Testimonios de nostalgia, diversión y encuentro de Esteban Caloto, Ángeles Izquierdo, José y Jorge Medrano sobre San Sebastián

0

 

Villaviciosa de Odón vivió este miércoles la festividad con más solera en el municipio, la que provoca el punto álgido en la confraternización entre los vecinos. Villaviciosadigital ha recogido el testimonio de cuatro personas con gran arraigo en el municipio, para los que San Sebastián es la fiesta en mayúsculas.

Cientos de vecinos disfrutaron este miércoles de este día tan especial para Villaviciosa de Odón y para otros muchos municipios de España.

San Sebastián, cuya esencia es religiosa, nació en Francia en el año 256 y era militar. Su fe cristiana le llevó a visitar a escondidas a cristianos encarcelados por Roma a causa de su religión. Esa labor pastoral fue descubierta, por lo que fue denunciado ante el emperador Maximiano, quien le obligó a elegir entre su fe o ser soldado.

El Santo lo tuvo claro y eligió su camino de fe. Ante esa decisión fue desnudado y asaeteado por soldados del emperador, quien le dio por muerto erróneamente. Tras recuperarse de sus heridas, permaneció en Roma y se presentó ante Maximiano, que nuevamente ordenó su muerte mediante azotes, lo que sí le provocó el fallecimiento cuando contaba con 32 años.

Esteban Caloto.
Esteban Caloto.

Junto a la esencia religiosa de la festividad, el arraigo de San Sebastián en cientos de localidades es evidente. Villaviciosa de Odón es una de ellas y estos son algunos de los testimonios que brotan en el sentir de miles de villaodonenses.

Esteban Caloto: “supone una inmensa alegría por ser mi patrón”

“Lo q supone san Sebastián para mí, a pesar de no poder disfrutar la fiesta desde hace muchos años por mi trabajo, es una inmensa alegría por ser mi patrón y la antigüedad que tengo en la Hermandad, ya que llevo de hermano los mismo años que tengo, 53.

Recuerdo las mayores curiosidades de cuando era pequeño; me gustaba acudir a las Pujas con mi padre y abuelo, comerme el bocadillo con los amigos y familiares e intentar beber vino aun siendo menor de edad; alguna borracherilla nos pillábamos y nos íbamos al pinar para que no nos vieran nuestros padres; ya llevo muchos años sin bajar a comerme el bocata».

Angeles Izquierdo: “es la fiesta popular por excelencia”

“Yo creo que no solo para mí, sino para todos los villaodonenses, San Sebastián es la fiesta popular por excelencia, es el gran día. Una fiesta que se vive a tope, donde se come, se comparte, se bebe, se baila y, sobre todo, ves a personas que quizás no veías desde el San Sebastián anterior y te apetece un montón charlar un ratito con ellas.

Ángeles Izquierdo.
Ángeles Izquierdo.

Después de la misa, la procesión y las Pujas, a comer el bocadillo de chorizo, que es lo tradicional, aunque ahora se lleva mucha variedad de comida; a bailar el largo Rondón, que hasta hace unos años después de la plaza se seguía bailando por las calles de Villa, atravesando la carretera y claro, parando el tráfico.
También hubo unos años que para terminar se quemaba una pequeña falla en la plaza… Y a esperar al año siguiente.

Anécdotas hay muchísimas, desde bailar el Rondón lloviendo, que cuando la plaza era toda de arena terminabas de barro hasta la rodilla, hasta a veces cayendo unos copitos de nieve, y eso sí con un frio…. Pero con el baile y un poquito de limonada se superaba.

Yo recuerdo, cuando era jovencilla, que el día de la víspera y el día del Santo se ponía a la entrada de la Plaza un puesto de rosquillas y unos bizcochitos borrachos, de la tía Javiera que estaban buenísimos, a mí me encantaban, y no veas los viajes que yo hacía al puesto. También recuerdo que era el único día, la noche de la víspera que dejaban pasar al baile a los más pequeños, ya que el portero, Marcelino no estaba, y claro, el antiguo salón del baile se ponía a tope. ¡La cantidad de pisotones que dábamos y nos daban!»

Juan José Medrano: “significa volver a mi infancia”

José Medrano.
José Medrano.

«La fiesta de San Sebastián para mí significa volver a mi infancia, cuando iba a la plaza con mi padre a participar de las Pujas, entonces no se tomaba caldo, y a disfrutar de mi bocadillo. Ahora la fiesta significa disfrutar, ver a los villaodonenses y visitantes pasarlo bien, reírse, disfrutar con las Pujas y con el caldo, con la reunión en la plaza para comer; antiguamente no se llevaban mesas, cada uno se comía su propio bocadillo.

Ahora que se ha declarado Fiesta de Interés Turístico Regional hay que darle mucho más valor, a nuestro baile el Rondon, un poco particular pero que todo el mundo disfruta con emoción, y a nuestra limonada especial para acompañar la comida y, sobre todo, que es un día para pasarlo bien, ver amigos y participar con una tradición que no debe perderse».

Jorge Medrano: “los actos eclesiásticos de San Sebastián me encantan”

«San Sebastián, es para mí la fiesta por excelencia de Villaviciosa; las Pujas, el Rondón, el pasacalles, la charanga, la limonada, la cata del vino y los actos eclesiásticos

Jorge Medrano.
Jorge Medrano.

me encantan. Desde que tengo uso de razón, todos los 20 enero no me pierdo la comida en la plaza con familiares y amigos. Las orquestas que amenizan el día de las vísperas y de la Junta General de hermanos; me encanta ir al Salón Cívico a disfrutar de ellas. Vamos, que me gustan mucho las fiestas de Sanse.

Cuando era chaval y no podías ir al tinillo a coger limonada, mi padre me daba un poco para quitarme el gusanillo y así no tenía ideas de beberla a escondidas. Las rosquillas me gustan mucho, a pesar de no ser goloso.

Una anécdota que recuerdo mucho es que mi madre siempre me hacía un bocata de chorizo, que era lo típico para comer en la plaza, y ese año me lo hizo de cinta de lomo (no sé por qué) y me enfadé, y ese día no comí».

¡Viva San Sebastián!

IARC

Fotos: IARC/ Maria Sánchez Uceda/ Ángeles Izquierdo/ Maribel Martínez.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí