Herido un joven al caerse desde siete metros de altura en las ruinas del fallido hospital oncológico de Villaviciosa de Odón

0

Villaviciosa de OdónLos bomberos tuvieron que intervenir para rescatarlo, según ha podido saber Villaviciosadigital.

El equipo de Gobierno del PP no ha querido hacer ninguna valoración del incidente.

El suceso tuvo lugar ayer martes a las 17.40 horas en el edificio en ruinas del fallido hospital oncológico en Villaviciosa de Odón. Varias personas, entre ellas la víctima, se encontraban realizando fotos dentro de la instalación. El joven de 23 años cayó de una altura de unos siete metros, por el hueco de lo que tenía que ser un ascensor.

Al lugar acudieron la Guardia Civil, la Policía Local y los bomberos, quienes tuvieron que intervenir para rescatarlo. Fue trasladado con varias fracturas y pronóstico reservado al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda donde le están haciendo pruebas para saber el alcance del impacto, según han indicado a este Villaviciosadigital.

Por el momento se desconoce la causa de la caída y la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.

Las ruinas de lo que tenía que haber si el mayor hospital oncológico de Europa están a la espera de la demolición. El Pleno del Ayuntamiento de Villaviciosa aprobó el 26 de abril un crédito de un millón de euros para comenzar el proceso de licitación de esta actuación. Según ha podido saber este periódico, la tramitación para su derribo sigue su curso, pero a menos que lo agilicen, ésta no se producirá hasta bien entrado el 2022.

Hay que recordar que esa parcela del CITO tiene unos 50.000 metros cuadrados y junto otra que cedió el Ayuntamiento en 1999 al Centro de Investigación y Tratamiento Oncológico S.A., iba a construirse el hospital especializado. Sin embargo, en 2001 las obras se paralizaron por la quiebra de esa empresa.

Tras una larga batalla judicial contra los acreedores de esa sociedad (fundamentalmente el extinto Banco Popular) que ha durado décadas, el Consistorio de Villaviciosa de Odón logró recuperar una de las parcelas municipales afectadas (hizo valer en 2018 su derecho de adquisición preferente).

En estas dos décadas, las obras del edificio sí estuvieron valladas durante un tiempo y no se podía acceder, pero desde hace ya unos años cualquiera puede entrar libremente. Es un lugar frecuente para la grabación de videoclips, botellones, así como un «templo» para carreras de drones a las que acuden incluso pilotos del extranjero.

ARC

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí