Todo preparado en el cementerio de Villaviciosa para celebrar el día de Todos los Santos

2

Atanasio Mansilla, vecino de Móstoles y más de tres años como responsable de mantenimiento del cementerio municipal, realiza los últimos trabajos para que mañana esté todo listo y los villaodonenses puedan visitar las tumbas de sus difuntos.

Son las 11 de la mañana y varios vecinos se encaminan al cementerio municipal con ramos de flores. La afluencia es mayor que otros días porque es la víspera de un día señalado en el calendario religioso, Todos los Santos. Esta festividad fue instituida en honor a todos los santos, según Urbano IV, para compensar cualquier deficiencia en la celebración de las fiestas en honor a ellos durante el año.

Los primeros cristianos acostumbraban a conmemorar el aniversario de la muerte de un mártir, lo que acompañaban con el intercambio de reliquias y el encuentro entre sus comunidades. La Iglesia, algo antes del año 350, ya señaló un día en común para todos, aunque al principio sólo se recordaba a la mártires. No fue hasta el mandato de Gregorio IV, entorno al año 830, cuando se estableció el día 1 de noviembre como fecha para recordar a todos los difuntos de la comunidad cristiana.

Se nota la crisis

Villaviciosa de Odón celebrará pues esta fecha aunque, como comenta Atanasio, la fiesta ha cambiado por la crisis. “No hay tanto movimiento, hay menos gente. Otros años todas las sepulturas tenían flores y ahora te das una vuelta y algunas no tienen nada”, comenta.

Desde hace algo más de tres años, Atanasio Mansilla se encarga de que el cementerio “esté impecable”; quita las malas hierbas, pasa la sopladora, recoge las hojas y abre y cierra las instalaciones para cuando llega un entierro. Asimismo, cuando ve alguna tumba en mal estado avisa al Ayuntamiento para que contacten con los familiares.

Desgraciadamente, el número de fallecimientos ha aumentado y Mansilla así lo ha notado. “Se hicieron sepulturas nuevas pero se van llenando a un ritmo importante”, comenta.

Mantenimiento del cementerio de Villaviciosa de Odón.

Supersticiones

De este tiempo que lleva como responsable, Atanasio recuerda algunas sorprendentes anécdotas, sobre todo relacionadas con supersticiones. “Han tirado, por lo menos dos veces, un pollo con monedas dentro, la última en pleno verano. No es una broma de buen gusto pero supongo que será por supersticiones. Otra vez, al abrir las instalaciones nos encontramos un círculo con velas y llamamos a la policía local y dijeron que podría ser un rito satánico” cuenta.

Por supuesto, también ha vivido momentos tristes como el entierro, celebrado este lunes, de una persona mayor que estaba en una residencia y nadie acudió a acompañarla, ni tan siquiera hubo responso. “Estaba yo, el del coche fúnebre y los dos enterradores”, finaliza.

Atanasio continúa con su trabajo para que mañana todo esté impecable y los vecinos de Villaviciosa puedan acompañar a sus difuntos otro año más.

Texto e imágenes: Redacción

[wzslider height=»400″]

 

2 Comentarios

  1. Lejos del intrusismo sin sentido de Halloween, este día se instituyó con un cariz alegre. En la práctica, este día recordamos a los seres queridos que ya no están con nosotros, lo que le impregna de un tinte de nostalgia. Yo recuerdo siempre esta fecha con un sentido muy familiar y acogedor: la familia junta en el cementerio, recuerdo de mis abuelos, comienzo del frío…¡y los riquísimos buñuelos!. Me encantan estas tradiciones con sentido y conviene recordarlas como Villaviciosadigital lo ha hecho con esta noticia.

    • Gracias, sin duda esperemos que Halloween no acabe con el día de Todos los Santos, la fiesta que siempre se ha celebrado en España.
      Un saludo

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí