Madrid pide extremar las precauciones para evitar accidentes en las piscinas

0

El 53 por ciento de los menores ahogados el pasado año murió en piscinas según datos de la Asociación Española de Técnicos en Socorrismo Acuático.

En 2017 fallecieron en España ahogados 32 menores, la mayoría chicos y por falta de vigilancia. Más de la mitad ocurrieron en piscinas, un 15% en playas y el 32% restante en puertos, ríos, embalses u otras instalaciones. Hasta en un 58% de los casos la causa fue un descuido en la vigilancia.

Ante esta situación y debido a la reciente apertura de las piscinas de la Comunidad de Madrid, que cuenta con un censo de 1.977, y que ha llegado la primera alerta amarilla por altas temperaturas en la región que pueden alcanzar los 36 grados, la Consejería de Sanidad ha advertido del riesgo de ahogamiento de los niños pequeños, y ha insistido que nunca deben acceder solos a las instalaciones, especialmente en las privadas y en las de comunidades de vecinos que, por su tamaño, no están obligadas a contar con socorrista. También aconsejan que se acerquen solos al borde de la piscina, que pasen demasiado tiempo expuestos al sol o que caminen descalzos en zonas húmedas o encharcadas.

Autoescuela Triumph

También recuerdan que debe usarse siempre protector solar (especialmente con los niños) beber suficiente líquido para evitar deshidrataciones y no abusar de las bebidas alcohólicas.

En cuanto al baño propiamente dicho, aconsejan evitar entrar de golpe en el agua para que no se produzcan cambios bruscos de temperatura corporal y accidentes; respetar los tiempos de digestión y no bañarse después de una exposición prolongada al sol o un ejercicio físico intenso. También se recuerdan que no hay que tirarse de cabeza en zonas de fondo desconocido, una práctica de riesgo que puede provocar graves accidentes, como lesiones medulares.

En relación a la transmisión de enfermedades infecciosa de transmisión por agua (hídrica) o dérmica “no deben acceder, por riesgo de contagio, a la zona reservada a los bañistas”.

La Comunidad de Madrid vigila durante el verano las condiciones higiénico-sanitarias de las piscinas censadas en la región, excluyendo las del Ayuntamiento de la capital. Además, colabora con los municipios que carecen de los recursos suficientes para realizar las inspecciones, como aquellos con menos de 20.000 habitantes.

Las piscinas de uso colectivo, públicas y privadas, incluidas las de comunidades de vecinos de más de 30 viviendas, deben disponer de un servicio de socorrista, tal como recoge el Decreto 80/1998 de 14 de mayo que regula las condiciones higiénico-sanitarias de las piscinas de uso colectivo.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí