Sí habrá aparcamientos disuasorios en el Wanda Metropolitano, en la Avenida de Portugal y en el distrito Centro

0

Los usuarios del transporte público podrán utilizarlos cuando acrediten estar en posesión de un título de viaje utilizado durante un intervalo de entre 5 y 16 horas de estancia.

La Comunidad de Madrid autorizó el miércoles en Consejo de Gobierno un convenio de colaboración entre el Consorcio Regional de Transportes (CRTM) y la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para llevar a cabo una prueba piloto de utilización gratuita de aparcamientos de intercambio modal por los usuarios del transporte público.

Cuenta con una financiación de 791.806 euros, permitirá llevar a cabo la gestión y mantenimiento de las tres infraestructuras, implementando toda la tecnología con que cuenta el CRTM, tales como cámaras de seguridad, control de acceso, o mantenimiento de la plataforma informática, entre otros.

Los tres aparcamientos que se sumarán a esta prueba piloto son los situados en el estadio Wanda Metropolitano, en la Avenida de Arcentales 39 con la de Luis Aragonés 4, con 3.069 plazas; uno situado en la Avenida de Portugal 155, con 428, y el de Nuestra Señora del Recuerdo en el distrito Centro, en la calle Hiedra 16, con 848. Actualmente existe un aparcamiento disuasorio con este modelo en la localidad de Colmenar Viejo.

El uso de dichas plazas quedará sujeto al horario de funcionamiento establecido con carácter general para el aparcamiento. El objetivo fundamental es fomentar la intermodalidad de los usuarios y disuadir la entrada del vehículo privado en la capital.

La Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, cuenta con el Plan Estratégico de Movilidad Sostenible (2013-2015), donde queda recogido este proyecto piloto. Incluye el desarrollo de una red de aparcamientos asociados a las infraestructuras de transporte público colectivo, que permita a los usuarios aparcar sus vehículos gratis durante la primera etapa de su trayecto.

Con el fin de verificar las correctas condiciones de uso gratuito y control de estos aparcamientos, en la normativa del convenio autorizado se podrán incorporar los nuevos mecanismos necesarios para regular de manera definitiva la Red de aparcamientos disuasorios de la Comunidad de Madrid.

La duración del convenio tendrá una vigencia de un año (desde el 1 de octubre de 2021 hasta el 30 de septiembre de 2022), prorrogable anualmente hasta un máximo de cuatro años, o hasta los tres meses siguientes a la entrada en vigor de la normativa autonómica que regule los aparcamientos.

Este anuncio se produce tres días después de que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, anunciase la suspensión del proyecto de aparcamientos disuasorios del Ayuntamiento de la capital, alegando el rechazo frontal de los vecinos donde iban a estar ubicados, sobre todo, que los dos que ya están en marcha (Pitis y Fuentes de la Mora) no tienen la demanda prevista.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí