Miembros del APA de Villaviciosa, disconformes con la supresión de becas para libros de texto

0

La reforma de los presupuestos de 2012 fue aprobada el pasado martes en la Asamblea de Madrid y, entre el ajuste de gasto de más de 1.000 millones de euros que el Ejecutivo regional pretende ahorrar, han levantado una particular polémica las medidas tomadas respecto a la supresión de ayudas directas a las familias para la compra de libros de texto de cara al próximo curso 2012/13, entre otras decisiones en materia educativa.

El anterior modelo de ayudas, el cheque-libro, va a ser sustituido por un sistema de préstamo que abarca el segundo ciclo de educación Infantil, Primaria y Secundaria e implica que la Consejería hará una transferencia directa de fondos a los colegios para que compren los libros.

Con el material didáctico, los centros crearán un fondo bibliográfico y cederán los libros a los alumnos beneficiados del préstamo. Éstos deberán devolver el material en buen estado para que pueda ser utilizado al año siguiente, y en caso de que los libros estén deteriorados, la familia deberá pagar su importe para que el colegio pueda comprar otros nuevos. De no hacerlo, el alumno perderá el derecho a participar en el sistema de préstamo el siguiente curso.

El material que adquiera el colegio deberá durar como mínimo cuatro años, según se ha determinado.

Colegio GandhiArancha Ventura, miembro y socia del APA del CEIP Gandhi de Villaviciosa de Odón desde 2005, además de representante de los padres en el Consejo Escolar, considera que esta decisión sobre la gestión de libros de texto es «injusta» y que puede hacer «daño» a las familias.

Ante todo, su disconformidad se halla en el hecho de que los colegios todavía no conocen la partida destinada a este efecto, entre otros aspectos. «Estaría a favor si se dotara a los centros con fondos a la medida, pero lo dudamos. Los centros deberán gestionar los fondos otorgados por la Comunidad de Madrid y aún no sabemos los presupuestos, los criterios que se seguirán ni los beneficiarios», explica Ventura.

En el colegio Gandhi, destinado a la educación Infantil y Primaria, son conscientes de que los tiempos que vivimos «son duros y difíciles», pero en opinión de Ventura los que salen ganando en este caso son «los colegios privados, a los que esto reporta beneficios». Según sus cálculos, «una familia con dos hijos en un centro público va a tener que dejarse en el próximo curso más de 300 euros» en libros de texto.

A esto se suma otro problema: la reducción de las subvenciones para las becas de comedor recogida de igual modo en la reforma de los presupuestos. «En nuestro colegio las ayudas llegaban antes al 10% de los usuarios».

De forma añadida, Arancha Ventura califica de «inaceptable» que estas decisiones se hayan tomado en periodo de vacaciones, «cuando los centros están vacíos», y augura que el comienzo del próximo curso va a ser «difícil».

La poca actividad en los colegios de Villaviciosa es real. Muchas asociaciones de padres se encuentran disueltas ya en julio y no volverán a reunirse hasta el próximo septiembre, por lo que los márgenes de actuación y reflexión respecto a esta materia se reducen.

En otro de los centros del municipio, el concertado Colegio Alcalá, la presidenta del APA, Isabel Moreno, cree que el momento en el que se han aprobado los presupuestos implica dejarles sin «ninguna capacidad de reacción». Acerca del «recorte por el recorte» que se ha hecho en las becas de libros de texto, Moreno esgrime que la medida en sí «no es mala», aunque no tiene claro quiénes serán los beneficiados.

«Muchas familias se verán perjudicadas» y, en contra de lo que ocurría anteriormente, «esta medida no favorece a las familias numerosas».

Sobre el papel de los partidos de la oposición, Moreno cree que ha faltado una «mayor contundencia» en las posturas en contra de la reformas que ha emprendido el Ejecutivo madrileño, y teme que no se vaya a conseguir nada por contrarrestar estos ajustes.

«La educación nos forma como personas y, si no se cuida, la consecuencia será la falta de nuestro espíritu crítico«, concluye.

Jaime Soteras

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí