Leche frita, receta paso a paso

0

Para nuestra sección de recetas hemos pensado en un alimento típico de Carnaval y que guste a mayores y pequeños, la fórmula está sacada del recetario del blog Cocina y Aficiones, de la periodista Concha Bernad.

Este delicioso postre se cocina con productos comunes y fáciles de encontrar en cualquier mercado. Nos basta con harina, leche y azúcar hasta que espese, la masa resultante de este proceso, se partirá en porciones que más tarde freiremos. Para presentarlo se puede espolvorear canela, azúcar o azúcar glass, pero esto depende de cada uno.

La leche frita es un producto típico del norte de España, y aunque muchos lugares reclaman su autoría, se cree que de los primeros sitios donde se empezó a cocinar, es en Palencia. Aunque a día de hoy este postre se puede comer en cualquier momento del año, antes se reservaba para ocasiones especiales, como Semana Santa o Carnavales.

INGREDIENTES:

  • 2 litros de leche entera.
  • 2 huevos.
  • 6 cucharaditas de azúcar.
  • 1 rama de canela.
  • 3 sobres de natillas caseras en polvo (60gr.)
  • 60 gr. de maicena.
  • la cantidad necesaria de harina para rebozar
  • La piel de medio limón (sin nada blanco)
  • Azúcar glass.
  • Canela en polvo.

    PREPARACIÓN:

    Sacar la piel amarilla del limón si que quede nada blanco por debajo. Hervir la leche con la ralladura del limón y la rama de canela, y dejar que se infusione durante dos horas como mínimo.

    ELABORACIÓN:

    Primero tenemos que separar ¼ litro de la leche de la infusión, una vez que esté fría y en ella disolvemos la maicena, los sobres de natillas y el azúcar. Removiendo bien para que no queden grumos. El resto de la leche tenemos que ponerla a hervir.

    Cuando empiece a hervir, le añadimos la mezcla que hicimos anteriormente, y lo removemos de nuevo para que no queden grumos y todos los ingredientes se mezclen, de tal forma que ninguno se quede pegado en la olla. Este proceso es rápido y en cuanto veamos que la masa empieza a espesar, ya estará lista.

    En este punto podemos apagar el fuego y cogemos un molde rectangular, donde poder volcar la elaboración y que acupe más de un centímetro de altura. Una vez hecho esto, debemos dejar que espese.

    Cuando veamos que la masa sea más sólida, debemos cortarlo en porciones que no sean demasiado grandes. Después cogemos la porción y la metemos en harina de forma que quede bien cubierta, y lo bañamos en huevo batido, como si fuera una tortilla. Ahora ya podemos ir introduciéndolas en el aceite caliente, pero no demasiado porque si no se quemarán. La cobertura tiene que quedar dorada y crujiente.

    PRESENTACIÓN:

    Para concluir, dejamos que la leche frita repose en un plato con papel de cocina, para que este absorba toda la grasa posible. Les espolvoreamos por encima azúcar glass y canela, aunque como se ha dicho anteriormente, este paso puede ser obviado por quien no le guste. Y ya habremos cocinado nuestra leche frita, perfecta para un postre en familia.

    Concha Bernad.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí