Navarra, Castilla y León, País Vasco y Madrid son las comunidades con mayor riqueza educativa

0

Antonio Villar, Fundacion BBVA.

Navarra, Castilla y León, País Vasco y Madrid son las que menores carencias formativas tienen, según un amplio estudio presentado hoy por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

Estos datos se han extraído de un análisis directo del informe PISA sobre los conocimientos adquiridos por los estudiantes de 15 años en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La distribución en las comunidades autónomas españolas deja claro que las regiones con mejores valores están concentradas en la zona norte del país. Ceuta y Melilla, Canarias y Baleares son las que mayor pobreza educativa presentan.

Pero, ¿qué es la pobreza educativa? Se refiere a las insuficiencias formativas de una sociedad y toma en cuenta la incidencia, la intensidad y la desigualdad en la educación.

Rendimiento educativo y crecimiento económico

Otro de los aspectos destacados del estudio es que las diferencias de rendimiento en los resultados educativos tienen consecuencias importantes sobre el desarrollo, la generación de riqueza y el mercado laboral. Es decir, a una mayor educación, más ventajas en la generación de renta y empleo y una mejor resistencia al impacto de la crisis, tanto en el mantenimiento del empleo como de la renta per cápita.

Las diferencias de conocimientos entre las regiones equivalen a un año y medio de escolarización y se acentúan cuando se tiene en cuenta la calidad. En la educación obligatoria supone 1,4 años en comprensión lectora, 2 en competencia matemática y 1,6 en competencia científica.

Esta diversidad se mantiene en los estudios superiores. Según el Instituto Nacional de Estadística en 2009, del total de la población mayor de 16 años, el 18% tenía estos estudios en las Islas Baleares y el 19% en Andalucía y Canarias, mientras que ese porcentaje alcanzaba el 31 % en la Comunidad de Madrid, el 29% en Navarra, o el 35% en el País Vasco.

Factores de las diferencias

Los responsables del estudio señalan tres: individuales, como la repetición de curso y haber asistido a educación Infantil; socioeconómicos, referidos a que el nivel educativo y ocupacional de los padres y el número de libros en el hogar tienen un efecto positivo; del centro educativo, aunque esto no afecta tanto, mientras que sí influye la existencia de grupos de según el nivel, lo que resulta beneficioso para el rendimiento de los alumnos.

Texto: Israel Revilla.

Foto: Fundación BBVA.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí