Rafa Molina: “Aspiramos a estar en el `playoff´ de ascenso a LEB Plata”

0

Rafa Molina posa orgulloso en la cancha del Casvi.

Villaviciosadigital entrevista a una de las referencias ofensivas del Eurocolegio Casvi, conjunto donde aterrizó esta temporada y que ocupa los puestos altos del grupo B de la liga EBA. Molina, que ha aprendido de maestros como Marc Jackson (7 años en la NBA), Mike Higgins o Iñaqui De Miguel, ha debutado en ACB y ahora aspira a jugar el playoff de ascenso a la LEB Plata con los villaodonenses.

Fue el jugador más valioso (MVP) de la  décima jornada en la liga EBA; sus 27 puntos, 11 rebotes y 38 de valoración ante Azuqueca, le han llevado otra vez a lo más alto. Su presente y quizá su futuro está en el Casvi, conjunto donde este chico de 23 años se ha reencontrado como jugador, tras su debut en la ACB en el año 2009 enrolado en el Obradoiro. Después, en Menorca, vino la lesión en el hombro y la cuesta abajo que le llevó el año pasado al Omnia Las Rozas de LEB Plata. Ahora vuelve a disfrutar del baloncesto y no renuncia a nada, pero quiere asentar su futuro en su carrera universitaria en la que está inmerso.

¿Vas encontrándote cada vez a mejor nivel?

Sí, el año pasado estuve jugando en Las Rozas, pero no tuve muchas oportunidades porque tenía gente de mucho nivel por delante. Yo quería jugar y sentirme jugador e importante; lo estoy siendo y estoy muy contento y con mucha confianza.

Llevo varios partidos haciendo buenos números y ayudando al equipo y es lo importante.

En este momento de tu trayectoria, ¿te ha venido bien llegar a este club?

A raíz de la lesión que tuve en el hombro cambié de mentalidad y aprovechando que la Universidad Europea está en Villaviciosa, me permite seguir con el baloncesto a un nivel alto y sacarme mi carrera de INEF. Además estoy entrenando a la escuela de niños, llevo la preparación física del Junior, todo relacionado con lo que estoy estudiando para así coger experiencia en lo que me quiero dedicar en un futuro. Estoy todo el día liado pero contento y feliz haciendo lo que me gusta.

¿En qué facetas debe mejorar Rafa Molina?

Tal y como estoy de limitado por la espalda, en el juego físico no soy un Juanjo García y apuesto por jugar más como un veterano aunque tenga sólo 23 años; más tipo Rafa Vecina (risas).

Estoy al 80 por ciento e intento hacer cosas menos físicas, cuando se necesita anotar de tres lo intento, cuando estoy caliente intento el juego interior, etc. Pero juego por divertirme y ayudar al equipo en lo que pueda.

¿Cómo estás de la lesión en la zona lumbar?

Voy tirando porque tengo tres discos gastados con 23 años. Mientras vaya aguantando el dolor, voy fortaleciendo la espalda con series de abdominales para sujetarla.

La temporada ha empezado bien para el Casvi.

Sí, empezamos muy bien, ganando dos partidos seguidos, luego tuvimos un tropiezo contra el Madrid en casa, que fue un varapalo, y a nivel personal una actuación bastante mala, pero con las últimas victorias estamos arriba.

Entrena a los chicos de la escuela de baloncesto.
Entrena a los chicos de la escuela de baloncesto.

¿A qué podéis aspirar?

A estar en playoff por el cuarto puesto, que es el último que da lugar a jugarlo. Luego a pelearlo y hasta que nos echen. Pero nunca se sabe, en teoría somos un equipo en el que nadie cobra y demás pero la clasificación no engaña y ganamos a clubes que están pagando.

¿Cómo estás viendo al equipo en estos primeros meses?

Somos una plantilla joven y con un estilo muy Estudiantes, corremos siempre que podemos, juego alegre, no tenemos ningún jugador con mucho peso y todos podemos jugar de todo en un momento dado. Tanto Juanjo García como yo podemos tirar de tres, penetrar; no nos encasillamos en la zona, sino que podemos hacer más cosas.

¿Estáis notando la baja de Guillermo de la Puente?

No me quiero meterme en ese tema. Él tomó esa decisión y hay que aceptarla y tirar para adelante con lo que tenemos, es lo que podemos hacer.

¿En qué debe mejorar el Casvi para mantenerse arriba?

Nos haría falta alguien grande, un center. Nosotros somos pívots pequeños, de hecho somos falsos pívots. Contar con alguien así es fundamental para poder estar arriba pero es lo que hay y debemos seguir adelante.

Casvi, una familia

¿Qué te has encontrado en el club?

Me he encontrado un ambiente muy familiar, todo queda en casa, el trato es muy personal, tanto del entrenador como con jugadores. Yo vengo de equipos más profesionales y se nota mucho la cercanía con la persona. En otros sitios te sientes más trabajador y aquí te sientes en familia.

Debutaste en ACB con el Obradoiro el 15 de noviembre de 2009, contra el Unicaja de Carlos Jiménez, ¿cómo fue ese día?

Nunca me imaginé que me iba a defender él y menos en la lucha por un rebote a falta de 23 segundos. Fue un momento muy esperado porque no debuté hasta noviembre; íbamos ganando de 30 y el entrenador, Curro Segura, me dijo que saliera. Estaba muy nervioso, con 5.000 personas en las gradas.

La gente no sabía quién era yo. Carlos Jiménez me dijo, `tranquilo que no voy a entrar ni al rebote´. Se portó como un veterano.

Cuando empezaste a jugar en Torrejón, ¿llegaste a pensar que debutarías en ACB?

Es un sueño que yo tenía y lo quería cumplir y sí lo pensé desde cadete cuando comencé a destacar. Me llamaron el Madrid y el Estudiantes y pensé que lo podía intentar.

Rafa Molina con Estudiantes.
Rafa Molina con Estudiantes.
Made in Ramiro

¿Por qué elegiste al club de Serrano y no al Madrid?

Por intentar llegar, el Madrid me ponía taxi a casa y el Estu me pagaba sólo el abono transportes pero por los antecedentes, mi familia me aconsejó Estudiantes por la cantera, la filosofía. Era más fácil poder llegar al primer equipo que en el Madrid. De hecho soy de la generación de Pablo Aguilar, el mejor jugador de mi generación, que al final se tuvo que ir del Madrid y ahora está en el Cai Zaragoza.

¿Qué tal fue la experiencia en los cuatro años en Estudiantes?

Me encontré mucho baloncesto, desbordaba el basket por todos lados, desde que entrabas por la puerta hasta que salías. Fue un cambio importante, de estar en Torrejón, a encontrarme mucha más competencia. Ha sido el periodo en el que más he aprendido como jugador; tuve a Alberto Lorenzo como entrenador al que estoy muy agradecido y le debo mucho.

¿De qué compañeros has aprendido más?

Te podría decir muchos, tanto con Daniel Clark, como Jayson Granger, Juan Cabot, etc. Nadie en particular y un poco de cada uno.

¿Por qué no diste el salto al primer equipo?

Entrené con ellos durante dos pretemporadas, incluso en el segundo año en el EBA fui a algún partido amistoso pero no pudo ser y salió Obradoiro.

¿Volver a la ACB?

¿Cómo fue en Santiago?

Me hicieron ficha del EBA pero entrenaba con ellos como jugador de rotación. En EBA fue muy bien porque fui MVP del grupo A y al final jugué dos partidos en ACB contra Unicaja y Estudiantes.

Estuve con grandes jugadores como el extranjero más veterano que ha pasado por ACB, Mike Higgins; con él sí trataba de aprender lo máximo, era una lapa, lo que hacía él lo hacía yo. También estaba Marc Jackson, que venía de jugar durante muchas temporadas en la NBA. Hubo una frase que nos dijo al principio de temporada que se me quedó grabada: `El día que no pueda jugar con mis hijos cuando acabe el entrenamiento, dejaré el baloncesto´. A mitad de la liga lo dejó; de él también aprendí mucho, me fijaba en todo lo que hacía y cómo lo hacía.

¿Por qué no continuaste en Galicia?

Descendimos, cambió la directiva, los nuevos rectores no contaron conmigo y fiché por Menorca. Tuve ficha del EBA y entrenaba con el primer equipo, de la LEB Oro, pero me lesioné en el hombro y adiós. Al año siguiente desapareció y lo mismo me pasó el año pasado en Las Rozas.

¿Los equipos ACB se olvidaron de ti?

En el momento que me lesioné me sentí como un filete, ya no vales. Dejas de ser joven, una promesa y piensan que con 22 años y una lesión de hombro es el final. Tras recuperarme entrené con el Fuenlabrada, pero no contaron conmigo, no tenía un nombre, no cobraba mucho y `con una lesión, se te ha ido el tren´.

¿Has perdido definitivamente ese tren de la ACB?

No lo sé. Nunca se puede decir de esta agua no beberé pero ahora quiero sacarme mi carrera y cuando la tenga con 26 y quieren seguir apostando por mí y me llega alguna oferta interesante la tendré en cuanta porque quiero intentar vivir del baloncesto otra vez, pero con mi carrera terminada. Mientras no la acabe, de Madrid no me muevo, lo malo es que aquí o ACB o EBA, no hay ningún equipo en LEB Plata Oro.

¿Cómo afrontas el futuro inmediato?

Me he comprometido por este año y habrá que ver si sigo contento aquí y ellos conmigo, pero no tengo ni idea de lo que voy hacer el año que viene. Lo que tengo claro es que quiero quedarme en Madrid y sacarme la carrera por si no puedo seguir en el baloncesto dedicarme a algo relacionado, incluso aquí en el Casvi de profesor.

[wzslider height=»400″]

Texto: Israel Revilla Canora

Imágenes: IRC y Asefa Estudiantes

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí