La carrera por la supervivencia en el documental ‘Febrero, el miedo de los galgos’

1

[sam_ad id=»23″ codes=»true»]La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, expone al galgo a una vida de maltrato

La mirada de Mila, a pesar de haber sufrido mucho, es tierna y sólo pide ser querida. Necesita los mimos de alguien dispuesto a cuidarla como se merece. Mila, es una galga abandonada y tiene mucho miedo a las personas. Fue rescatada y trasladada a Barcelona por la ONG SOS Galgos, a la espera de una operación importante tras ser atropellada en Arahal, un pueblo de Sevilla.

Ella es sólo un caso más de los miles que hay. La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, expone al galgo a una vida de maltrato y crueles entrenamientos. La temporada de caza acaba en febrero y el número de galgos abandonados en esta época del año se dispara. Por esta razón, la mayoría de ellos no supera los tres años de edad. La impunidad de muchos galgueros ha llevado a Irene Blánquez a realizar el documental ‘Febrero, el miedo de los galgos’, directora de este trabajo, donde por primera vez se plasma la realidad del galgo en España.

Y para luchar contra esta barbarie, muchas asociaciones se han reunido para levantar la voz una vez más y decir basta a las torturas que sufren estos animales. Silvia Barquero, vicepresidenta del partido animalista PACMA; Cristina García, de Galgos Sin Fronteras; Beatriz Marlasca, presidenta de Baasgalgo y Arancha Sanz abogada de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid (S.P.A.P) piden prohibir en España la caza con perros, una práctica que, según afirman, provoca cada año el abandono de 50.000 galgos cuando, al término de la temporada, dejan de servir para este objetivo.

La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, expone al galgo a una vida de maltrato y crueles entrenamientosEn España 190.000 galgueros federados practican la caza de la liebre y algunos de ellos entrenan a sus galgos atados a vehículos de motor. “Tras las declaraciones del capitán de la Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), José Manuel Vivas, en las que aseguraba que no es cierto que tras la finalización de la temporada de caza se incrementen las muertes de galgos y que eso era una ‘leyenda negra’, teníamos que decir que eso no es la realidad”, expone Barquero.

“Son una atrocidad los casos encontrados donde los galgos son encadenados, despellejados para arrancarles el chip, quemados, abandonados o atropellados. Las autoridades son quienes deberían estar personalmente y profesionalmente implicadas en erradicar esta lacra”, continúa.

“No hay palabras para expresar lo que se hace con los galgos en este país. Son sólo una herramienta de usar y tirar de unos propietarios con una mentalidad miserable y perversa. Que las autoridades nieguen que esto sucede es una ofensa para la España inteligente y sensible. Todas las promesas de cambiar la ley han quedado en agua de borrajas porque luchamos contra un lobby muy poderoso”, explica Cristina García.

“Hay gente que desconocía que ahogar a un galgo es delito. Estas personas no pueden ser dueños de ningún tipo de animal”

Según García, de Galgos Sin Fronteras, las víctimas resultan ser unos seres maravillosos que a pesar de lo que sufren, estos perros sólo quieren contentar a sus amos. “El 99% de los galgos viven en zulos”, indica.

“Estamos recogiendo galgos en pozos y muchos se han ahogado delante nuestra porque no hemos podido salvarlos. Lo increíble es que hemos dado con varios propietarios que admiten haber hecho esta bestialidad y lo dicen sin problemas”, dice Beatriz Marlasca de Baasgalgo, que actúa fundamentalmente en Toledo. “Hay gente que desconocía que ahogar a un galgo es delito. Estas personas no pueden ser dueños de ningún tipo de animal”, señala. Esta asociación encuentra hogar cada año para unos 200 galgos abandonados en España que envía a otros países para darles una segunda oportunidad.

En España 190.000 galgueros federados practican la caza de la liebre y algunos de ellos entrenan a sus galgos atados a vehículos de motor. Cada caso que recogen estas asociaciones ponen una denuncia para que se sepa que a día de hoy esto está pasando pero la mayoría de las veces no sirve de mucho. “Debemos exigir que se impongan sanciones porque estamos totalmente desamparados porque ni se investiga ni se acude al lugar de los hechos”, explica Arancha Sanz.

Villaviciosadigital acudió al estreno del documental en la Cineteca de Madrid el pasado miércoles donde,el público, que llenó la sala, se indignaba ante tales actuaciones. El documental muestra como muchos galgueros no creen que estén haciendo nada mal, los cazadores no se sienten culpables. Además, los niños que han nacido en ese contexto rural no son educados en el respeto a los animales. “Cuando somos niños no vemos el maltrato de manera clara”, apunta Carmen Urbano, presidenta de SOS Galgos.

«Las ONG hacemos una labor que corresponde a los gobiernos. La voz de estos animales se tiene que oír”

“El galgo ha pasado de ser un animal que sólo tenían los señores y el pueblo no podía acceder a él, a ser un animal maltratado y denigrado. Ha degenerado muchísimo. Las ONG hacemos una labor que corresponde a los gobiernos. La voz de estos animales se tiene que oír”, añade.

«El fin de la caza con perros, como ya sucede en otros países europeos, sería una medida que evitaría muchísimo sufrimiento a todos estos animales», agregó Barquero.

La mirada de la galguita Mila demanda cariño. Ella, como muchos, ha pasado miedo, hambre, sed y más miedo. Ella sólo quiere jugar y volver a confiar. Ahora es la protagonista de esta triste historia que, según Blázquez, se proyectará en diferentes zonas de España en las que se practica caza con galgo para concienciar a los cazadores del problema.

Hoy que se celebra el día de San Antonio Abad, patrón de los animales, muchas personas pedirán por sus mascotas, aquellos seres que contribuyen a su felicidad pero, desgraciadamente, la realidad de algunos galgos es otra, sus propios dueños prescindirán de ellos rápido, no les dejarán llegar a viejos porque viejos ya no sirven en un esquema desgarrador como es el de criar, utilizar y eliminar.

Texto: Natalia Pulido. @npulidojimenez

Imágenes: Waggingtale Films y PACMA.

1 Comentario

  1. Fenomenal trabajo de Villaviciosadigital en un tema tan tremendo.
    Es lamentable como muchos galguero (no todos) que se hacen llamar personas, tratan a estos perros tan españoles.
    Habia que cortarles las ….
    Y las autoridades? Para qué pagamos a nuestros políticos? Ellos tenían que modificar las leyes y sancionar duramente a los galgueros indeseables que tratan a sí a sus pobres perros que tanto les han dado.

    Un saludo

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí