Vicente González-Costa, un toledano que mejora sonrisas en Villaviciosa a pesar de la crisis

4

Vicente Gonzalez Costa portada

El joven Doctor en Odontología y ortodoncista, el toledano Vicente González-Costa, vence a la crisis a base de mejorar las sonrisas de villaodonenses, madrileños o mostoleños desde el año 2006.

Al contrario que a la mayoría de los niños, a Vicente le gustaba ir al dentista. Así, con 10 años viajaba desde Toledo a Madrid para que el doctor Moreno le arreglase su dentadura. “Me sentí bien y se me ocurrió que podía dedicarme a eso”, cuenta con jovialidad al recordar esos momentos. El ambiente de ese centro de Odontología, donde se podía hablar con la gente, sedujo al que hoy es dueño de la Clínica de Ortodoncia y Prevención de Villaviciosa de Odón.

En 1994 comenzó a estudiar Odontología, lo que le llevó a colaborar con el doctor Moreno, fuente de su vocación. Se licenció por la Universidad Complutense en 1999 con buenas notas y, hasta que abrió Ortodoncia y Prevención en 2006, trabajó en varias consultas como odontólogo general mientras estudiaba algunas especialidades y el Máster de Ortodoncia. Además, fue empleado en la Seguridad Social y colaboró en algunas universidades. “Era una vida bastante movida, pero también dedicaba tiempo a vivir y así conocí a mi mujer”, comenta orgulloso.

Uno de sus profesores, Florencio Pérez, tenía su consulta en la que hoy es su clínica. Se iba a jubilar y en 2005 le propuso quedarse con su centro. “Fue una suerte”, reconoce este joven empresario. Así, comenzó a pasar consulta con Pérez y a atender a cada vez más pacientes hasta que en 2006 Vicente se quedó al frente y creó Ortodoncia y Prevención. “Lo más bonito de empezar con tu negocio es que le puedes dar tu toque personal, decidir cómo quieres que funcione, porque es tu proyecto, y tomar tus propias decisiones. Eso da buenas sensaciones”, reconoce.

Vicente concentrado en su trabajo.
Vicente concentrado en su trabajo.

¿Cómo fue ese paso de crear una empresa?

“Es una formación que no te dan en la carrera y se aprende andando y lanzándote. Evidentemente, con la ayuda de la familia y de compañeros, con quien comentas las cosas, con algún asesor pero así nació, con el apoyo de mis dos hermanas. Lo vi como una oportunidad que surgió y así empezamos”.

Este toledano supo mantener las bases que había en una consulta que llevaba en Villaviciosa más de 15 años, a la vez que aportó algunos cambios. “Florencio es una persona muy simpática y el buen ambiente lo había ya; creo que ahora también lo hay”. También hizo reformas al cabo de dos años, e introdujo rayos x y algunas técnicas nuevas.

La particularidad de la empresa de Vicente es que es la única clínica de ortodoncia exclusiva de Villa, de manera que no es competencia del resto de dentistas y más bien un colaborador, un modelo diferente al de otros centros más generalistas. “Colaboro con otros compañeros dentistas del pueblo e intercambiamos flujo de pacientes. Ese trabajo en equipo es muy enriquecedor y es el modelo que se lleva en Estados Unidos”.

Una de las ventajas de este modelo que representa Ortodoncia y Prevención es que tiene un equipo más especializado y abre la consulta todos los días, frente a los centros más generalistas en los que el ortodoncista sólo acude algunos.

Loli Gallego y su hija Paula.
Loli Gallego y su hija Paula.

Cultura dental en España

Sus pacientes son de Villa, pero también de Móstoles, Alcorcón y Madrid. Ahora ya no son sólo niños porque desde hace algunos años cada vez más adultos deciden arreglarse la boca. “Ha habido un cambio por cultura dental en la sociedad española. La mayoría de los adultos lo hacen por estética y también muchos nos los remiten de otras consultas donde les hacen trabajos de dentista general. Con la ayuda de la ortodoncia se realizan tratamientos que mejoran la boca y el resultado final es mejor”, resalta Vicente.

Una de sus habituales es Loli Gallego, una villaodonense que lleva a sus dos hijos a Ortodoncia y Prevención. “Yo venía con mi hijo mediano cuando estaba Florencio y ahora Vicente trata a los otros dos. Estamos aquí por la confianza, a pesar de que en Villaviciosa hay muchas clínicas; estas cosas son caras y al final buscas que ese esfuerzo se recompense con un trabajo bien hecho”, recalca Loli.

Además de gestionar su centro, González da clases en la Universidad Alfonso X y en el CEU, a lo que hay que añadir su reciente doctorado, cuya tesis trató sobre materiales adhesivos de brackets que liberan flúor, mitigando los efectos de la acumulación de comida. Sin duda, los avances en esta especialidad son importantes: dispositivos intraorales, células madre, etc, aunque para Vicente el futuro está en la prevención y en ocultar los aparatos, gracias a sistemas como Invisalign, empleado por González-Costa en su clínica.

Vicente reconoce abiertamente que no ha notado la crisis hasta el pasado año, pero sí ha tenido algunos pacientes a los que ha ayudado facilitándoles los pagos o priorizando casos en los que había una mayor urgencia por salud.

Ante el futuro se muestra optimista. Vive su sueño y ejerce la profesión que le gusta, un trabajo con el que puede mejorar las sonrisas de la gente a pesar de estos tiempos difíciles.

 

Redacción

Fotos: IRC

 

 

4 Comentarios

  1. Es un suerte que en Villaviciosa tenga al Dr. Vicente González Costa un magnífico ortodoncista. Cualquiera que le conozca y le trate recibe su formación y entusiasmo.

  2. El éxito sóloesel resultado del trabajo bien hecho con profesionalidad, dedicación, innovación y constancia.
    Es una suerte tener alDr. En nuestfo pueblo y que sirva de ejemplo del bien hacer del trabajo en equipo con el resto!!

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí