La Policía Municipal de Móstoles pone en marcha el plan preventivo para reducir el consumo de alcohol en la vía pública

0

La Policía Municipal de Móstoles pondrá en marcha desde este viernes y hasta el 11 de octubre, el Plan Preventivo del Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Vía Pública y por Menores en Locales de Ocio y Establecimientos. 

Coincidiendo con el periodo estival en el que, con la llegada del buen tiempo, los vecinos se animan a disfrutar de las zonas verdes y espacios públicos de la ciudad, la Policía Municipal destinará unidades policiales de barrio para evitar conductas como el “micro-botellón”, que perturban la convivencia y el normal uso de estos espacios. También realizará una tarea pedagógica con los más jóvenes, pretendiendo concienciar a los menores y adolescentes del efecto nocivo que el consumo de alcohol y otras sustancias pueden causar sobre su salud.

Los agentes también supervisarán el cumplimiento de la normativa por parte de los establecimientos comerciales y locales de ocio, especialmente en lo relativo a la venta de bebidas alcohólicas a los menores y su acceso a los locales de ocio, pero también se vigilará el respeto a los horarios de apertura y cierre de los citados locales.

Entre las medidas de esta iniciativa destacan: la presencia uniformada y de paisano en zonas de mayor afluencia de menores y en el interior de los locales de ocio, en los parques y zonas públicas para evitar el consumo de alcohol; el contacto con titulares y responsables de locales para informarles del Plan y de la importancia de su colaboración. Esa labor informativa se hará extensiva a las asociaciones vecinales (a través de las Juntas de Distrito), para que, en caso de que detecten los hechos que se pretenden evitar, informen a la Policía Municipal a la mayor brevedad posible.

La Policía realiza varias recomendaciones, como la prohibición a los propietarios de los establecimientos para que vendan bebidas alcohólicas a menores de 18 años; recuerdan que el consumo de sustancias estupefacientes en lugares públicos está totalmente prohibido y será responsable también el propietario si permite el consumo en su local, además de las sanciones que pueden superar los 500 euros, de las que serán responsables los padres y tutores legales subsidiariamente e el caso de que el infractor sea un menor.

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí