Piden tres años y medio de prisión para el exalcalde de Brunete por un presunto delito de cohecho

0

La Fiscalía pide esa condena para Borja Gutiérrez Iglesias (PP) por un posible intento de soborno a una edil de Unión Progreso y Democracia, María Isabel Cotrina, a cambio de favorecer su investidura en 2012. El juicio tendrá lugar el 4 de diciembre.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita tres años y seis meses de prisión para el exalcalde de Brunete por ofrecer prebendas personales y profesionales a una edil de Unión Progreso y Democracia a cambio de favorecer su investidura como regidor o de apoyar algunos proyectos municipales como la suscripción de un convenio con el Canal de Isabel II. También solicita el pago de una multa de 18.000 euros e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante diez años. El representante del Ministerio Público imputa tanto al acusado como a la cabo de la Policía Municipal de Brunete en ese año, un delito de cohecho.

Según la Fiscalía, tras las elecciones de mayo del año 2011, el acusado resultó elegido alcalde del Ayuntamiento de Brunete; encabezó la lista más votada (PP) que obtuvo 6 concejales de un total de 13, es decir, a un solo de obtener mayoría absoluta. Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) logró 3 ediles y otros dos Unión Progreso y Democracia (UPyD), los mismos que Izquierda Unida-Los Verdes (IU-LV).

El 16 noviembre de 2012, en el restaurante el Ternasco Brunete, con previa intermediación de la cabo, el Gutiérrez ofreció durante el encuentro a la edil de UPyD en el Ayuntamiento, pasar a desempeñar un cargo en su equipo de Gobierno si le apoyaba en su elección como alcalde. Le llegó a plantear ser segundo teniente de alcalde, un cargo retribuido con 23.800 euros anuales, y le ofreció incluso tanto un puesto en las próximas elecciones en las listas del PP como futuros favores personales y profesionales para ella y su entorno por parte de terceros interesados en la aprobación de los proyectos, “instándole así a faltar a la debida lealtad y compromiso adquirido con los electores y las obligaciones inherentes de un cargo público”.

Una semana más tarde, la agente policial acudió al domicilio de Cotrina en Brunete para hablar de diversos temas y tratar de convencerle sobre el voto de esta última a favor de la suscripción de un Convenio con el Canal Isabel II, “trasmitiendo y prometiendo en nombre del alcalde, que al día siguiente de votarse en Pleno a favor de dicho convenio, su hija discapacitada obtendría un empleo». También le indicó «la posibilidad de no acudir al Pleno ese día, lo que permitía la aprobación de la propuesta con los restantes votos de los concejales en virtud de la aritmética parlamentaria y voto de calidad del alcalde en caso de empate, instándole de esta forma a abandonar e incumplir sus deberes elementales como cargo público electo”.

En 2014 salió a la luz la conversación que mantuvieron Borja Gutiérrez y María Isabel Cotrina en el mencionado restaurante brunetense. La edil aseguró que el regidor trató de sobornarla desde hacía tres años y UPyD denunció el caso ante la Fiscalía Anticorrupción.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial celebrará el juicio con jurado el próximo 4 de diciembre.

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí