Una villaodonense impulsa un proyecto solidario con niños y personas con discapacidad en Marruecos

0
Diana Martínez y Soufiane Tahiri,, fundadores de VEM. (Foto: VEM).

Diana Martínez Carracedo, que ha vivido en Villaviciosa de Odón casi toda su vida, es la coordinadora de Voluntariado en Marrucos (VEM), un programa de voluntariado internacional junto con la Asociación MAS.

La joven es trabajadora social por la Universidad Complutense y Máster en Cooperación Internacional al Desarrollo. Ha vivido casi toda su vida en Villaviciosa de Odón, pero desde hace nueve meses reside en Marruecos. «Desde que estoy aquí trabajando y viviendo, en relación con un contexto tan diferente, me he dado cuenta de que podía hacer un poco más. Por ello me he unido a unos compañeros y compañeras con las mismas inquietudes y hemos fundado voluntariado en Marruecos», ha explicado a Villaviciosadigital.es.

Martínez impulsa VEM desde mediados del 2018, con el que pretende «visibilizar la realidad social que viven las familias marroquíes con discapacidad y permite a profesionales de diferentes perfiles y sectores apoyar a asociaciones locales». Por eso invitan a personas residentes en España a apoyar a varias ONG pequeñas que trabajan en Tetuán (norte de Marruecos) con infancia y discapacidad, y a la vez conocer la ciudad y realizar un intercambio cultural.

Autoescuela Triumph

VEM programa viajes de entre 5 y 14 días que se pueden consultar en este enlace en los que combina el apoyo a los equipos de las asociaciónes Nour, Youssoufia y otras ONG de Tetuán, con unas actividades turísticas y de intercambio cultural. Los voluntarios, viajan en grupo y comparten sus conocimientos y experiencias con esas organizaciones «en espacios terapéuticos y lúdicos».

El voluntariado se realiza principalmente con la Asociación Nour de Parálisis Cerebral, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la atención integral de familias y personas afectadas por esa enfermedad y otras encefalopatías con tratamientos afines. Fue fundada en junio de 2006 por los propios familiares de enfermos.

Entre los perfiles profesionales que demandan están estimuladores; psicomotricistas; logopedas; educadores especiales; maestros de AL y PT; psicólogo; fisioterapeutas; terapeutas ocupacionales; trabajadores sociales; fotógrafos; animadores socioculturales; profesores de educación física; profesores de español; monitores de ocio y tiempo libre. Nos obstante, apunta a que también hay cabida para otro ya que «cualquier persona puede aportar algo».

Quienes deseen participar como voluntarios, cuentan con alojamiento, traslados al aeropuerto, manutención y un programa formativo que incluye coloquios sobre la vida en Marruecos (derechos, educación, religión, arte, geografía, historia…), clases de árabe dialectal, introducción a la cooperación internacional al desarrollo, y otros temas relacionados.

La diferencia de este proyecto de voluntariado respecto a otros es «el trato personalizado», según Martínez. A cada voluntario les piden el curriculum, valoran sus capacidades y las actividades en las que se sienten más cómodos y «ajustan las actividades del programa a máximo». También les explican con detalle el contexto donde van a realizar la labor para que en el tiempo que dure la acción den lo máximo a la ONG local y obtengan una experiencia personal y profesional «satisfactoria».

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí