Villaviciosa podría obligar a sus hosteleros a realizar gastos para mejoras estéticas, de seguridad e higiene en las terrazas

0

RegueraLos hosteleros de la denominada Zona de Interés Estético y Cultural (ZIEC) podrían ser obligados a uniformar a sus empleados, cambiar cerramientos y adaptar los colores del mobiliario según lo establecido por el borrador inicial de la nueva ordenanza de terrazas y veladores, aprobado hoy por el PP con el rechazo de todos los grupos de la oposición.

El edil de Comercio e Industria anunció subvenciones en la tasa municipal para los hosteleros que tengan que adaptarse a la norma.

El Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, celebrado hoy, ha aprobado con los votos del PP, el borrador de la nueva ordenanza de terrazas y veladores, que actualiza la existente del año 2005. Tras esta aprobación inicial, y una vez publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, se abrirá un periodo de alegaciones de un mes, en el que cualquier persona podrá presentar un escrito alegatorio.

El concejal de Comercio e Industria, Agustín Reguera, señaló en su primera intervención que debido a los cambios normativos de los últimos años relativos al comercio, la Ley antitabaco, la antigüedad de la ordenanza actual, o la crisis económica, se hace necesario una nueva normativa que “va a dar una nueva imagen” al municipio, “reforzando la seguridad, la limpieza, la higiene y la calidad estética de las terrazas”.

El objetivo de esa nueva ordenanza es “dar una personalidad propia” a las instalaciones, para que estén “a la altura” del patrimonio cultural y medioambiental del municipio, afirmó el edil.

También repasó algunas de las actuaciones del Consistorio para dinamizar el comercio y la hostelería, sector que calificó de “básico” dentro de la economía de Villaviciosa de Odón.

Los cambios que recoge la nueva normativa, se fundamentan, en que el equipo de Gobierno quiere ofrecer una imagen “más homogénea» de las terrazas, por lo que reconoció que es “más rigurosa en los requisitos estéticos».

Pretenden dividir el municipio en dos zonas, una denominada Zona de Interés Estético y Cultural (ZIEC), que corresponde al casco histórico (calle Carretas, Nueva, Abrevadero, Santa Ana, López-Puigcerver, Arroyo, López-Polín, Móstoles, Gonzalo Calamita, Del Puente, plaza de la Constitución, Mayor, plaza Humilladero, Federico de Latorre, plaza del Mercado, calle Del Mercado y Lacedón) y el resto.

Ampliación del periodo

Las exigencias del Consistorio podrían aumentar en temas relativos a la higiene y seguridad en las terrazas, y se amplía un mes el periodo de permanencia de las mismas, que sería del 1 de marzo al 31 de octubre.

Se incrementarán los requisitos estéticos de las que están ubicadas en la ZIEC: obligatoriedad de uniforme en los camareros, prohibición de publicidad y cerramientos verticales, las mesas y sillas deberán ser de un único color, dentro de una variedad elegida por la Concejalía; los parasoles, toldos o pérgolas deberán tener también los uniformidad en los colores, algo que sucederá igualmente en la otra zona (no se permitirán los colores primarios); las estructuras  tendrán que ser según la normativa.

En cuanto a la limpieza, las tarimas serán obligatorias en las terrazas que ocupen asfalto y con materiales ignífugos y fáciles de limpiar.

La seguridad y accesibilidad también estará controlada; las que estén pegadas al asfalto deberán tener un espacio alrededor, junto con elementos de separación como mamparas de vidrio o metacrilato y jardineras. En relación a estas últimas, el Ayuntamiento establecerá en la ZIEC qué tipo, y la plantación que llevarán.

Para que los hosteleros afectados puedan adaptarse a la nueva normativa, Reguera anunció ayudas, en forma de subvenciones en la tasa municipal, aunque no concretó la cuantía.

Por último, señaló que en este texto está recogido el consenso con los hosteleros (con quien dijo haberse reunido en dos ocasiones), la opinión de “cientos de personas”, y que cuenta con el apoyo “muy mayoritario”, el de más del 90 por ciento de la población, según Reguera.

«Prohibitiva»

Todos los grupos de la oposición votaron en contra de esta normativa que calificaron de “prohibitiva”. Así, la edil de IU Maribel Martínez, señaló que entiende que hay que regular la instalación de terrazas, pero calificó de “exagerada” la que planteó el concejal del área. Además, señaló que efectivamente, tendrían personalidad; “tienen personalidad propia, la suya”, afirmó; se mostró confusa sobre la inclusión de calles en la ZIEC y acusó de falta de consenso en la elaboración de la norma.

Por su parte, desde el PSOE, su portavoz, Juan Carlos Bartolomé, calificó este texto como “la más restrictiva y prohibitiva” ley, porque, en su opinión, “sólo le falta regular los aperitivos”. Por eso y por la falta de consenso con los hosteleros, pidió a Reguera que la retire. “Una cosa es regular, y otra cosa imponer”, indicó.

Finalmente, desde UPyD, María José Revaldería, siguió en esa misma línea en contra del borrador, y recordó que ya solicitaron la retirada de este texto. “Es demasiado exigente con los temas estéticos, no se ha tenido en cuenta las características del municipio”, porque habla de una zona de interés turístico en la que en muchas de las calles no hay terrazas. De esta manera acusó de discriminatoria esa división de las terrazas en la localidad.

Sobre las ayudas a los hosteleros, se preguntó cuánto y cómo se iban a otorgar, y si finalmente serían los vecinos quienes deberían costear esas adaptaciones obligatorias en los equipamientos de ese sector.

Antes de la votación, Reguera acusó a la oposición de falta de argumentos, de demagogia, y de “no escuchar a los vecinos”, porque, según dijo, el equipo de Gobierno representa al 70 por ciento de la población.

 

IRC

Foto: Juan Lucas.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí