Los estrenos de la semana vienen protagonizados por Keanu Reeves y Natalia Tena

0

El actor libanés reencarna al legendario asesino John Wick en la segunda parte de la saga dirigida por Chad Stahelski (‘Otro día para matar’). Además, la actriz hispano-británica conocida por su aparición en ‘Juego de Tronos’ y en Harry Potter, llega a la cartelera con ‘Amar’, ópera prima de Esteban Crespo.

Reeves, conocido por su papel protagonista en ‘Matrix’ y ‘Drácula, de Bram Stoker’, vuelve a meterse en la piel de John Wick en ‘Pacto de Sangre’, un filme que narra cómo uno de los más importantes asesinos a sueldo del momento se ve obligado a volver a la acción tras un largo periodo de retiro. El motivo que le mueve a ello es el peligro que está generando un ex-socio suyo, que le obliga a colaborar con él debido a un juramento de sangre.

La crítica la ha valorado de forma positiva, aunque remarcando la limitación de su argumento y dejando claro que no es más que una película de acción en la que a los 15 minutos «se pierde la cuenta del número de cadáveres’, según Entertainment Weekly y donde destaca la coreografía violenta y la gran interpretación de Keanu Reeves, que «habita completamente» el personaje, según The Hollywood Reporter.

Autoescuela Triumph

‘Amar’ es la primera incursión de Esteban Crespo en la gran pantalla, y es que el director madrileño ya tiene una reputada experiencia con más de 200 premios a sus espaldas gracias a sus cortos, como ‘Aquel no era yo’, que le proclamó como ganador del Goya a mejor cortometraje de ficción, y le llevó a la gala de los Oscar en 2014.

En esta película se narra una historia de amor entre Laura (María Pedraza) y Carlos (Pol Monen), dos jóvenes que viven su relación de forma tan intensa que un día deciden dejarlo, un año más tarde vuelven a reencontrarse, ya con el personaje de Natalia Tena de por medio.

La crítica de Cinemanía y Fotogramas no la ha valorado de manera positiva y es que la consideran «desequilibrada» y que «cae en la trampa de la autocomplacencia», pese a que alaban la labor del director al ser capaz de «captar con delicadeza» la línea que separa el amor del dolor.

 

El cine francés está de celebración y es que a la cartelera española llegan dos películas del país vecino, una de ellas es ‘La Alta Sociedad’, dirigida por Bruno Dumont (‘Humanité’ y ‘Flandres’, ambas ganadoras en el Festival de Cannes). En esta historia ambientada en el norte de Francia entorno al año 1910, una sucesión de desapariciones lleva a la policía a investigar en la bahía Slack, junto al río del mismo nombre. Allí habitan dos familias de lo más variado, una de ellas son los Bréfort que, liderados por su padre, se dedican a la pesca y a vivir de manera humilde. Al otro lado de la balanza se encuentra la familia Van Peteghem, burguesa y adinerada.

Los primogénitos de ambas familias inician un romance que desconcertará a ambas familias, zarandeando sus convicciones y estilos de vida, además de replantear sus prejuicios sobre los otros.

Por lo general la crítica nacional e internacional coincide en un aspecto, la exageración. Para The Hollywood Reporter es «excéntrica», para El Mundo «el problema es la falta de medida», y según AV Club, «apenas se puede discernir entre las meteduras de pata, las exageraciones, los chirridos y la agitación».

El otro filme francés es ‘A fondo’, una comedia protagonizada por el actor hispano-francés José García (‘Un atentado en París’) y Caroline Vigneaux. La película nos traslada al viaje que decide realizar una familia y en el que el padre configura el control eléctrico de velocidad, sin embargo, este se rompe y el sistema de frenos no responde, con lo que se producen situaciones tensas que afectan a la familia y que trasladan al espectador el toque cómico que vive un grupo que, como dice Cinemanía, “es representativo de lo mejor y lo peor de nosotros mismos”.

‘La Profesora’ nos sitúa en un centro educativo de Bratislava en 1983, cuando una mujer comienza su labor docente en un colegio. Maria Drazdechova (Zuzana Mauréry) es una maestra que tiene a todos los alumnos y padres asustados, ya que se comporta de manera corrupta para conseguir lo que quiere e incluso un estudiante intenta suicidarse. En ese momento el director del centro decide convocar una reunión de padres extraordinaria con el objetivo de que estos firmen un documento que expulse a Drazdechova del colegio, y volver a instaurar la normalidad en las aulas, sin embargo, nadie se atreve a plasmar su firma en el papel por miedo a las represalias que puedan sufrir provenientes del partido comunista, donde milita la profesora.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí