Miedo al contagio por COVID-19 en las aulas: así educa en casa a su hijo una madre de Villaviciosa de Odón

0
mama dando clases a su hijo en casa por miedo a la COVID19
Gema Ricote dando clases a su hijo Alvaro.

Gema Ricote es una madre villaodonense a la que la vuelta al cole en tiempos de pandemia no le inspira la suficiente confianza y ha decidido que su pequeño de cuatro años no acuda por el momento al colegio público Laura García Noblejas.

El gran volumen de personas, espacios cerrados, aulas mal ventiladas y la falta de material por parte de la administración ha hecho que algunos padres, como Gema, decidan no llevar a su hijo a clase e impartir la formación desde casa, algo que no siempre está bien visto por algunos colegios en España, lo que ha llevado a casos extremos de amenazar a los padres con la pérdida de la plaza si no llevaban a los menores al centro.

No es el caso de Ricote y su hijo Alvaro, de cuatro años, y del Laura García Noblejas, que tomó una meditada decisión que ha compartido con Villaviciosadigital, algo que otros padres del municipios en su misma situación no han querido contar por miedo a represalias.

– ¿A qué se debe el querer formar como estudiante a su hijo en casa?

Debido a la gravedad de la pandemia que estamos sufriendo actualmente.

Cada vez vamos sabiendo más sobre cómo actúa este virus y no cabe duda que en lugares cerrados, mal ventilados, con un gran número de personas el riesgo de contraer la COVID aumenta. Aún no tenemos una evidencia clara de cuál es la causa, de que a unas personas apenas les afecte o les afecte de poca gravedad y a otras les lleve incluso a la muerte. Es por todo ello que, salvaguardando la salud de todos los miembros de nuestra familia y la de nuestro hijo, decidimos no llevarle al colegio hasta que la situación mejore y tengamos más garantías de seguridad, aunque sepamos que el riesgo cero no va a existir nunca.

– ¿Cómo recibieron la noticia en el colegio? ¿Le han dicho algo otros padres o algún AMPA?

Hemos tenido la gran suerte de que en el colegio de nuestro hijo, la nueva dirección entendió perfectamente nuestra situación y nuestra postura. Me consta que, tanto la dirección como su maestra, están haciendo lo imposible dentro de sus posibilidades para proteger la salud de todos los miembros de la comunidad educativa.

No obstante, también somos conscientes de que desde la administración no se les proporciona todo lo necesario para garantizar la máxima seguridad (faltan profesores y medios materiales) por lo que consideramos que, de momento, y hasta que no mejore la situación debemos seguir educando a nuestro hijo en el domicilio particular. De esta manera también contribuimos a la bajada de ratio que ayudará, tanto a maestros como a los niños que sus familias no se puedan permitir tenerlos en casa por temas laborales, a una mayor garantía de seguridad.

desde la administración no se les proporciona todo lo necesario para garantizar la máxima seguridad por lo que consideramos que, de momento, y hasta que no mejore la situación debemos seguir educando a nuestro hijo en el domicilio particular

– ¿Recibió alguna amenaza con consecuencias como perder una futura plaza?

Estamos muy contentos con nuestro colegio, con cómo están gestionando esta crisis y con sus toma de decisiones. Nos comunicaron que no perderíamos plaza y que nos ayudarían en lo que fuese posible para que nuestro hijo siga su educación desde casa.

Desde aquí quiero agradecer su postura y aliento a que otros centros y docentes tomen la misma postura sensata puesto que hay muchas familias pasando un auténtico calvario, con estrés y ansiedad por tener hijos o familiares con patologías y sentir la presión de tener que llevarles obligatoriamente a correr un riesgo para su vida.

Siento una pena muy grande con todo esto que está pasando. Me parece tan ilógico que en la época digital en la que vivimos sea todo tan complicado para poder garantizar la seguridad de las familias. Entiendo que las escuelas se han convertido en el único medio de conciliación y, de verdad, siento que la educación presencial nunca se podrá comparar con la educación online, pero en excepciones como las que estamos viviendo sería esencial poder dar a elegir y así, quienes puedan educar desde casa poder hacerlo y quienes no tengan otra opción, llevar a sus hijos con una menor ratio.

– ¿Cómo son las clases que le imparte?

Tengo que puntualizar que nuestro hijo tiene 4 años, por lo que no está en edad para la educación obligatoria, por lo que es mucho más fácil para nosotros el poder instruirle desde casa puesto que ahora lo más esencial es que aprenda jugando. Tenemos en casa juegos educativos y además seguimos los libros que están recomendados por su maestra y que son los mismos que están haciendo los niños de su clase.

– ¿Participan profesores particulares o es usted misma quién da las clases?

Soy yo misma quien le procura la formación. Tengo también la suerte de poder permitirme estar en casa junto a él y dedicarle el tiempo necesario. Sé que esta posibilidad no la tienen todas las familias y soy consciente de la enorme dificultad y problemática en la que se encuentran muchas de ellas.

hay muchas familias pasando un auténtico calvario, con estrés y ansiedad por tener hijos o familiares con patologías y sentir la presión de tener que llevarles obligatoriamente

– ¿Esta medida es algo temporal, por miedo al contagio, o quiere definirlo como modelo educativo apropiado para su hijo?

La medida es temporal hasta que se pueda asegurar un mínimo de tranquilidad para la salud familiar. Pienso que es imprescindible la educación presencial, sobre todo en edad temprana, aunque también pienso que no necesariamente tiene que ser dentro de cuatro paredes llamadas aulas. La educación puede ser en diferentes contextos y que cualquier entorno puede ser susceptible de generar un buen aprendizaje, especialmente en estas edades.

– En el futuro, ¿puede su hijo tener algún problema por empezar su formación de manera distinta al resto de niños?

Hay quien piensa que por no asistir a clase puede encontrar diferencias con el resto de niños, pero nosotros no lo creemos así. Está claro que hay que dedicarle tiempo para que eso no se produzca pero a los hechos me remito; nuestro hijo no asistió a guarderías y no ha tenido ningún problema en adaptarse cuando comenzó la etapa Infantil con tres años. Incluso había quien decía que le iba a costar relacionarse. Tal y como nos informó la maestra en la primera tutoría, tenía un amigo del alma para jugar en el patio y no presentaba ningún problema adaptativo. También nos comunicó que estaba muy contenta con él y que era un “niño muy bueno”.

Creo que hay muchas ideas preconcebidas que son erróneas. Imagino que por falta de información o por falta de tiempo es posible que suceda. Gracias a Dios nosotros hemos podido dedicar tiempo al desarrollo de nuestro hijo y eso le ha facilitado mucho su proceso educativo antes y ahora con la pandemia actual.

– ¿Sigue usted los métodos homeschoolingo el unschooling?

Tal y como están enfocados los conceptos actualmente, no es lo que nosotros estamos
realizando puesto que, hoy por hoy, no se permite la escolarización si no es presencial
en España.

Estos conceptos son la educación dentro de la familia y es, donde siempre debe de partir la educación de todos los niños. En casa se les enseña higiene, valores, comportamientos, normas cívicas, habilidades sociales, cultura, tradiciones, respeto, religión, alimentación, seguridad vial, naturaleza, deporte, etc, que les sirven para ser una buena persona para la sociedad. En esta edad también es posible instruirles con conocimientos de lectura, escritura y cálculos sencillos que les ayudará para cuando comiencen en Primaria. Conceptos que tampoco son nuevos puesto que hasta los 7 años ya en la época hispanorromana se hacía así y era responsabilidad de las madres.

Nosotros somos muy defensores de estas metodologías y de respetar los intereses y ritmos de cada edad y de cada persona. Creo que las escuelas deberían esforzarse más en este tipo de enseñanza y que incluyan educación emocional tan imprescindible tanto para los padres, profesores, como para los alumnos, pero esto sería ya otro debate.

David Martínez (@davidmarlo_)/ ARC

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí