«VOX o el huevo de la serpiente. Volviendo al nacionalcatolicismo»

3

Las últimas elecciones andaluzas han traído pésimas noticias a los demócratas. La derecha que cuestiona ciertos derechos humanos, VOX, ha sido tenida en cuenta en el pacto del Gobierno andaluz.

Todos los partidos tienen ejemplos de actuaciones antidemócratas: corrupción, clientelismo…, lo sufrimos en el ámbito nacional y en el andaluz, no voy a justificarlo (PP y PSOE tienen mucho que purgar). Pero ciertas propuestas de VOX suponen la quiebra de nuestro Estado de Derecho acorde con DDHH que defienden la no discriminación de personas por su raza, sexo, género, orientación sexual… y la prevención de la violencia contra ellas. Si normalizamos el traspaso de esta línea roja alimentaremos el “huevo de la serpiente” y contribuiremos a perfilar un abismo totalitario que tanto recuerda al nacionalcatolicismo franquista. Lo explico.

Las propuestas de VOX de derogar leyes que protegen a mujeres y comunidad LGTBI (y sus derechos) suponen el cuestionamiento de los DDHH que emanan de la ONU, y que secundan la UE, OMS…  Algo similar sucede con algunas de sus propuestas anti-inmigración (no podré explicarlo).

Autoescuela Triumph

VOX cuestiona cosas incuestionables como que muchas mujeres son víctimas de constante y/o extrema violencia que ejercen hombres y ello se debe combatir con jurisprudencia específica. Las estadísticas lo reflejan sin lugar a dudas, pero sus apóstoles las ignoran, inventan datos o los interpretan malévolamente. Por ejemplo, en jurisprudencia de violencia de género dando por hecho que las denuncias sobreseídas (la mayoría provisionales) equivalen a absoluciones, confundiendo sentencia absolutoria con denuncia falsa, etc. Como dice Rodríguez Santocildes, magistrado de la Audiencia Provincial de Asturias y responsable de la sección especializada en violencia de género: «Estamos llegando a una alerta sobre los feminicidios como la hubo con el terrorismo. Pero, el problema es que esa alerta social se tambalea de puertas hacia adentro»; y ello se debe a que «la igualdad real no existe aún».

Es evidente que la mayoría de hombres no mata, pero si un partido y ciudadanía afín están más preocupados de si se juzga igual una bofetada de hombre o de mujer (con relación afectiva presente o pasada) que del feminicidio con el que desayunamos tantos días, es que les falta humanidad. Esta falta de humanidad no equivale a maldad, la mayoría son personas mal informadas y prejuiciadas por una educación machista que impregna todo desde lo menos consciente, pero la falta de autocrítica e interés por el análisis riguroso de datos la favorece y desde luego no se puede permitir que un partido la aúpe en su programa. Ahí está la línea roja que no deben traspasar. El feminicidio está presente en el mundo y en Europa, donde España es de los países con menos asesinadas, quizá a VOX se le podría ocurrir que la Ley de Violencia de Género que quieren derogar tiene mucho que ver.

«ciertas propuestas de VOX suponen la quiebra de nuestro Estado de Derecho acorde con DDHH»

También quieren derogar la Ley 12/2007 que promociona la igualdad de género. En este tema hay mucho que hacer pues lo legislado choca con un statu quo consuetudinario que lo castra, pero es que el machismo (esa ideología excluyente que adjudica desde la cuna roles, emociones y sensibilidades según el sexo) existe, y es tanto más fuerte cuanto menos se identifica. Precisamente porque el feminismo lo visibiliza todos los días l@s líderes y ciudadan@s apegados a una identidad nacionalcatólica que santifica la familia tradicional, se sienten amenazados, buscan la reversión de los cambios y la negación de la injusticia que impregna su modelo social. Modelo injusto no solo porque favorece la supremacía del hombre sobre la mujer, desigual reparto de cuidados, tareas domésticas, salarios, puestos laborales… si no porque tampoco da cabida a otros modelos de familia. Y ello supone para la comunidad LGTBI una conculcación de derechos (por ello quieren derogar la Ley 8/20017).

El nacionalcatolicismo reniega de la libertad de orientación sexual y de identidad de género, es homo y transfóbico y considera a los DDHH que reconocen estas libertades una “ideología” (en sentido peyorativo). Este es el gran problema de los apóstoles de la derecha, mayor cuánto más extrema, tienen un concepto negativo del concepto ideología, muchos creen que no tienen ideología y otros no reconocen el sectarismo de sus convicciones ideológicas. Por ello tienden al totalitarismo.

El resurgir de la extrema derecha mundial está vinculado a los coletazos de la crisis de 2008, siempre se buscan chivos expiatorios de lo que pasa y las ideologías totalitarias los brindan en bandeja. En España la derecha nacionalcatólica ha seguido presente en partidos minoritarios y en el ala extrema del PP (cargos y votantes), Aznar la revitalizó y fomenta desde FAES. Una parte de los que sienten más amenazada su identidad nacional y moral (por la inmigración, el feminismo, el nacionalismo catalán…) se han pasado a VOX. Casado, sucesor aznarista, hace declaraciones próximas al discurso de VOX que preocupan a líderes del partido: Feijóo reclama “respetar la pluralidad” y “a quienes, cumpliendo las leyes, no piensan como nosotros”; Rajoy advierte contra el “sectarismo” y los “doctrinarios”; Ana Pastor mantiene que “los demócratas estamos con las mujeres para protegerlas y que no se las use»… Si lo obvia, el PP tiene el riesgo de seguir escindiéndose y perder el centroderecha político que dice representar. En otros países europeos los partidos demócratas de derecha hacen “un cordón sanitario” con la extrema derecha.

«El resurgir de la extrema derecha mundial está vinculado a los coletazos de la crisis de 2008»

Es probable que buena parte del nicho electoral de VOX esté también en ciudadan@s de sectores populares que se dejan mecer por cantos de sirena de un partido que expresa en alto lo que muchos piensan y dicen en sus casas, chats y bares. Desde la antropología se sabe que el cambio de mentalidad es muy lento. Seguramente la diversidad cultural y moral presentes en nuestra sociedad ha pillado a much@s a contra pie (sin flexibilidad reflexiva). Si al mismo tiempo est@s están siendo víctimas del paro, el trabajo precario, el receso del estado del bienestar, sienten tambalear su sentido de familia, sexualidad, patria (que pone en quiebra el independentismo catalán)…, y en el caso de los hombres además han de asumir el cuestionamiento de privilegios, de su “hombría”, la aceptación de divorcios o separaciones que no esperaban…, es evidente que el riesgo de que voten populismo conservador es grande.

Toca hacer ver que la incertidumbre y liquidez en las relaciones personales, étnicas, nacionalistas… propias de nuestra sociedad no tienen por qué llevarnos al apocalipsis, mientras se respeten valores humanos fundamentales para la paz y la justicia. Valores que no garantiza una bandera, un partido, ni un Dios exclusivo. Esos valores, en los que hemos de mirarnos políticos y ciudadanos, son los derechos humanos sin los que no es posible la democracia y cuya conculcación conduce al abismo excluyente y totalitario, a la inhumanidad más atroz con los “otros”.

Yolanda Guío (@Guiocerezo

(Educadora y antropóloga)

3 Comentarios

  1. Igualdad implica que un varon español, blanco, con trabajo, católico y heterosexual no sea discriminado por ninguna de las leyes de este país, y exactamente eso es lo que está sucediendo ahora mismo.
    Quiero un trato digno para esta «especie» extraña que muchos quieren culpar de los males de la sociedad.
    Justicia para aquellos que no cumplen las leyes, independientemente de sexo, raza, posicion social, religión o tendencia sexual.
    Y de eso, Sra. Educadora y Antropologa socioemocional, nadie habla.

  2. Me parece un acierto el análisis que hace Sra Guio
    Nada justifica que haya partidos que quieran revertir nuestra actual sociedad en aquella otra trasnochada y negra historia que jamas debía haber surguido
    España y su ciudadanía, creo, está por encima de estos intentos de grupos politicos que aprovechan las circunstancias sociales para alimentar el odio y el racismo hacia los diferentes…
    Es incomprensible
    Que las tres derechas emanadas de una sola cabeza aznarista contenga las posibles fugas de votos desencantados, el mejor ejemplo Andalucia, donde se hadado un gobierno tripartito con acuerdos a dos bandas PP&CIUDADANOS PP&VOX
    Tengo la sensación que Vox marca la agenda del PP y gobierna en la sombra en Andalucia
    Le felicito Sra Guio por su vision y buen ojo señalando lo que se esconde bajo la perversidad del lenguaje
    Gracias

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí