Susana Tortajada: «el alcalde de Villaviciosa de Odón de nuevo vuelve a faltar a la verdad»

0
PP Villaviciosa de Odón
Susana Tortajada. (Foto: Prensa Ayto.).

La exedil del Partido Popular, a la que el regidor la cesó de sus concejalías y que desde el pasado 30 de junio dejó de pertenecer a ese grupo municipal para ser concejala no adscrita, ha contestado a Raúl Martín Galán.

Después de la entrevista del 1 de julio del regidor a Villaviciosadigital en la que afirmó que con Tortajada «había varias discrepancias», concejalías que «no han funcionado», o de «falta de compañerismo», la exconcejala ha reiterado que Martín Galán «de nuevo vuelve a faltar a la verdad».

Y es que, la que fuera edil de Medio Ambiente, Obras, Sanidad y Mayor, que fue cesada por el alcalde (lo anunció en el Pleno del 28 de junio), explicó en un comunicado que envió el 2 de julio a Villaviciosadigital los motivos de su decisión de abandonar el grupo municipal del PP y pasarse a concejal no adscrito. En ese escrito partió de la base de que quiere al Partido Popular, al que ha estado vinculada desde su juventud, al que se ha «sentido ligada a los principios que representa». Sin embargo, apuntó a que su decisión ha sido «desgarradora», «pero la necesaria disciplina partidaria no puede acarrear jamás la humillación y desprecio a las personas. Y eso exactamente es lo que pasó en el Pleno» de junio del Ayuntamiento, relató.

En este punto, acusó a Martín Galán de tener una actuación «de ruindad, no ya política, meramente humana», «enmarcada en un discurso incendiario, surgido de una indignación incontenida con el resto de los grupos políticos que conforman la oposición municipal, decidió hacer daño a los suyos, en este caso, encarnados en mi persona». Tortajada continuó: «sin comunicación previa, sin insinuaciones ni siquiera conversaciones en las hubiera expresado una mínima discrepancia con mi trabajo al frente de las delegaciones, que me había conferido, anunció una modificación del equipo de gobierno que, sin nombrarme siquiera, me excluía de la titularidad de cualquier responsabilidad». Ante eso, afirmó que «no podía dar crédito a lo que estaba escuchando. Ni yo, ni la mayoría de los concejales que se encontraban presentes.

Críticas

La exconcejala popular contó que al día siguiente del Pleno se reunió con el alcalde, «autor de tamaño dislate y atropello», y la respuesta que «fue que el maltrato recibido sólo tenía una causa: mis actitudes críticas en las reuniones internas del grupo municipal. Discrepar en privado con algunas decisiones parece ser una conducta repudiable que merece ser castigada. Y es por esto, por lo que me mandan al rincón y, esto es textual, dentro de unos meses y según sea mi comportamiento, ‘ya veremos'».

Por ese motivo, Tortajada decidió situarse «en un campo ajeno a quienes confunden autoridad con autoritarismo y a los que prefieren gobernar rodeados de acólitos silenciosos que de gente con criterio que intenta arrimar el hombro para mejorar los resultados».

Además, apuntó a que el Grupo municipal del PP ha pasado a ser un colectivo de personas, «mal asesoradas y cuyos principios populares se encuentran muy lejos de los que representa Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, para los que la libertad es irrenunciable».

Recalcó pese a las habladurías, ella sólo había presentado una única renuncia, la del día 30 de junio; afirma que junto a ella también lo hizo el concejal Miguel Lucero Aparicio, «por el trato que recibió, a todas luces humillante, por parte de Yolanda Estrada, actual presidenta de la gestora que dirige el PP en Villa, durante una reunión de equipo de Gobierno y al que consideraba debía apoyar.

Sí reconoció la exedil del PP que «algunas veces» había pensado «en tirar la toalla», por sentirse «acosada en numerosas ocasiones por Yolanda Estrada», pero no por pensar que no pudiese llevar a cabo proyectos de las áreas que Tortajada tenía encomendadas, recalcó.

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí