La conocida «operación biquini»

0

operacion bikiniHola mis queridas lectoras, (me vais a permitir que hable en femenino por eso del “biquini”, aunque va dirigido a todos). Pero sí, hoy os voy a hablar de la ya conocida «operación biquini» que comienza, en teoría, a finales de las fiestas navideñas hasta el mes de junio que es cuando suelen abrir las piscinas. Digo en teoría porque en la práctica, y corregirme si me equivoco, por unas cosas o por otras al final se nos ha echado encima el mes de abril y aún no hemos comenzado, ¿verdad?

Y así un año, y otro,… Decirme: ¿no estáis cansadas de que todos los años se repita la misma historia? Con toda la información que tenemos ahora y la gran industria que se dedica a productos dietéticos, ¿por qué el problema del sobrepeso persiste? Tal vez es porque no estamos solucionando el problema desde la raíz. Vamos a buscar la solución al resultado final cuando el verdadero problema se genera en una parte de nuestro cuerpo al que no prestamos apenas atención: nuestra mente.

Como ya os he comentado en anteriores artículos, desde que nacemos y durante toda nuestra vida estamos bombardeados de información, vamos adquiriendo experiencias propias, aprendemos también de las experiencias ajenas que, incluso, las adoptamos como propias, y todo esto nos va generando una serie de creencias que se transforman en nuestra manera de pensar y en nuestra conducta, creando hábitos en nuestras pautas de comportamiento para nosotros y ante los demás.  Todas estas creencias limitantes que se van desarrollando a lo largo de nuestra vida son las comúnmente conocidas como “excusas”.

“El que puede cambiar su pensamiento, puede cambiar su destino»: S. Crane

Autoescuela Triumph

Hay una frase que me encanta de A. Eistein que dice algo así como que «Si haces siempre lo mismo obtendrás siempre los mismos resultados».

¿No creéis que va siendo hora de hacer cosas diferentes para ver si nos dan los resultados que esperamos?

Actualmente hay mucho “culto al cuerpo” y nos olvidamos del motor que mueve todo que es nuestro cerebro.  Necesitamos trabajar bien nuestra mente para que nuestro cuerpo nos siga como queremos que lo haga.

Si no tenemos una mente de persona esbelta nunca podremos ser personas esbeltas.

Si no trabajamos nuestra mente con los hábitos que nos han llevando a los excesos, nunca podremos lograr los objetivos que nos hayamos marcado y lo que es más importante, que éstos sean duraderos en el tiempo. Sólo trabajando con la mente, y cambiando nuestro “programa instalado” podremos alcanzar todo aquello que nos propongamos, que en este caso sería lograr adquirir unos hábitos saludables sin que ello requiera de un gran esfuerzo ya que solo así podrá ser perdurable en el tiempo.

«el verdadero problema se genera en una parte de nuestro cuerpo al que no prestamos apenas atención: nuestra mente»

Uno de los problemas que  encuentro en mis clientes que vienen con problemas de sobrepeso es que vienen con la creencia de que lo que les funciona a unos pocos, a ellos también les debería funcionar y se frustran cuando no lo consiguen. Igual que no hay dos personas idénticas en el mundo, tampoco hay soluciones idénticas para todos ellos. Cada persona tiene sus hábitos, sus creencias y sus gustos, por lo que la mejor solución es la que mejor soluciona tu caso concreto y va a acorde con tu ser.

Está comprobado que para el ser humano, todo aquello que requiere de un gran esfuerzo, a la larga es abandonado. Por eso, si conseguimos un cambio en la mente de la persona que desea alcanzar una meta, le será mucho más fácil lograrla porque no le supondrá un gran esfuerzo una vez que esté implantado el nuevo modelo que va acorde con sus valores, creencias y con sus hábitos. Dejará de ser un periodo de restricción o esfuerzo para convertirse en su forma de vida, sin darse cuenta.

 

Gema Ricote (@Gemaricote)

(Coach profesional certificada por ASESCO).

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí