Marca y embalaje: cómo dar visibilidad a tu negocio

0

El comercio electrónico ha llegado para transformar los hábitos de consumo tradicionales de los consumidores. Una revolución que también se ha percibido en el mercado de la logística, donde cada día se produce un reparto masivo de paquetes que llegan a todos los hogares españoles.

Al mismo tiempo, la alta competitividad existente en todos los sectores provoca que las empresas presten atención a pequeños detalles como el embalaje de los productos, que se puede conseguir en sitios como embaleo.es, ya que se trata de una de las mejores estrategias de marketing para diferenciarse de los competidores y atraer a los clientes potenciales.

Las empresas tienen que mirar el packaging como una inversión de futuro a la hora de lograr sus objetivos comerciales y no como un gasto, debido a que se trata de un elemento imprescindible para transmitir la filosofía y la imagen de la marca a los consumidores. Un embalaje de calidad, tan simple como pueden ser unas cajas isotérmicas, aporta un gran valor al producto, especialmente de cara a diferenciarlo de la competencia. Al fin y al cabo, los pequeños detalles son los que atrapan al comprador cuando tiene que tomar una rápida decisión en un supermercado o en cualquier otro establecimiento.

Autoescuela Triumph

Ya sea en una tienda física o a la hora de recibir un determinado producto tras una compra por Internet, el diseño del packaging siempre aporta un valor añadido que refuerza la imagen de la marca y aumenta la visibilidad de cualquier negocio. De hecho, una de las ventajas de los embalajes es que cuentan con infinidad de posibilidades de personalización para causar una buena impresión en el cliente, aunque siempre tiene que mantener la imagen corporativa y la esencia de la compañía. Además, un embalaje de calidad con un importante protagonismo visual atribuye mayor valor al producto, por lo que los consumidores también estarán dispuestos a pagar más dinero.

Muchas empresas piensan que el producto siempre tiene que ser el protagonista en cualquier compra, por lo que otorgan un papel secundario al embalaje. Este error, más común de lo que parece en la gran mayoría de los sectores, puede provocar la pérdida de una gran cantidad de clientes a medio y largo plazo.

Hay que tener en cuenta que muchos consumidores, especialmente aquellos que se gastan mucho dinero en un producto, le dan importancia al packaging en sus compras, ya sea en una tienda online o tradicional, debido a que también esperan un envase que cumpla con sus expectativas. De esta forma, un embalaje elaborado y personalizado provocará que los consumidores queden satisfechos con su compra y la muestren a través de las redes sociales, por lo que las empresas conseguirán una mayor visibilidad.

El packaging es una ventana que conecta el producto con el consumidor, siendo la primera toma de contacto tanto en el mundo real como en el mundo online. Un elemento que será determinantes en el éxito o el fracaso de cualquier empresa en el futuro, por lo que se vuelve fundamental en el posicionamiento del producto. Por todos estos motivos, las empresas no deben menospreciar la importancia del embalaje de sus productos, ya que se trata de una herramienta básica de marketing que tiene el poder de convertir a una marca en un referente dentro de cualquier sector.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí