Móstoles se suma a Madrid y contará con un protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación

0

El Consistorio ha publicado su protocolo de actuación ante de episodios de alta contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno (NO2), en el que se describen los distintos escenarios que pueden darse, las medidas a adoptar y los organismos encargados de las mismas.

Junto a Madrid, la ciudad mostoleña es una de las dos únicas ciudades de la Comunidad con protocolos de actuación en casos de contaminación. Pese a que en ella el umbral de alerta para el dióxido de nitrógeno (NO2) no se ha superado desde que se realizan las tareas de control y vigilancia de la contaminación atmosférica, “busca prevenir las situaciones que conlleven riesgo para la salud de los vecinos”, han señalado desde el Consistorio.

El documento define los distintos escenarios contaminantes y los tres niveles de actuación: información y preaviso, aviso y alerta. Las medidas propuestas en cada caso van desde la información a la ciudadanía y las recomendaciones, como utilizar prioritariamente el transporte público o evitar el deporte al aire libre, el refuerzo del transporte público, medidas para controlar y restringir el tráfico y orientaciones para los sectores productivos e institucionales.

Autoescuela Triumph

En caso de activación del protocolo, será el Grupo Operativo, formado por la Alcaldía, la Policía local y las áreas de Medio Ambiente, Movilidad, Deportes y Sanidad, las encargadas de ejecutar las medidas e informar a la ciudadanía. También puede encontrarse el protocolo en la página web del Ayuntamiento.

Los episodios ambientales de alta contaminación suelen producirse cuando las partículas contaminantes, provocadas en mayor parte por el tráfico rodado, no se dispersan en la atmósfera, es decir, por ausencia de viento y precipitaciones.

Según la legislación regional sobre calidad del aire y protección de la atmósfera, los gobiernos locales deben actuar cuando la presencia de ciertas materias supere niveles que supongan un riesgo o daño para la seguridad y la salud de las personas, así como para el medio ambiente.

El concejal de Medio Ambiente de Móstoles, Miguel Ángel Ortega, ha destacado que sean el segundo municipio de la región en dotarse de este “instrumento de lucha contra la contaminación a causa de este peligroso gas” y ha recordado que “el dióxido de nitrógeno se produce principalmente por la combustión de los motores de los vehículos, provoca riesgos y daños en el sistema respiratorio, circulatorio e inmunitario, y además  afecta a los ecosistemas, acidificándolos, lo que provoca la muerte de los vegetales y afecta también a las edificaciones”.

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí