Universitarias de la UEM consideran ‘violencia’ las acciones de control en la pareja, el sector masculino discrepa

0

Sin títhfkhdskulo

Después de conocerse que uno de cada tres jóvenes españoles de entre 15 y 29 años veía «aceptable» o «inevitable» controlar la vida de su pareja, Villaviciosadigital ha preguntado a algunos universitarios de la Universidad Europea de Madrid (UEM), quienes no lo consideran «violencia», mientras que las estudiantes consultadas sí creen que lo es.

La chicas lo sitúan a la misma altura que los malos tratos verbales y físicos.

El martes, la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, se mostró escandalizada después de conocer los datos que se desprendían del informe sobre ‘La percepción social de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’ y en el que se indicaba que uno de cada tres jóvenes españoles veía «aceptable» o «inevitable» controlar la vida de su pareja.

El sector masculino cree que es denunciable y violento el agredir tanto verbal como físicamente a la compañera o compañero con el que se mantiene una relación sentimental, aunque no tanto el ejercer un control sobre la persona.

A raíz de lo anterior varios estudiantes matizaron que el control «es un tema que tiene que ver con la pareja». En este sentido se ha expresado Ricardo Spolidoroes estudiante de grado en Odontología, que lo ve como «un problema de ellos». «Tiene que ser la persona a la que le ocurra esto la que tome medidas para que esto no pase», afirma. Para Jorge Ferrera, alumno de Comunicación audiovisual, podría considerarse violencia los actos especificados en el informe siempre que exista una vulneración de los derechos al honor y a la intimidad.

«El acoso por las redes sociales, que te denigren como persona, maltraten psicológicamente, hace igual de daño e incluso más que el maltrato físico»

Las mujeres consideran que ese control sobre el otro sí lo es y lo posicionan a la misma altura que los malos tratos verbales y físicos. En palabras de Carmen Fernández, estudiante de Comunicación Audiovisual «el acoso por las redes sociales, que te denigren como personas, maltraten psicológicamente es igual que el maltrato físico». Por esto cree «que hace igual de daño e incluso más, según lo retorcida que sea la personas y como sea el trato».

Un porcentaje alto de las entrevistas realizadas en la puerta de la UEM, respondieron que sí que denunciarían a sus parejas, pero su respuesta no fue respaldada por sus respuestas ya que en muchos casos, tomarían la decisión de finalizar su relación o demandarían en el caso de que cuando ya no fueran pareja esta la siguiera persiguiendo y acosando.

La inseguridad o desconfianza hacia la otra personas han sido calificadas por los dos sexos como las principales causas para que se ejerza este tipo de control aunque, afirman todos ellos que nunca han llevado a cabo dichas prácticas porque no les gusta sentirse controlados.

Del total de 20 alumnos preguntados (varios de ellos han preferido mantener el anonimato), una mayoría conoce casos en los que uno de los miembros de la pareja actúa supervisando los movimientos del otro. Incluso, un grupo de chicas de Audiovisuales respondieron que sí conocían casos de violencia y expusieron algunos ejemplos. Además, matizaron que no sólo se ejercía por parte de hombres a mujeres también de mujeres a hombres.

Victoria Álvarez cuenta que el novio de una amiga suya dijo a su pareja que «no se metiera en el tema de las redes sociales porque era para buscar pareja». Por su parte, Carmen Fernández comentó que también sabía de un caso en el que a una compañera la pareja le había obligado a cerrarse su cuenta en Facebook y que le controlaba por cualquier vía que tuviera al alcance de su mano.

«Las campañas ya no hacen efecto, son demasiado suaves y están repitiéndose continuamente»

Desde el Ministerio de Servicios Sociales y ante el panorama actual, se ha decidido reforzar la sensibilidad y concienciar a través de dos nuevas campañas: una dirigida a los jóvenes y otra a la población en general, para que sea denunciado cualquier forma de violencia que se ejerza.

En relación a lo anterior, Ania Puyol, estudiante de Medicina considera que «las campañas ya no hacen efecto, son demasiado suaves y están repitiéndose continuamente», mientras que Victoria Álvarez, cree que hay que darle una vuelta más al mensaje, con otro sentido distinto porque pierde fuerza. En este sentido Saskia Brugman, alumna de Relaciones Internacionales añade que los proyecto encaminados a sensibilizar a la población ayudan a que mucha gente se informe y considere si su situación puede ser calificada como violencia o no.

Diana García Fran

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí