Felipe Rojo presenta a «Bola», un imán para niños y ancianos

1

Felipe Rojo y Bola Villaviciosa de Odon mascotas Villaviciosadigital

Este villaodonense, uno de los clásicos paseantes de la localidad, cuenta la historia de «Bola», un perro mestizo de 11 años, que conecta a las mil maravillas con niños y ancianos.

 

¿Cómo llegó «Bola» a su casa?

Es hijo de dos antiguos vecinos míos que tuvieron una camada de tres perros.
Mis hijos querían tener un perro, sobre todo la niña; quería literalmente un animal con pelo que anduviese por la casa (risas).
Mi ex mujer y yo no queríamos, pero, ante la insistencia de ella y ver que los vecinos tuvieron una camada, nos decidimos.
Ahora el perro está donde vivan nuestros hijos que ya son mayores. Están en las dos casas, de manera que Bola va donde vaya ellos; el chico está fuera y ella estudia en la universidad, mi ex mujer trabaja y yo estoy jubilado, así que está conmigo la mayor parte del tiempo porque estoy disponible casi todo el día.

Le pusieron «Bola» por su aspecto peludo ¿no?
Sí. Cuando llegó a casa con apenas un mes era una bola. Fue un regalo de Reyes y fue muy especial para ellos; la niña tenía nueve años y el chico 13.
Además, con los niños es muy sociable. Llama la atención a los niños pequeños y a las personas mayores que siempre se fijan en él.

Su llegada, ¿fue una experiencia nueva?
Todo fue sorpresa tras sorpresa. Hasta que lo educamos para hacer sus cosas pasaron sus meses. Le sacábamos muy a menudo a la calle; se habituó muy rápido a salir.

¿Cómo era en casa?
Pues algo trasto y se hacía pis con frecuencia, pero lo normal en los cachorros.

«Reconforta verlo cuando llegas a casa»

¿Quién fue el “líder de la manada”?
El perro estaba adjudicado a la niña. Pero con cada uno tiene una relación distinta: conmigo sabe que al sofá no puede subirse, pero con ellos sí.

¿Con qué le alimentáis?
Sabemos que los veterinarios insisten en que sólo coman piensos pero en casa le damos un pequeño matiz: si hay cocido, le echamos cuatro garbancitos; si hay lentejas, unas pocas; si hay macarrones, pues unos pocos, etc.
Le gusta la fruta, sobre todo el corazón de la manzana. Se la come mejor que un trozo de queso.

¿Requiere muchos cuidados de higiene?
Nunca le cortamos el pelo y lo mantiene muy limpio. Luego le vacunamos cuando corresponde y le bañamos cada cierto tiempo.

¿Cómo es en los viajes?
Es un perro muy tranquilo. Es estupendo en los viajes; siempre ha sido así.
Cuando no hemos podido llevárnoslo tenemos amigos que están encantados por tenerle. Como es tan sociable, se porta muy bien. Nuestros amigos nos preguntan con frecuencia cuándo se lo vamos a dejar. Se le rifan para quedarse con él; tenemos tres familias y una vecina que están deseando estar con él.

«Me da mucha pena cuando le tenemos que dejar solo»

¿Y qué tal anda de salud?
Tiene problemas, sobre todo con los huesos; ahora está bien porque le damos unas pastillas, pero hace dos años estuvo afectado con lumbagos y estuvo alicaído, no se movía mucho. Además, con la medicación que le dimos, le produjo hemorragias.
Hace dos meses le cambiamos las pastillas y parece que le van mejor.
Supongo que la edad le va influyendo.

Esa situación, ¿le permite hacer ejercicio?
La ventaja es que Bola está muy acostumbrado a caminar. Yo ahora tengo un problema de huesos que ha ido parejo a su problema, pero antes caminábamos muchísimo. Eso le ha venido bien y ahora procuro seguir en esa línea. A veces le saco cuatro y cinco veces al día porque me le llevo a casi todas partes; voy a comprar al centro comercial y me le llevo, le ato y me espera; se porta fenomenal.

¿No le da miedo dejarle solo mientras compra?
No, está acostumbrado. Siempre lo hemos hecho así. No conozco ningún perro que hayan robado.

¿Qué es lo menos bueno de «Bola»?
Cuando le dejamos solo. Casi siempre está acompañado pero cuando no nos queda más remedio, está solo y da mucha pena.
También me da mucha pena el que no pueda caminar como antes.

¿Y lo mejor?
La alegría de estar con él en casa porque es muy agradecido y cariñoso. Reconforta verlo cuando llegas.
Tenerle es una experiencia muy positiva, nos ha producido muchas satisfacciones.

¿Volverán a tener perro?
No lo sé. Los chicos ya son mayores pero no te podemos decir; ata mucho y me fastidia dejarlo solo. A parte es que me da pena sólo pensar en que Bola ya no esté.

 

Texto e imágenes: IRC

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí