Iluminación con estilo Poulsen

0
Autor: Jean-Philippe Delberghe

La decoración de un hogar está presente en cada uno de sus detalles, incluyendo a la iluminación como un soporte medular del diseño artístico que decora los espacios. De esta forma, la luminaria tiene la habilidad de crear mundos de ensueños, ya que utiliza el encanto natural de la luz para profundizar la belleza natural de las cosas. 

Bajo este contexto, podemos apreciar a un importante número de diseñadores que han enfocado su vida profesional a la creación de lámparas convertidas en verdaderas obras de arte, tal es el caso de Louis Poulsen, un emprendedor danés apasionado por el mundo de la iluminación, quien con su magia y creatividad ha logrado posicionar sus creaciones desde 1874. 

Este enigmático empresario comenzó su carrera con el negocio de la venta de materiales y suministros eléctricos en asociación con su tío Ludvig R. Poulsen. En el año 1924 fue invitado a participar en la Exposición Internacional de Arte y Diseño de París obteniendo una medalla de oro por sus magníficos diseños. 

Desde entonces, la popularidad de este tipo de luminarias se extendió rápidamente por todo el mundo gracias a la excelente calidad de sus productos, así como por sus innovadores diseños que desafiaban los estándares tradicionales de la iluminación. 

Tipos de iluminación 

La iluminación es un elemento imprescindible en la vida moderna, sin la cual no sería posible la existencia humana tal y como la conocemos hoy en día. Gracias a ella podemos apreciar un mundo lleno de encanto donde la oscuridad se aparta para darle cabida a la magia de la luz. 

En la actualidad, el concepto de iluminación está enmarcado para cumplir con el proceso natural de iluminar y también para crear ambientes estéticamente agradables. Bajo este enfoque podemos distinguir diferentes tipos de iluminación, como por ejemplo, la luz natural, luz general, luz ambiental, luz decorativa, luz de exposición, luz focalizada, luz cinética y luz funcional. 

Además de esto, las fuentes de luz pueden ser halógenas, de filamentos, incandescentes, fluorescentes y tipo led, con sistemas de iluminación, directa, semidirecta, indirecta, semi indirecta y combinada o mixta. 

Lámparas con estilos 

Entrar a un espacio sin lámparas es inconcebible, ellas se han convertido en parte esenciales de una casa, de una oficina, de un local comercial, de una empresa, de una industria, de una calle, y en general, de cualquier espacio que necesite estar iluminado. 

Sin embargo, más allá de la funcionalidad, una lámpara debe tener cualidades artísticas que destacan el estilo arquitectónico del lugar, enmarcando su belleza con diseños armoniosos, y al mismo tiempo, atrevidos. 

Las lámparas pueden ser de techo, de pared, de aplique, empotradas, de mesa o de pie, cualquiera de ellas debe estar conceptualizada desde sus inicios con criterios estéticos y de uso que glorifique su presencia y la haga destacar como un elemento proyector de calidez, elegancia, sofisticación y sobriedad.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí