La crisis por la listeria planea sobre el X Congreso Mundial del Jamón de Madrid

0

Desde este martes la capital se convierte en el epicentro de este producto en la Feria de Madrid (IFEMA) que tiene lugar hasta este jueves. 

Un laboratorio de control alimentario recomienda «huir de los jamones baratos poco curados, hay riesgo de listeria».

El Congreso Mundial del Jamón se celebra en el marco de la feria del sector cárnico Meat Attraction. Comenzó en 2001 en Córdoba y celebra ya su décima edición en la que participan más de un centenar de empresas del sector. La finalidad de esta feria es debatir sobre la producción, la investigación y la comercialización; presentar novedades, tratar sobre nutrición y gastronomía o las mejores herramientas de marketing y ventas. Todo ello repartido en 10 bloques temáticos.

Autoescuela Triumph

La meta es incrementar en los cinco continentes el prestigio del jamón curado, la importancia de un sector de referencia mundial y fomentar el consumo. De hecho, el jamón español se ha exportado en estos últimos 10 años a más de 134 países. Según datos de 2018 se exportaron desde España 52.305 toneladas, casi un 14 por ciento más que en 2017. Esto representa unos 9 millones de piezas.

Este año el congreso debe convivir con la crisis alimentaria provocada por la bacteria de la listeriosis. Se trata de una infección debido a la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria  Listeria monocytogenes, presente en animales salvajes y domésticos, también en el agua y en los suelos. Carnes, pescados o lácteos pueden verse contaminados.

Provoca una enfermedad gastrointestinal fundamentalmente, aunque en algunos casos también genera una infección en la sangre o una meningitis, e incluso el aborto espontáneo.

En cuanto a los síntomas, normalmente comienzan un par de días después de comer los alimentos contaminados, aunque a veces tardan en aparecer hasta dos meses después.

España vive en estos momentos una crisis alimentaria por la listeriosis. El primer brote comenzó en Andalucía por la carne contaminada de la empresa sevillana Magrudis (La Mechá), lo que llevó a las autoridades sanitarias españolas a lanzar una alerta mundial el pasado 21 de agosto. El número de afectados en nuestro país supera los 200, con un nefasto balance de siete abortos y tres muertes.

Jamones baratos y poco curados

Ante esta situación, desde el laboratorio Alkemi, referente en control alimentario en nuestro país, han explicado en una entrevista para El Economista, de la que se hace eco Villaviciosadigital.es que «hay que huir de los jamones baratos poco curados, hay riesgo de listeria». Y es que creen que hay listeria en jamones de bajo precio, algunos incluso por 25 euros la unidad.

Pese a que en España los controles son «muy estrictos», esos jamones «sospechosos» están siendo comercializados por algunas empresas y su mayor riesgo lo presentan los que han sido previamente congelados y esto es algo que debe saber el consumidor, apuntan desde Alkemi. «Si un jamón está descongelado el consumidor debe saberlo porque si lo desconoce y el consumo se retrasa, alargando la vida del producto, pueden aparecer múltiples gérmenes».

La propia normativa europea en el Reglamento sobre etiquetado de productos alimenticios 1169/2011 determina que cuando un producto ha sido sometido a congelación y se descongela antes de su venta, se debe especificar siempre con la mención «descongelado». En cuanto a la española sobre el jamón, en ningún momento de las fases que se reconocen, menciona el congelado.

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí