Las mujeres de Villa vuelven con su Baratillo Benéfico donde trabajan por ver una sonrisa al otro lado del mundo

0


Los proyectos solidarios a los que va destinado el dinero del Baratillo de Villaviciosa agradecen este gesto a las mujeres del pueblo
Con la inauguración del Baratillo Benéfico de Villaviciosa de Odón, todo el pueblo siente que ha llegado la Navidad. Los vecinos se agolpaban hoy a las puertas del Salón Cívico Social (Plaza de la Constitución) para ojear los diferentes puestos que contiene este encuentro solidario en su decimosexta edición.

Manteles, ropa de bebé, vestidos, peluches, juegos de mesa, plantas, adornos navideños, libros, películas y hasta una tómbola en la que participar…todo a la vista de un comprador que ayudará con su desembolso a diferentes proyectos solidarios.

A la entrada se encuentra Carmina Mateos, una mujer del Centro de Mayores de Villa que muestra con una sonrisa todas las manualidades que, desde dicho centro, aportan al Baratillo. Así, enseña a unas visitantes un juego de bandejas de porcelana decoradas con flores pintadas por ellas mismas.

“Trabajamos con mucha ilusión en este encuentro que llevamos dieciséis años celebrando. Todos los lunes del año de cinco a ocho de la tarde hacemos manualidades para este evento y luego cada una aporta lo que quiera. Yo, por ejemplo, recogí un mueble que mi hija iba a retirar y lo restauré para traerlo al mercadillo”, cuenta sonriente a Villaviciosadigital.

Un lugar donde ganan todos

Las personas colaboran voluntariamente y los diferentes objetos que se van entregando se destinan a la tómbola. “Es una iniciativa ciudadana, todo el mundo aporta ideas. No recibimos subvención de nadie y todo lo que se recauda aquí va íntegro para diferentes proyectos solidarios”, dice orgullosa Lola Quirós, miembro del Comité organizador.

Pero es que esta actividad autogestionada ha llamado tanto la atención que recibe donaciones de diferentes lugares. “Nos donan material de colegios de Parla y de Alcorcón, hacen su recogida de juguetes y nos la traen al Baratillo”, explica Lola.

Pero hasta de forma individual la gente del pueblo se implica en la iniciativa. “De manera particular llegan personas cargadas de libros que quieren desechar pero que están en perfecto estado. Este año nos han llegado más que nunca y tenemos libros muy actuales por cinco euros. Lo bueno de este lugar es que hace que todo el mundo salga ganando”, cuenta Ana González que se encuentra en el puesto de los libros atendiendo a muchísimos interesados.

El aroma de la cocina casera

Y mientras que algún curioso echa un vistazo a la obra de ‘El Conde de Montecristo’ de Alejandro Dumas o a las ‘Obras Completas’ de Pablo Neruda, se oye una voz al fondo que pregunta ¿necesitáis algo más? Y es que este lugar también tiene servicio de cafetería donde las amas de casa llegan con pestiños, bollería casera, churros, tortillas de patata y algún otro manjar que sólo ellas saben cocinar tan bien.

“Sólo hay que ver la cara de felicidad de la gente porque lo que hacemos es muy gratificante. El pueblo está volcadísimo y concienciado en echar una mano, aunque las que trabajamos aquí terminamos el último día agotadas porque estamos de nueve de la mañana a nueve de la noche de cara al público y luego toca recoger”, dice Carmen Revilla, miembro del Comité organizador que ahora atiende en el bar como si llevase en él toda una vida. La alegría que desprende es su mejor invitación.

La tómbola de la solidaridad

En la tómbola se encuentran Mª Ángeles Alba y Pilar Povedano donde por tan sólo un euro te dan dos papeletas que pueden estar, o premiadas directamente y los concursantes se llevarían el regalo a casa directamente, u otra papeleta con la palabra ‘opción’.

“La opción es para concursar en el sorteo que se hará el domingo donde los nombres de los ganadores se publicarán en Internet, en la página del Ayuntamiento, o también en una lista que se colgará en la puerta del Salón Cívico”, explican ambas a Villaviciosadigital.

Los premios son una cesta de Navidad, un balón de la Peña ‘La Amistad’, dos menús para consumir en el Restaurante ‘Mond’ del municipio, otros dos menús para el Restaurante ‘La Casita’, una estancia de tres días y dos noches en Sierra Nevada y un equipo de música, entre otros regalos.

Y por aportar que no quede, porque ¿a qué amante de los toros no le gustaría tener la muleta con la que Juan José Bellido ‘Chocolate’ toreó en Villaviciosa de Odón el 17 de septiembre de este año? El novillero villaodonense hace así su aportación al Baratillo mostrando su apoyo a la iniciativa vecinal. «Es increíble porque todos aportan algo y eso nos ayuda mucho», dice Lola.

Sonrisas aseguradas

Todo lo recaudado ya tiene destinatario. Se dará así continuación a los proyectos iniciados en Madagascar para financiar operaciones de raquitismo, en Angola se seguirá financiando la compra de leche maternizada para los bebés de madres infectadas de SIDA, se donarán también alimentos a Cáritas de Villaviciosa y al asilo ‘Mi Casa’, para la congregación de las Hermanitas de los Pobres.

“Tanto a Cáritas como a las Hermanas de los Pobres, les llamamos y les preguntamos qué es lo que más echan en falta de alimentos. Siempre hay arroz y pasta pero, por ejemplo, en Cáritas nos piden Nocilla para los más pequeños y, yogures y gelatinas, para el asilo de las hermanas. Con el pedido que hagan vamos nosotras directamente a llevárselo”, cuenta Lola Quirós, que no cabe en sí del éxito que está obteniendo un año más el Baratillo. La gente no para de entrar y son las doce de la mañana. «El sábado y el domingo vendrá aún más gente», asegura

“La asociación AIMA (Ayuda a la Infancia de Madagascar), que está en Alcorcón, nos trae todas las facturas de la leche que mandan para allá. Si se operan diez niños con el dinero obtenido, nos mandan las fotografías de los chicos y de cómo se van recuperando. De Angola también nos llegan fotografías de madres dándonos las gracias por seguir colaborando con su causa”, continua Lola.

Un Baratillo muy barato

Una iniciativa que gratifica a todo un pueblo que han entendido desde hace dieciséis años que una mínima aportación es lo que cuenta. “Puedes ir al banco e ingresar diez euros o puedes venir aquí, tomarte un café, comprar una figurita y llevarte un libro y así has colaborado como uno más”, resume Lola, animando a la gente que vaya a verles.

Este acto social que inicia las navidades ayudará a más de uno a conseguir también una sonrisa de sus seres queridos. Libros por dos euros, películas, monederos, pitilleras y balones a un euro y para los niños muñecos a dos euros. Pero además hay una parada imprescindible en el puesto de taller de costura.

“Llevamos catorce años cosiendo. Muchas mujeres de Villa nos reunimos desde hace tiempo en un local cedido por el Ayuntamiento donde todos los miércoles nos juntamos de cinco a siete de la tarde. No vamos para aprender a coser, cada una hace lo que sabe porque lo más bonito de esto es la reunión en sí”, explica Mª Carmen Holguín.

Sonrisas, charlas, encuentros, compras y picoteo en este Baratillo Benéfico que estará hasta este domingo, día 2 de diciembre, para intentar recuperar un año más la alegría de mucha gente desfavorecida que también merece ser feliz.

Texto e imágenes: Natalia Pulido.

[wzslider info=»true» lightbox=»true»]

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí