«Los enteraos y los milagros»

0
Maribel Martínez en pleno confinamiento por la pandemia.

En estos tiempos de pandemia hemos descubierto cantidad de profesiones y personas que trabajan para poder entender qué es lo que nos está pasando: medicina, farmacia, psicología, biotecnología, bioquímica, epidemiólogo, microbiología, neumología, alergólogos, parasitología, matemática, estadística, economía, sociología. Posiblemente estas especialidades solo son una parte muy pequeña de las especialidades que están trabajando para que la pesadilla termine cuanto antes.

Pero a mi la especialidad que más me gusta es la de los enteraos. Esos seres que transitan por las redes sin ningún pudor dando consejos a diestro y siniestro diciendo y aconsejando lo que debemos hacer….

A mi los enteraos me parecen un milagro; desde el día 14 de marzo hasta el momento en que escribo han realizado todas las especialidades habidas y por haber para paliar los efectos de la pandemia y como es lógico desean compartir con todos sus amplios conocimientos, nos dan consejos médicos, saben cómo, dónde y por qué se nos ha originado el virus, saben cuándo y cómo saldremos de la pandemia y también, no solo son especialistas en Ciencias de la Salud, también en economía mundial y en estrategias macroeconómicas, además de sociólogos que saben perfectamente cómo nos comportamos como sociedad… ¡Bueno esto es un milagro!

Los enteraos, esos seres que transitan por las redes sin ningún pudor dando consejos a diestro y siniestro diciendo y aconsejando lo que debemos hacer….

Pero yo no quería hablarles de este milagro, ellos, los enteraos, van sobrados y no necesitan ni mis escritos ni mis consejos. Yo quería hablarles de lo cotidiano, de lo que pasa todos los días, de cómo este confinamiento te descubre cosas nuevas. Los mirlos siempre van en pareja, comparten el trabajo y son leales hasta la muerte.

Que la amistad perdura por encima de pandemias y sorprendentemente por encima de ideologías

Descubres a tus vecinas cuando abren su ventana, miran para ver si tu abres la tuya y necesitas algo. Que tu compañero de trabajo de toda la vida todas las mañanas te pregunta ¿cómo estás? con una flor. Que tu hermano pequeño se ha convertido en tu padre y te cuida como lo haría él. Que a pesar de la que tenemos encima existen personas que se preocupan por los animales. Que la amistad perdura por encima de pandemias y sorprendentemente por encima de ideologías. Que compartimos poesía, El Quijote y aperitivo desde balcones. Que intercambiamos recetas y torrijas. Que nos saludamos y reconocemos a pesar de la mascarilla. Que en definitiva vivimos y luchamos juntos, pero esto no es un milagro, esto es la vida.

Maribel Martínez

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí