente que se quiera quedar y nos quiera hacer una crítica constructiva de por qué y para qué, qué gusta y qué no entienden”, dice.

Una batalla de largo recorrido

Y es que Imán lleva muchos años en la profesión, su ojos reflejan las ganas de entregar todo lo que lleva dentro y ver a un público satisfecho disfrutando de su trabajo y el de sus compañeros. “Hay muchísima gente con un montón de cosas que dar y que hacen trabajos fascinantes. Pero este mundo es así, se conoce al que está ahí delante de la pantalla que es lo que llega ahora, porque todo va rapidísimo”, hace hincapié a la hora de hablar de la situación de la profesión.

Nunca tuvo ídolos, ni cuando estaba empezando. “Yo veo un actor que me encanta y siempre digo ¡yo quiero ser como él, qué bonito lo que hace! En aquella época cuando llegué al Teatro de Cámara de Madrid había un trabajo excelente de Josete Alcobendas, un actor bestial. Vi también a Carmen Machi en el Teatro de la Abadía hace veinte años haciendo un trabajo de Valle-Inclán con un personaje alucinante, yo sólo decía ¡Dios mío! El teatro siempre me ha metido en un mundo de magia y de personajes con actores bellísimos y corazones tremendos, con una energía y un potencial que no son los cuatro que vemos en la televisión. No son todos los que están”, explica.

Pero si de algo puede presumir Imán es que siempre ha vivido de la interpretación. En televisión ha colaborado en series como ‘El lugar del crimen’, ‘La que se avecina’, ‘El secreto de Puente Viejo’, ‘Manos a la obra’ y lo último, un pequeño papel en la serie basada en la novela de María Dueñas ‘Tiempo entre costuras’ para Antena 3 y que verá la luz próximamente. “Soy la portera cuando Sira, la protagonista, vuelve a Madrid. Fue muy bonito el rodaje y además coincidí con Elena Irureta que hace de Doña Manuela, con la que trabajé en ‘El secreto de Puente Viejo’ y con Adriana Ugarte que hace de Sira. Es una secuencia corta y nos la sabíamos al dedillo. El vestuario es magnífico”, cuenta.

De la tele al cine

A esto se une que en 2013 podremos verla en la gran pantalla de la mano del director José Luis López González ‘Catxo’, con su ópera prima titulada ‘Temporal’ donde cuenta una jornada laboral de cinco personajes anónimos que no se conocen entre sí y donde su único vínculo es que encontraron su trabajo a través de la misma ETT (Empresa de Trabajo Temporal). En ‘Temporal’ no hay héroes al uso, ni comportamientos ejemplarizantes, ni sacrificios conmovedores ¿Quién los necesita a estas alturas de la partida?

Un reparto que cuenta con actores como Adrián Lastra, Nuria Mencía, Melani Olivares o Luis Callejo, entre otros. “Hemos estado rodando este verano y la verdad es que es un guión maravilloso. Trata sobre un día en una ETT donde se ve el trabajo de telefonistas, entrevistadores, de los que venden aspiradoras o de los que están poniendo ladrillos. El agobio y la mierda de curros que a veces tenemos que aguantar por cuatro duros. Todo se desarrolla en una tormenta bestial en pleno agosto. Para mí es un guionazo, es muy coral donde todos somos un apoyo”, dice.

El teatro como el ahora

Si a Imán le dan a elegir, lo tiene clarísimo. “El teatro puede ser el medio que proporcione menos dinero pero soy de la opinión de que los actores que hayan tenido la suerte de subirse a un escenario se quedan con eso, porque el teatro es muy poderoso, es el directo, está pasando ahora y no hay cortes ni arreglos, es otra energía”, le vuelven a brillar los ojos.

Y es que a la hora de salir a escena asegura que hay un segundo en el que se muere de miedo. “Piensas de todo, pasas de relajarte y no pasarte nada a hacerte pis de repente o a pensar ¿qué decía yo aquí en esta parte? Son unos nervios que no los has vivido nunca en ningún momento de tu vida. Es otra emoción, otro código. Y cuando sales te dices a ti misma ¡aquí estamos, a por todas!”, cuenta.

Su complemento

Ese mismo directo lo vuelve a compartir este sábado con su pareja, el músico Luis Callejón, ambos en ‘La piedra de la paciencia’.

“No había hecho teatro nunca hasta que conocí a Imán, me enamoré de cómo trabaja. Hicimos juntos la obra ‘Yo soy la mujer de Miguel Hernández’ donde se mostraba la figura de Miguel Hernández a través de su mujer, Josefina Manresa, que era Imán, y yo aporté la composición y la interpretación musical. Meter banda sonora en escena es flipante”, dice Luis.

Siempre con su guitarra a cuestas, fue desde niño autodidacta, convirtiéndose en profesor y alumno a la vez. Tiene más de mil temas porque lleva toda su vida componiendo, grabando y produciendo. En la obra de Javier Godino estará en escena con su compañera la guitarra, haciendo tanto transiciones musicales como efectos especiales. “La música son emociones y cuando juegas con ellas puedes irte a otros mundos. La música en mi vida lo es todo, me domina”, explica.

Cuando se habla de la crisis actual es tajante en su opinión. “La cultura no está en crisis ahora sino que lleva así toda la vida en España. Aunque ahora atravesemos una crisis económica, este país no sabe valorar el arte, está en el año cero todavía, haya crisis o no”, apunta. Con sus 41 años recién cumplidos su meta no está en ser famoso sino en ser reconocido. “Es importante porque así se valora el trabajo de uno. Tengo más de mil temas y el mundo no lo sabe”.

Pero Inma es positiva. “Cuando hay crisis se agudiza el ingenio y te montas el chiringuito por donde salga y te apañas con lo que sea. Te das cuenta que montajes que se hacían antiguamente con un pastón tremendo ahora, con un resultado igual o mejor, se consigue con menos. Eso quiere decir que el ingenio es lo que cuenta, el arte es lo que vale y no el dinero, dos cosas muy diferentes”, apunta la actriz.

Unidos por el arte otra vez, volverán a compartir escenario en la obra de Javier Godino, actuando junto a Luis Callejo, Juan Caballero, José Tornadijo, Pilar Bayona. “Ahora estoy en la obra pero normalmente hago música para mi alma y nada más, es mi medicina, me cambia la energía, es como un bálsamo. Es más bonito tocar en un parque que en un estadio de fútbol”, asegura Luis.

Y así lo hizo para Villaviciosadigital desde donde les deseamos el mayor de los éxitos en Villa y en el Teatro Conde Duque de Madrid, donde estarán del 13 al 16 de diciembre.

Texto, imagen y vídeo: Natalia Pulido.

 

[wzslider autoplay=»true»]

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí