Las mujeres mayores de Villaviciosa de Odón se interesan por el sexo para gustarse más y sentirse mejor

0
Las sexólogas durante la charla. (Foto: Teresa Rey).

Así lo expresaron a Villaviciosadigital durante la conferencia ‘Amar en tiempos nuevos’, impartida en el Centro de Mayores del municipio, en una sala abarrotada de un público mayoritariamente femenino. 

Dos sexólogas colaboradoras de la Clínica Medicodón indicaron que las personas mayores mantienen una vida erótica propia y que no hay que avergonzarse de reconocerlo.

El sexo suele considerarse un tema tabú, y aunque en la época actual no lo es tanto, es imposible negar que todavía genera cierto recelo. Si además hablamos de sexo y personas mayores, entonces ya sí que nuestra mentalidad trasluce todas las ideas preconcebidas que hay respecto a este tema. ¿Qué ocurre entonces? Pues que generalmente tendemos a pensar que ese tándem no es posible. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

“Los mayores tienen relaciones sexuales”, así lo afirmó Bárbara Otonín sexóloga de Aine Sexología y colaboradora de la Clínica Medicodón, en declaraciones a esta publicación: “Las tienen, y lo sabemos –continúa-, hay investigaciones que lo confirman y no hay que avergonzarse a la hora de decirlo. Hay que valorar esta realidad, se trata de personas sexuadas que siguen manteniendo una vida erótica”.

Este tema fue el principal del que se habló el pasado viernes en el Centro de Mayores del municipio, en la conferencia titulada ‘Amar en tiempos nuevos’, organizada por la clínica mencionada y la Concejalía de Servicios Sociales. Aunque también se analizaron otros asuntos vinculados como la afectividad, los mitos, los cambios físicos o cómo influyen los fármacos en la libido.

El sexo interesa

La directora de Desarrollo de Proyectos de la clínica, Verónica de la Cueva, reconoció a esta publicación que antes de plantear impartir una charla sobre este asunto se lo pensaron un poco, pero inmediatamente se dieron cuenta de que el sexo es importante, “sigue siendo tabú, pero está ahí”. De modo, que se lanzaron y por la acogida acertaron: “Cuando lo propusimos en un primer momento lo cogimos con pinzas, no sabíamos cómo iba a ir, pero parece que se ha generado interés”. Y lo cierto es que la sala de conferencias estaba llena, pero eso sí de público femenino, pues hombres eran dos o tres como mucho, aunque esto tiene una explicación también.

Otonín nos arrojó luz sobre esta peculiar circunstancia: “A las charlas suelen venir más mujeres, porque los hombres no quieren ser ‘mirados’. Sin embargo, las consultas son más íntimas, por eso acuden más a ellas. Ellos suelen tener más problemas físicos relacionados con la erección o con la eyaculación, que les cuesta más. Las mujeres consultan más temas de afectividad, por eso suelen venir más en pareja y preguntan temas de su vida erótica relacionados con su compañero sentimental”.

“Tenemos una edad difícil y antes ni nos educaban en el sexo ni nos decían nada, lo hemos ido aprendiendo poco a poco”

María del Mar Suárez, la otra ponente de esta charla, también sexóloga de Aine Sexología y de la Clínica Medicodón, constató esta realidad con datos generales: “La edad media de las consultas por sexo en mayores es de 74 años. El cinco por ciento de las mismas las hacen las mujeres, el 30 por ciento son en pareja, y el resto son hombres”.

Así ocurrió que la sala del Centro de Mayores de Villaviciosa de Odón se llenó de féminas dispuestas a saber más sobre afectividad y relaciones sexuales, porque es un tema del que antes no se hablaba: “En nuestra época cuando nos casábamos no se hablaba de esto, era pecado hablar de sexo. Sin embargo, ahora es que te encuentras tan a gusto hablando de ello, que muy bien”, contó a Villaviciosadigital, Carmen Mateos, una de las asistentes a la conferencia.

Esta idea era generalizada en la sala, pues durante la conferencia se produjo más de un comentario en este sentido: “Antes todo era pecado”, fue una de las máximas más escuchadas.

“Tenemos una edad difícil y antes ni nos educaban en el sexo ni nos decían nada, lo hemos ido aprendiendo poco a poco, cuando conocíamos a un hombre realmente y esto sucedía con nuestro primer novio”, declaró en este sentido a Villaviciosadigital, Mª Victoria Torío.

Gustarse y explorarse

Las dos expertas crearon un ambiente distendido desde el primer momento y trataron de transmitir varias ideas que todos los presentes acogieron positivamente. Uno de los aspectos que destacaron es que, indistintamente de lo que socialmente se suele considerar, las personas mayores no tienen que pensar en el fin de su vida erótica. Con la edad no disminuye la identidad sexual, el deseo, la mirada y la sonrisa, la necesidad de mimos, etc. En definitiva, la capacidad de amar, atraer y seducir, especificaron las sexólogas.

La villaodonense, Mª Victoria Torío, lo ratificó: “Aunque tengamos ya una edad avanzada es cierto que nos podemos seguir gustando y buscar zonas que a lo mejor pues ni las sabíamos, ni nos las habían enseñado. Nunca nos han hablado de nada”.

De la misma opinión se mostró Mª Antonia Loma, otra de las asistentes a la que preguntó este medio: “A mí me ha parecido muy interesante porque es un tema que a nuestra edad desconocemos mucho. He sacado algunas conclusiones que no sabía, como por ejemplo la influencia de la medicación. Yo tomo un medicamento que puede influir en el deseo, y por ejemplo, mi marido tiene la tensión alta e ingiere fármacos que pueden afectar en este sentido”.

He aprendido que las situaciones que hayas tenido en la vida pueden condicionar la forma en la que vivas el sexo

Esta villaodonense también se quedó con el apunte que hicieron las psicólogas de cómo las vivencias pueden influir en las relaciones sexuales. “He aprendido que las situaciones que hayas tenido en la vida pueden condicionar la forma en la que vivas el sexo. Yo por ejemplo, fui mujer a una edad muy precoz y mi madre se enfadó conmigo y me dijo que tuviera cuidado. Decía cosas que con el tiempo me han perjudicado mucho”.

Ante la masiva afluencia femenina, más de una vez se escuchó que “no había mercado” masculino para poder disfrutar del sexo en compañía, pero esto no debe ser un problema. Así lo aseveró Bárbara Otonín: “A las mujeres no nos han dejado conocernos, pero podemos explorarnos, tener encuentros con nosotras mismas y aprender de ahí. Y también hay que quitarse esa perspectiva de que la sexualidad es sólo tener orgasmos o coitos o estar siempre con una pareja. Al final, la sexualidad es querernos, tanto mujeres como hombres. Es saber tocarnos, saber mirarnos al espejo y decirnos que somos guapos y guapas, y sentirnos. Esa es la idea”.

 

Teresa Rey

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí