«¡Felicidades, amigo!»

2

dia-amistadLos días 20 y 30 de julio comparten una misma conmemoración, el Día del amigo o de la amistad.

Enrique Ernesto Febbraro, argentino, odontólogo, profesor de Filosofía e Historia y músico, fue quien propuso festejar por primera vez el Día del Amigo, como homenaje al aterrizaje de la nave Apolo XI en la Luna el 20 de julio de 1969. El alunizaje de Neil Amstrong, supuso para Febbraro un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo, la posibilidad de entablar relaciones cordiales con otros seres, pero también la de celebrar la amistad en casa. Así lo comunicó con mil cartas a cien países y Argentina, Chile, Brasil y Uruguay, siguen festejando activamente este Día del Amigo, compartiendo viandas y regalos.

El Día Internacional de la Amistad, el 30 de julio, fue el establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para su celebración oficial, basado en la propuesta y activismo de la Cruzada Mundial de la Amistad, organización paraguaya creada en 1958, que defendía el valor de la amistad como medio para fomentar la cultura de la paz y que permitieran la concordia y el diálogo en la sociedad y en el mundo.

Lejos de conmemoraciones y anécdotas, la amistad, es un sentimiento humano que nos acompaña desde que nacemos. Es la relación interpersonal más profusa que tenemos en nuestra vida, en mayor o menor intensidad, con distintos grados y etapas, pero siempre con la energía que el momento requiera.

Es difícil ser un buen amigo, estar a la altura de lo que la otra persona necesita. Saber escuchar sus silencios, saber interpretar sus risas, sus monólogos, sus lágrimas. Ser consciente de la necesidad de tener a esa persona como amigo y demostrárselo. No caer en los tópicos que nos alejen de ellos y enfríen las relaciones.

Amigos que van y vienen, que reencuentras. Amistades que perduran a pesar del tiempo y en cambio, el tiempo no pasa por las emociones que siguen siendo vívidas y emocionales.

Amigos cercanos, amigos de piel, de esos que sabes que pueden contar contigo y tú con ellos, de esos, que, da igual el tiempo trascurrido, ya sean 44 años o cinco meses, notas la chispa que activa el sentimiento.

Por ellos, por los que están y por lo que se fueron. Por los que un día fueron más que ahora. Por los que hoy son más que ayer. Por los que están agazapados, por lo que no se atreven, por lo que continúan. Por los que perduran en el tiempo y a pesar del tiempo. Por los que permanecen en las circunstancias y en contra de ellas. Por los que no se implican y por lo que darían un trozo de sí mismos, si pudieran desprenderse de su mano e incluso de su corazón. Por los que están cerca y por los que se alejan.

Por los que están lejos y viven en mí. Por los que lloré después de reír. Por los que me comprenden y por los que me ignoran. Por los que me olvidaron. Por los que olvidé. Por los que vendrán. Por todos: ¡Feliz Día de la Amistad!

 

Yolanda R. Herranz @MyolRh

 

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS DE FORMA SEMANAL

2 Comentarios

  1. Que bonito Yolanda, que bien explicas la amistad se nota que lo sientes, me ha gustado mucho y no tenia ni idea que existiese día de la amistad. Yo creo que la amistad es una de las cosas mas importantes que tenemos los seres humanos y espero seguir con la tuya siempre. Un beso

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí