La Guardia Civil desmantela un entramado empresarial con 52 plantaciones de cannabis en Madrid, Almería, Granada, Murcia, Ávila y Cáceres

0

Engañaron a agricultores que desconocían que se trataba de cannabis con contenido en THC.

Agentes de la Guardia Civil han logrado desmantelar un entramado empresarial cuyos fines eran el cultivo, recolección y posterior venta de cannabis sativa, localizando 52 plantaciones dependientes de la organización y más de 372.000 plantas.

La investigación se originó el pasado mes de mayo en la localidad madrileña de Villa del Prado, tras tener conocimiento la Guardia Civil de que una empresa se estaba interesando por terrenos en la población y que alegaban la necesidad de agricultores para cultivar marihuana con fines medicinales.

Todas las indagaciones se centraron sobre la empresa y sus fines, averiguando que un representante, un abogado y un experto en abonos se habían reunido con varios agricultores de la localidad para llegar a un acuerdo con ellos e instalar sus plantaciones en el lugar.

De forma paralela, los agentes realizaron consultas a los órganos de la comunidad autónoma competentes para saber si este tipo de plantaciones cuentan con amparo legal, hecho que quedó descartado al averiguarse que las plantas que se cultivaban contenían un índice de THC no permitido.

La moda de los cogollos CBD 

De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda el consumo de cannabis con un bajo contenido contenido psicoactivo de THC y alto en CBD (cannabidiol); son innumerables los anuncios a través de Internet y radio donde incluso las empresas de paquetería ofertan su distribución.

Para poder cultivar este tipo de plantas, se requiere de autorización previa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, estando autorizado el cultivo de las variedades de cáñamo únicamente para uso industrial, siendo útiles únicamente las semillas y los tallos, pero en ningún caso los cogollos.

Ubicación de las plantaciones 

Los dispositivos establecidos por la Guardia Civil de Villa del Prado, dieron sus frutos, logrando localizar la plantación de marihuana que la empresa había logrado instalar en dicha población. El agricultor encargado de su cuidado, manifestó a los agentes que el destino que se le iba a dar era farmacéutico, afianzando los investigadores la hipótesis del engaño a los autónomos por los inductores para beneficiarse de su trabajo.

Las indagaciones sobre el entramado empresarial, con el apoyo y coordinación de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, permitieron ubicar en Almería, Granada y Murcia otras plantaciones de similares características que estaban a punto para ser recolectadas, descubriendo que también contaban con espacios agrícolas en Ávila y Cáceres.

Con una estructura totalmente piramidal, contaba con tres personas en el nivel más alto, personal experto en la selección y recolección de las plantas en el intermedio, y en la base de la pirámide, agricultores que ofertaban su terreno y su trabajo a cambio de un importante porcentaje de las ganancias.

La operación se ha saldado con la detención de cinco personas, la localización de 372.000 plantas de cannabis sativa, una máquina industrial para la selección y varias toneladas de “cogollos” envasados y listos para su distribución. Se han podido intervenir hasta el momento más de 17.000 kilogramos de marihuana en las provincias de Madrid y Almería, continuando la operación abierta.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí