«Pepu» Hernández: «La generación de los Felipe, Calderón, Navarro o Pau aún tienen su recorrido»

3

[sam_ad id=»64″ codes=»true»]Pepu Hernandez

Entrevistamos en exclusiva a Pepu Hernández, el ex seleccionador español de baloncesto que llevó a España a conseguir hace ocho años la medalla de oro en el Campeonato del Mundo en Japón, el mayor logro en la historia del combinado nacional, para quien, pese la eliminación de nuestro país en el Mundial 2014, «la generación de los Felipe, Calderón, Navarro o Pau aún tienen recorrido».

¿Quieres ganar dos abonos del Estudiantes de la temporada 2014/2015? Síguenos en FacebookTwitter, o Google + comparte públicamente o retuitea esta entrevista y entrarás en el sorteo, cuyo ganador daremos a conocer la próxima semana.

José Vicente Hernández, más conocido como Pepu, es un número uno del deporte de la canasta, al que ha dedicado más de 40 años de vida; en la adolescencia comenzó su idilio con los banquillos. Es un hombre sencillo y campechano al que no le gusta el protagonismo. Está formado con el sello del histórico club Estudiantes, donde pasó gran parte de su vida como técnico. Sin embargo, el mayor logro de este madrileño fue conseguir la medalla de oro en el Campeonato del Mundo 2006 en Japón, lo que le convirtió en icono del basket español.

Ahora que España ha sido eliminada por Francia del Mundial que se está disputando en nuestro país, quizá muchos le echen de menos, aunque Pepu descarta volver a la Selección, con la que además logró el subcampeonato de Europa de 2007. A pesar de esas proezas logradas bajo la batuta de Hernández, incomprensiblemente, la Federación Española decidió no contar con él.

El míster, que está por el momento sin equipo, lo tiene claro pese a la sorpresa de la derrota contra nuestros vecinos franceses: «la generación de los Felipe, Calderón, Navarro o Pau aún tienen su recorrido”. Para el técnico lo más importante es que “se mantenga un estilo, una forma de comportamiento, una manera de actuar, tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo”. Además, cree que desde el Campeonato del Mundo del 2006, “ya no importa contra quién te enfrentes, importa lo que tú seas capaz de hacer ante cualquier rival”.

Para Pepu, mantener el estilo de juego de España es básico para lograr éxitos en el futuro

También, considera injusto que se pida a España como mínimo una medalla, e incluso que lográndola se la dé poco valor. “Es muy difícil conseguir una medalla de oro, realmente difícil. Tal y como están las cosas en el campeonato parece que el no estar en una final puede ser algo grave, o incluso no estar en la semifinal, pero el equipo si sigue manteniendo su línea y su estilo, al menos por mi parte, yo me siento ya recompensado”.

El técnico ha calificado de “accidente” lo sucedido ante Francia, porque entiende que EE.UU y España eran, a priori, las más potentes y lo normal era que ambas llegaran a la final. Sobre el papel del actual seleccionador, Juan Antonio Orenga, no entiende que se le pueda criticar algunas de sus decisiones, como las rotaciones. “Es muy difícil buscar el equilibro para que un jugador esté el tiempo suficiente en la cancha y se encuentre mejor. Lógicamente, es difícil establecer una rotación con cuatro hombres, con tres es mucho más sencillo, con cuatro en baloncesto es mucho más difícil”.

España 2006 y 2014

El también ex entrenador de Estudiantes o Juventud apunta que entre el equipo nacional que él dirigió y el actual “hay diferencias”, porque hay cinco jugadores distintos, pero considera que la base, los jugadores que permanecen desde 2006, “son muy muy importantes, con un extraordinario nivel”. Sí ve similitudes en cuanto a cuestiones “técnicas, tácticas, de concepto y de estilo”, aunque “enriquecida por la experiencia de estos años donde han seguido compitiendo a un gran nivel, consiguiendo triunfos”.

Hernández insiste en que mantener el estilo de juego es básico para que España siga cosechando éxitos en el futuro, aunque advierte que aunque “hay jugadores que pueden tomar el relevo, no se puede hacer ningún tipo de comparación con jugadores de la talla de Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Felipe Reyes porque son jugadores muy especiales que es muy difícil que aparezcan de nuevo”. Por eso confía en que los nuevos respalden a los que ya están, respetando las decisiones de futuro que puedan tomar los “golden boys”.

Sin duda, entrenar a esta generación de oro es fácil, pero no todos los sucesores de Pepu fueron capaces de sacar el rendimiento que sacó el madrileño, quien no hay que olvidar fue el impulsor de la recuperación de Marc Gasol como jugador de primer nivel. Y es que el pívot era un hombre sin confianza allá por 2006, sin embargo, Hernández apostó por él para nuestra mejor selección y Marc no falló. “Ha sufrido un cambio tremendo, podía llevar muy buena evolución pero en 2006 podía estar siendo frenada y a partir de entonces empezó a trabajar de una manera brutal. Ha conseguido ser uno de los jugadores más importantes del mundo, sin ninguna duda. Estoy muy contento de que lo haya conseguido porque me parece un jugador de una calidad extraordinaria y que lo merece. Lo que ha conseguido ha sido volver ilusionarse por el baloncesto de una forma radical”.

“ojalá volvamos a esos momentos en los que había ocho o diez equipos que podían estar disputando el título de liga en España”.

Marc, producto de la cantera azulgrana, como tantos otros debería ser algo que no olviden los directores deportivos de los clubes ACB, y más en estos tiempos de vacas flacas. A Pepu le gustaría que se cuidara a los canteranos “para que pudiéramos seguir teniendo una locomotora como la Selección, con los mejores jugadores posibles y que puedan seguir compitiendo a nivel internacional. Y que eso también sirva de locomotora para sacar al baloncesto nacional de una situación crítica que está atravesando en estos momentos”.

Con una larga trayectoria en las categorías inferiores del Estudiantes, no quiso entrar a valorar la labor con la cantera de su antiguo club, ni de ninguno en concreto, pero mantiene que “es cierto que últimamente algunos clubes están haciendo la política técnica que se puede, no la que se quiere hacer”. Conocedor de los tempos que se manejan en el baloncesto actual cree que “hay momentos en que haces lo que puedes y no lo que quieres”, por eso está “convencido” de que eso puede estar ocurriendo, aunque insiste en que “cada uno hace las cosas como cree que debe de hacerlas, pensando en el bien general del club”.

Pepu Hernandez EstudiantesHegemonía Madrid-Barça en ACB

Sobre la competición nacional y la hegemonía del Real Madrid y Barcelona, Pepu opina que “desgraciadamente se está aglutinando demasiado las posibilidades en muy pocos equipos y otros quedan simplemente como meras comparsas de la competición”. Por eso estima “deseable” que cada vez más equipos se sumen, para que “volvamos a esos momentos en los que había ocho o diez equipos que podían estar disputando el título de liga en España”.

Hernández no entra a valorar ninguno de los fichajes que están realizando los conjuntos ACB. “Siempre he pensado que es mucho más importante la dinámica de un equipo, como la que pudo demostrar el Real Madrid el año pasado y el espíritu de superación ante los problemas que pudo tener el Barcelona. Me fijo más en los colectivos que en situaciones individuales. Después, según vaya avanzando la competición, podremos hablar de qué jugadores pueden aportar más a nuestra liga”, declara.

Finalmente, sobre su futuro, comenta que «siempre aparece algún proyecto, otra cosa es que sean más o menos interesantes o que coyunturalmente puedan interesarme más o menos. Estoy en una situación cómoda, tranquila, no tengo ninguna prisa por entrenar”. Aunque las ganas siguen ahí, no tiene ningún proyecto cercano que le guste.

¿Qué proyectos le pueden convencer? Uno bueno, con “estabilidad económica”, afirma, algo que, desgraciadamente, pocos pueden ofrecerle en España salvo Real Madrid, F.C. Barcelona y ¿la Selección? La vida da muchas vueltas y casi nada hay cierto, aunque en el caso de Pepu, nadie puede negar que, visto nuestro reciente resultado en este Mundial, su trabajo al frente del combinado nacional en 2006 cobra cada vez más valor, algo que muchos deberían valorar, de un hombre que llevó a nuestro baloncesto a lo más alto.

 

Juan Lucas/IRC

Fotos: Juan Pelegrín

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Nunca entenderé por qué echaron a este señor, todo un ENTRENADOR que puso al baloncesto español en el lugar que le corresponde, que dio inicio a la ÑBA y que reivindicó la atención a este magnífico deporte. Con toda sinceridad, creo que debería dimitir José Luis Sáez, el pacense que, por un lio de marcas patrocinadoras, puso de patitas en la calle a Pepu ipso-facto, sí, sí, Sáez, el que ahora pide calma y prudencia para destituir a Orenga. Ole, Pepu, el tiempo te ha dado la razón

  2. Muy sencilo Javi, porque estaba restando protagonismo al presidente de la FEB, que le encanta chupan cámara y quedar como el señorito del cortijo.. Se inventó mil y una películas para manchar la imagen de Pepu…
    También hay que decir que Pepu lo hizo bien como seleccionador, pero en Estudiantes y en Juventut de sus últimas etapas, la cagó, permitiendo todo a jugadores de su agencia…

  3. Totalmente de acuerdo, Rober.
    Pero no puedo dejar de dolerme por el «homicidio social» de este gran nombre del basket, todo en favor de un señor amigo del boato y de las marcas al que, por fin, el tiempo le ha sacado los colores.
    Gracias a este medio por recordarnos a Pepu

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí