No todas las cervezas son iguales, ni se sirven igual

0

Cervezas irlandesas DCQ Villaviciosa de Odon

Para la Heineken nunca se tiene que tocar el cristal de la botella con el del vaso, la Paulaner y Affligem recomiendan servirla en dos fases, según la especialista Melissa Cole.

El consumo de cerveza en España se ha incrementado un tres por ciento interanual. El 25% de los ingresos de los bares y restaurantes proceden de su venta, porcentaje que aumenta hasta el 40% cuando se trata de tabernas con menos de 10 empleados, según los datos que ha presentado en el Club A.R.G.O. de Madrid por Melissa Cole, experta en cultura cervecera.

La cerveza está viviendo un buen momento en nuestro país, con un consumo per cápita de 78 litros. Cada cerveza tiene su secreto. «No hay una única manera de servir la caña, ni una temperatura ideal, cada marca tiene sus peculiaridades», apunta la experta cervecera.

Cole recomienda tomar la holandesa Heineken de cero a tres grados, y servirla de forma que nunca se toque el cristal de la botella con el del vaso. Poco a poco, controlando la espuma, se coloca el vaso en posición vertical. Para la Paulaner, como es un 60% trigo y 30% cebada opta por servirla en dos pasos y agitar el final de la botella para que salga la levadura con su color turbio característico.

En el caso de la Affligem recomienda echar al 90% en el vaso y el 10% restante, denominado alma, reservarlo aparte, realizar movimientos circulares y adherirlo al final o degustarlo por separado. Por otro lado, una cerveza negra como la irlandesa Guinnes recomienda servirla con una inclinación de 45º entre el recipiente y la copa hasta llenar tres cuartos. Una vez en la copa se deja reposar el contenido unos 120 segundos para después verter el resto de la cerveza.

Estos trucos se pueden consultar en la web www.thebeerexperience.es.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí