La falta de presupuesto europeo amenaza al programa Erasmus

0

La Comisión Europea (CE) adoptó esta semana un presupuesto para 2012 en el que pide cerca de 9.000 millones de euros adicionales para resolver la falta de fondos en varios programas comunitarios, entre ellos Erasmus y Erasmus Mundus.

Comenzó en 1987 a instancias de la asociación estudiantil AEGEE Europe y del entonces comisario europeo de Educación, el español Manuel Marín. El programa Erasmus (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios) lleva 25 años facilitando la movilidad educativa de estudiantes dentro de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Turquía.

Más de dos millones de jóvenes han participado en esta iniciativa cuyo objetivo es “mejorar la calidad y fortalecer la dimensión europea de la enseñanza superior fomentando la cooperación transnacional entre universidades, estimulando la movilidad en Europa y mejorando la transparencia y el pleno reconocimiento académico de los estudios y cualificaciones en toda la Unión”.

Su éxito es innegable y cada vez más instituciones académicas participan en este programa que ofrece una beca a los estudiantes que oscila entre los 400 y los 900 euros, según la situación del solicitante y de la comunidad autónoma en la que resida. Incluso, fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2004 por ser uno de las acciones de intercambio cultural más importantes de la historia de la humanidad.

270.000 estudiantes

Lamentablemente, la falta de dinero hace tambalear a Erasmus. Exactamente necesita 90 millones de euros adicionales para realizar los pagos a los estudiantes ya que, de lo contrario, tendrá que reducir el número de plazas ofertadas o el monto de las becas, lo que afectará a los jóvenes con menos recursos, recalca la CE. En este curso que acaba de comenzar, alrededor de 270.000 estudiantes se beneficiarán de él, según estima la Comisión.

A falta de aprobación por parte de la Unión Europea  y del Parlamento Europeo, varios países ya han expresado su rechazo a aumentar sus aportaciones a las arcas comunitarias. De los cerca de 9.000 millones reclamados por la CE, los Estados miembros tendrán que aportar 5.900 millones, mientras que los 3.100 millones restantes provendrán de los ingresos adicionales obtenidos por Bruselas este año.

Comisario europeo de Presupuestos, Janusz Lewandowski.

«Ni un solo euro es para Bruselas, todo irá fuera, destinado a los estudiantes, los investigadores, la política regional y las pymes», aseguró a la agencia EFE el comisario de Presupuestos, Janusz Lewandowski. «Venimos con una solución para el Eramus y otros programas en peligro por escasez de recursos», señaló.

Erasmus Mundus

Otra de las iniciativas en la cuerda floja es Erasmus Mundus, en el que estudiantes comunitarios e internacionales pueden acceder a máster y doctorado impartidos de manera conjunta en distintas universidades.

Al igual que Erasmus, también promueve la movilidad y la cooperación a estudiantes pero incluye ayuda a los centros de educación superior que quieran impulsar estos programas. De esta manera, profesores, investigadores y personal administrativo de universidades de todo el mundo tienen también cabida dentro de este plan, así como instituciones educativas organizadas en consorcios del ámbito de la educación superior y la investigación.

Ahora, todo dependerá de que los fondos adicionales solicitados por la CE sean aprobados por la Unión y el Parlamento pero, sobre todo, de que los gobernantes de los Estados prioricen, de verdad, la educación frente a otros gastos cuestionables.

 

Ana V. Rubio

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí