Detenidas cuatro personas por la autoría de 181 robos en el interior de vehículos rompiendo las ventanillas

0

Los sujetos están implicados presuntamente en esta serie de robos que habrían perpetrado en siete provincias españolas: Comunidad de Madrid, Segovia, Guadalajara, Toledo, Cuenca, Valencia y Zaragoza.

La Guardia Civil del  Área de Investigación del Puesto de Colmenar Viejo en coordinación con el Equipo ROCA de la Compañía de Segovia, han detenido a cuatro personas, pertenecientes a un grupo criminal, por su presunta implicación en 181 robos. Éstos se perpetraban con fuerza  y rotura de ventanillas en el interior de vehículos, y también se les imputan delitos de estafa por uso fraudulento de tarjetas de crédito, siendo su ámbito de actuación siete provincias españolas: Comunidad de Madrid, Segovia, Guadalajara, Toledo, Cuenca, Valencia y Zaragoza.

Las pesquisas de este cuerpo de seguridad comenzaron en el mes de abril al incrementarse las denuncias de robos en el interior de coches en la localidad madrileña de Colmenar Viejo. Después de una investigación minuciosa los agentes detectaron numerosos hechos delictivos similares efectuados en diferentes provincias de España, de modo que procedió a identificar y localizar a los autores de los delitos.

Autoescuela Triumph

Tras las declaraciones de varias personas y la visualización de una serie grabaciones se consiguió averiguar la identidad de los presuntos ladrones. En total son cuatro personas de nacionalidad rumana de entre 24 y 44 años, y que cuentan con antecedentes por delito de robo con fuerza. Residían en diferentes localidades de Madrid, concretamente tres de ellas en el distrito de Carabanchel y otra en la ciudad de Aranjuez.

El modus operandi de estos sujetos se basaba en localizar eventos principalmente deportivos dentro del territorio nacional, donde se produjera una gran concentración de vehículos estacionados en aparcamientos o descampados, siempre alejados del núcleo de población. Después, escogían los vehículos a los que robar y utilizaban una tuerca de aleación para fracturar las ventanillas auxiliares de los vehículos que desvalijaban rápidamente. Generalmente sustraían material deportivo, aparatos electrónicos tipo GPS, teléfonos móviles, tabletas y dinero en metálico, además de documentación personal y documentos identificativos para su posterior uso fraudulento en cajeros.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí