Ya está activo el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid

0

Desde la pasada medianoche queda prohibido entrar o salir de la región sin causa justificada hasta el 9 de abril, medida que recoge el decreto publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) desde el día 13 de marzo.

Después del cierre perimetral que estuvo en vigor desde el 17 y el 21 de marzo con motivo del puente de San José, la Comunidad de Madrid está cerrada. Desde las 00.00 horas  quedó perimetrada con el objetivo de limitar la movilidad entre las comunidades autónomas y evitar una cuarta ola de la pandemia por la COVID-19. La Delegación del Gobierno en Madrid ha activado a más de 4.500 efectivos policiales para controlar las restricciones de la movilidad.

En cuanto al toque de queda, pese a que el Ministerio de Sanidad sondeó a las comunidades autónomas acerca de adelantarlo a las 20.00 horas, finalmente se mantiene hasta el 12 de abril de 23.00 a 6.00 h. El sector de la hostelería y de la restauración puede permanecer abierto hasta esa hora, quedando prohibida la entrada de nuevos comensales después de las 22.00 horas.

Asimismo, Sanidad estudia el cierre del interior de bares y restaurantes en zonas donde la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes sea superior a 150 casos en los últimos 14 días. Si definitivamente se aprueba esta restricción en la Comisión de Salud Pública, la Comunidad de Madrid se vería afectada ya que actualmente tiene 228.

Medidas vigentes

Por otro lado, el decreto prorrogará hasta el 9 de abril la prohibición de reuniones de no convivientes en domicilios, salvo que se trate de cuidados a terceras personas (mayores, dependientes, menores de edad o personas vulnerables), o parejas y matrimonios que vivan en domicilios distintos, personas que viven solas, que podrán reunirse con una única unidad de convivencia.

El número de comensales en las terrazas se mantiene con un máximo de seis personas por mesa, y hasta cuatro en el interior de los establecimientos. Asimismo, reitera la obligatoriedad del uso de mascarilla de forma continuada, tanto en el interior como en la terraza, excepto en el momento concreto de la ingesta de bebida o comida.

Además, sigue siendo obligatorio, dentro de las medidas preventivas para hacer frente al coronavirus, asegurar la ventilación adecuada de los establecimientos, ya sea por medios naturales o mecánicos; y se mantiene la prohibición del consumo en barra.

En cuanto a los comercios, deben cerrar a las 22.00 horas como muy tarde, y más allá solo pueden permanecer abiertos los que presten servicios imprescindibles e inaplazables como farmacias, centros médicos, veterinarios y gasolineras.

Los cines, teatros, auditorios, circos de carpa, salas multiusos polivalentes, “espacios similares” y lugares de culto podrán terminar su actividad después de las 22.00 si los asistentes respetan el toque de queda.

En relación a los aforos, en lugares de interior están al 50% y sigue suspendido el servicio en barra en bares y restaurantes. Las excepciones a la norma general del 50% son: 75% de ocupación en teatros, cines y otras instalaciones culturales, 40% en las salas multiusos polivalentes (como el Wizink Center) y 75% las terrazas al aire libre, establecimientos comerciales y centros de formación no reglada.

Finalmente hay que recordar que debido a las restricciones, la Diócesis de Getafe suspendió los actos de Cuaresma y Semana Santa que se realizan en vía pública. Sí habrá celebraciones litúrgicas en el interior de los templos, respetando todas las normas de Sanidad; restricción de aforo, distancia social y al uso obligatorio de gel desinfectante y mascarilla.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí