La presión vecinal y la de una empresa anti-ocupación propician que los okupas abandonen de la vivienda ocupada en Villaviciosa de Odón

0

Villaviciosa de OdónLos hechos tuvieron lugar el pasado domingo por la tarde. Guardia Civil ha dado conocimiento de ellos al juzgado.

El propietario de la vivienda del 12 de la avenida de Villaviciosa de Odón (urbanización El Castillo) ha recuperado su posesión después de que los okupas que se encontraban en ella desde hacía algo más de cuatro meses la abandonaran el pasado domingo por la tarde. La presión vecinal y la de una empresa anti-ocupación provocaron esta salida.

Desde hace un par de semanas los vecinos presionaban a los ocupantes ilegales para abandonar la vivienda, a lo que se sumó la aparición de esa empresa, quien se ofreció a solucionar el problema de forma gratuita. De esta manera anunciaron que irían ayer lunes para “gestionar la desocupación», sin embargo, adelantaron su decisión al recibir la llamada de una vecina el domingo sobre las 18.00 horas avisándoles de que los okupas se iban y que estaban cargando cosas en un coche, según contaron en Telecinco.

Dos integrantes de esa empresa acudieron y cuando llegaron la puerta corredera de la vivienda estaba totalmente abierta, lo mismo que la lateral de la cocina y decidieron llamar a la Policía Local para que avisara al propietario. Una vez que se personó, accedieron y vieron «una casa que no tenía aspecto de ser morada, totalmente revuelta». Allí encontraron dos pistolas simuladas, armas blancas, una catana, un hacha, una hoz, una báscula de precisión, dos kit completos de palos de golf, varios teléfonos móviles, documentación de personas a las que presuntamente se les ha sustraído.

Ya de noche, llamaron a David, uno de los okupas para informarle sobre los objetos que se habían dejado y éste amenazó a uno de los trabajadores de la empresa anti-ocupación: «¿que las tiras al container? Quemo tu casa, hijo de la gran puta, mato a tu madre». Incluso le retó a una pelea.

Lo mismo sucedió con el propietario, al que amenazaron presencialmente ya de madrugada mientras cambiaba la cerradura. «Nos amenazó con una piedra y nos dijo que dónde estaban sus cosas», ha explicado a Telemadrid. Además, el okupa ha dejado entrever que ocuparía otra vivienda. «Yo sin casa no me quedo», ha afirmado.

Según fuentes del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón consultadas por Villaviciosadigital, “la Policía acudió para realizar sus labores propias de seguridad y a requerimiento de varias llamadas» que llegaron a la sede policial. Posteriormente, intervino Guardia Civil. Desde la Benemérita han explicado a este periódico que su intervención consistió en realizar diligencias a prevención (dar conocimiento al juzgado).

Hay que recordar que desde el propio Consistorio, el alcalde, Raúl Martín Galán, afirmó: «desde las administraciones locales poco podemos hacer». Apuntó a que iban a incrementar la vigilancia en la zona y a la puesta en marcha de un «un proyecto en el que se pone en comunicación tanto a Guardia Civil como a Policía para intentar, sobre todo, aumentar la seguridad en la zona». En este sentido, desde la Benemérita explicaron que ellos no tenían activo «ningún dispositivo especial» por esta vivienda ocupada y reiteraron que «son temas que competen al Ayuntamiento, son municipales».

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí