Una receta centenaria llega a los roscones de Reyes de la confitería Bee Happy de Villaviciosa

1


DSC00380_opt

Desde que comenzaron las Navidades María Asunción Abella, propietaria de la pastelería Bee Happy, amanece cada mañana con el objetivo de reproducir para los villaodonenses, los matices y sabores del roscón de Reyes que elaboraba su madre para sus seis hermanos. 

Es más que una receta cargada de tradición, es un homenaje y una muestra del cariño de la empresaria hacia su progenitora. Un agradecimiento que pretende hacerse sentir en cada uno de los paladares de las personas que prueben un producto que María Asunción Abella, «Asun», elabora artesanalmente en su cocina.

Bee Happy se acuerda de los más pequeños de la casa y ofrece unos roscones individuales que pueden ir rellenos desde los sabores más tradiciones como nata y trufa, hasta los llamativos, crema y crema de leche. Existen dos tamaños más, uno mediano de medio kilo y grande de kilo.

DSC00398_optTroncos navideños de trufa y nata empiñonados, delicias de mazapán, polvorones, mantecados y galletas decoradas son otras de las apuestas de repostería que coparán las sobremesas de los hogares durante estas fechas tan especiales.

“Que se dejen ayudar, que no se estresen», comenta Asunción quien ha preparado una amplia selección de canapés y mini -chapatas, aperitivos que socorrerán  a las familias que no gocen de tiempo para elaborar todos los productos que desean.

Todos las creaciones están ya expuestos en el mostrador de la pastelería para que los interesados en endulzar a sus familias en un día como Reyes y fechas próximas se acerquen a Bee Happy a adquirir o a reservar. “Asun”ruega por cuestión de tiempo de elaboración, avisar con 24 horas de antelación, o en caso de estar el establecimiento cerrado (calle Cueva de la Mora, Local 6-2) llamar al teléfono móvil 656 94 19 77.

Imágenes y texto Diana García Fran

1 Comentario

  1. Cuenta con nuestra familia para probarlo, te aseguro que somo bastante cautelosos al escoger el lugar para comprarlo, hay demasiado engaño, igual que con los panes, en nuestra localidad.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí