Fe y tradición para concluir las fiestas de Villaviciosa de Odón

0

[sam_ad id=»25″ codes=»true»]

Procesion Nuestra Señora de la Soledad Villaviciosa de Odon

La procesión de Nuestra Señora de la Virgen de la Soledad puso el cierre a las fiestas patronales de Villaviciosa de Odón que son, ante todo, en honor al Santísimo Cristo del Milagro y a la Soledad. Miles de vecinos acompañaron con fe y devoción a María en su recorrido por las calles céntricas de la localidad. Araceli Puertas y Ángel Pascua, presidentes de ambas hermandades, valoran positivamente los festejos 2013, en el que es su último año al frente de las juntas de ambas instituciones.

La fe y la devoción llenaron las calles de Villaviciosa durante el último acto de las fiestas, la procesión en honor a Nuestra Señora de la Virgen de la Soledad. Miles de vecinos acompañaron a la Virgen en su recorrido que comenzó y concluyó en la iglesia de Santiago Apóstol. 

Las mujeres portaron la bella imagen de Nuestra Señora, que lucía engalanada de flores ante la admiración y respeto de los vecinos que se santiguaban a su paso. Muchos esperaron a la la salida de la iglesia, otros en la calle Carretas, los menos en la Plaza de la Constitución.

El sentimiento fue en aumento, así los rostros de los que contemplaban a la Virgen se tornaban en un gesto de admiración. Mayores, jóvenes y niños miraban asombrados la belleza de la imagen por las céntricas calles villaodonenses. Muchas personas no pudieron contener sus lágrimas al admirar el rostro de María, e iniciaron el paso sumándose a la procesión que durante una hora y media fue el foco de atención en el último día de las fiestas.

Homenaje a la Virgen de la Soledad Villaviciosa de OdonCerca de la Plaza de la Constitución un grupo de vecinos ofreció a la Virgen su voz y guitarras en un emocionante canto que se prolongó durante unos minutos, una oración de agradecimiento a la madre de Jesucristo por su cercanía con todos.

Satisfacción en las hermandades

Tras finalizar la procesión, la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad procedió a adjudicar las andas del paso y acto seguido una pequeña mascletá puso fin a estas fiestas.

Visiblemente emocionados, Araceli Puertas, presidenta de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, y Ángel Pascua, de la del Santísimo Cristo del Milagro valoraron con satisfacción estos festejos. «Estamos contentos porque ha salido todo muy bien. El tiempo ha acompañado y ha venido mucha gente a todos los eventos», señalaron.

Puertas y Pascua han vivido sus últimas fiestas como presidentes de sus hermandades, ya que concluyen ahora su mandato en sus respectivas juntas. «Nosotros la verdad es que lo vivimos con otra emoción porque acabamos en nuestro cargo. Después de dos años estamos muy contentos por esta experiencia. Los hemos vivido con ilusión pero siempre con la responsabilidad de que todo salga bien», indicó Araceli. Por su parte, Ángel recalcó que «ha sido un honor»  haber vivido estos dos años la experiencia de ser el presidente de la Hermandad.

Ambos han percibido tras su etapa cómo la gente de las urbanizaciones se han acercado un poco más a las hermandades para compartir con ellos sus actos y tradiciones. «Cada vez más los vecinos de las urbanizaciones se integran más con las hermandades», afirmó Puertas, quien lo que más va a recordar de su etapa como presidenta es la vivencia de la Semana Santa. “Para mí es muy emocionante y se vive con los sentimientos muy a flor de piel». Además, quiso remarcar el compañerismo entre todas las hermandades para sacar adelante los eventos y mantener viva la tradición.

Tanto Araceli como Ángel quisieron dar las gracias a todos los que les han ha ayudado en esta etapa, «tanto particulares como Ayuntamiento y a las hermandades», porque «la colaboración es fundamental», afirmaron a Villaviciosadigital.

Por último, pidieron a la gente que se «unan a las hermandades» y se hagan hermanos para que «esta tradición continúe«.

 

Texto e imágenes: Israel Revilla Canora

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí