“La violencia de género insiste”

0

Con motivo de celebrarse este sábado el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, me encuentro nuevamente escribiendo sobre este tema.

Mis otros dos artículos escritos para esta columna (‘Haciendo vínculo’) son del 2014. Lamentablemente, poco ha variado la situación desde entonces. Es una lacra que seguimos sin erradicar y el número de mujeres asesinadas sigue en aumento, con el agravante de sumar también a los niños y niñas que en los últimos dos años ya son más de 70 que han quedado huérfanos como consecuencia de la violencia de género.

Según la organización Save the children son más de 70 niños/as los huérfanos y muchos de ellos también han perdido la vida al igual que sus madres.

Autoescuela Triumph

Es necesaria y fundamental la promulgación de una ley integral que proteja a los menores. Hace rato que se viene abogando por ello, sin embargo, no se cuenta aún con una ley en condiciones.

En España “la violencia contra la infancia permanece como una realidad oculta pese a las cifras conocidas”, asegura la entidad.

Y hace pocos días se presentó una moción en el Senado, donde se pedía una modificación de la Ley 1/2004 donde se solicitaba que las mujeres víctimas de violencia machista pudiesen contar con asistencia jurídica y psicológica desde el momento previo a la interposición de la denuncia.

Todos los partidos apoyaron la moción, con excepción del PP, que argumentó que debe ser el propio Gobierno quien impulse sus propias iniciativas y medidas. Francamente, es intolerable la mezquindad que lucen algunos de nuestros políticos.

Según una macroencuesta realizada en 2015, sólo el 28,5% de las mujeres que sufren violencia machista, denuncian los hechos.

“la violencia contra la infancia permanece como una realidad oculta pese a las cifras conocidas”

Y uno de los posibles motivos podría ser que “el momento de la denuncia puede ser un punto álgido del conflicto, un momento de incremento del riesgo, y la duración del proceso puede ser una experiencia abrumadora, agotadora, cuando no revictimizadora”, recogía la moción.

Recordemos uno de los últimos casos ocurridos. El de Alzira en Valencia, donde el maltratador degüella a su hija de dos años, precisamente cuando la mujer le dice que va a denunciarlo.

Y también en próximos días tendremos el fallo del juez en el famoso caso de presunta violación, el año pasado en San Fermín. Este caso ha provocado alerta en la población. Estamos pendientes de la resolución.

Estos cinco hombres se hacían llamar ‘la Manada’. Si  nos remitimos al diccionario María Moliner, la primera acepción que encontramos es: grupo de animales cuadrúpedos salvajes que van juntos. No deja de sorprenderme la nominación que se daban ellos mismos.

Ya existe algún artículo haciendo referencia a ellos, no como manada, sino jauría.

esta presunta decisión técnica se convierte en un acto de violencia sobre las mujeres. Uno más

Hay algunas medidas tomadas por el juez, que a mí, ciudadana de a pie me dejan sin respuesta y más bien con una serie de interrogantes. A modo de ejemplo: ¿Por qué es admitida como prueba a favor de la defensa, un informe recogido por una agencia de detectives donde se relata la conducta de la joven, en los meses subsiguientes a la presunta violación? ¿Y sin embargo no se admite como prueba de la acusación, una serie de whatsapps que intercambiaron los integrantes de ‘la Manada’ previo al delito, donde se vislumbra que estos jóvenes tenían en mente una posible violación en las fiestas de San Fermín? O sea, existía premeditación.

Por momentos no sabemos quién es la víctima y quienes los acusados.

Y nos preguntamos cómo las mujeres se van a atrever a denunciar abusos y violaciones, cuando ellas mismas se convierten en el centro de la investigación.

Suscribo las palabras de Almudena Grandes en su totalidad. Nos habla de la violación, cualquier violación es un delito, más allá de la integridad moral de la víctima, eso no es lo que se juzga. Y esta presunta decisión técnica se convierte en un acto de violencia sobre las mujeres. Uno más.

Esperamos que haya justicia y que el fallo sea favorable para la joven, sino estaría la justicia avalando aquello que dice estar dispuesta a combatir. ¡Basta ya de tanto maltrato a las mujeres!

Mirta García Iglesias (mirgarciaiglesias@gmail.com)

(Psicóloga Clínica-Psicoanalista. Asociación Cultural Vínculo)

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí