«Jesús Rodríguez nos abandona dejando pendiente un estudio más amplio de Calatalifa»

6

Jesús Rodríguez, arqueólogo encargado de la investigación del yacimiento Calatalifa en Villaviciosa de Odón

El arqueólogo encargado de la investigación previa de este yacimiento de Villaviciosa de Odón en 2019 falleció el pasado 20 de julio.

Reproducimos esta reseña que han realizado sus compañeros Juan Sanguino y Pilar Oñate.

Jesús Rodríguez Morales, el arqueólogo encargado en 2019 del plan de excavaciones sobre el yacimiento Calatalifa, en Villaviciosa de Odón, falleció el pasado 20 de julio debido a una enfermedad con la que llevaba luchando varios años.

Realizó la investigación previa de este enclave, y dio a conocer su origen y la «disputa administrativa» que impedía trabajar en él. El municipio «tiene derecho a que se considere el yacimiento islámico más importante que hay sin excavar en la Comunidad de Madrid», indicó en esta entrevista a Villaviciosadigital. Es, además, coautor del libro ‘Calatalifa, la Medina madrileña del Guadarrama’, junto a David Martín y Manuel Retuerce, que continúa pendiente de completar por el Consistorio desde 2017. Desgraciadamente, no ha podido ver publicada su obra.

Sus compañeros del proyecto Juan Sanguino y Pilar Oñate, de Gabark 2013, han mandado esta reseña in memoriam que reproducimos íntegramente.

Jesús Rodríguez Morales

El 20 de de julio de 2022 nos dejó una de las personas que más ha insistido en sacar a la luz el patrimonio histórico de Villaviciosa de Odón.

Jesús Rodríguez, arqueólogo, geógrafo, especializado en el estudio de los antiguos caminos y en la toponimia. Abordó durante su larga, aunque segada, trayectoria profesional el estudio del territorio y la evolución de los espacios a través de los diferentes ejes que los vertebran: los caminos, la posesión de la tierra y el desarrollo del poblamiento a través del tiempo.

Jesús también se dedicó a la docencia, fue profesor de secundaria en el Instituto Juan Gris de Móstoles y también ejerció como profesor en la Universidad Antonio de Nebrija. Como investigador nos dejó una larga y prolija lista de trabajos publicados, muchos de ellos pueden consultarse en la web academia.edu. Entre sus múltiples líneas de investigación, destaca el análisis de la influencia del concejo segoviano desde inicios del siglo XII en la transierra y sobre los territorios cercanos a Madrid, que extendió un modelo de vida basado en la ganadería, fomentando la creación de extensos encinares que son la base del paisaje que hoy conocemos en la cuenca del Guadarrama.

Jesús se ha adentrado como nadie en los orígenes inciertos de Calatalifa.

Todo comenzó cuando en 1136 Alfonso VII, el emperador, donaba al obispo de Segovia el castillo de Calatalifa, que había sido ganado a los moros por su abuelo Alfonso VI. Esta medina islámica fue la primera que se ubicaba junto al río Guadarrama y al que prestó el apelativo durante el siglo XII: Guadarrama de Calatalifa, para distinguirlo del Guadarrama de Madrid -el Manzanares-.

Jesús se ha adentrado como nadie en los orígenes inciertos de Calatalifa, en el estudio de su apogeo durante la dominación musulmana, así como en el análisis de la paulatina decadencia que la ciudad sufrió a partir de la Baja Edad Media, que la llevó a su desaparición.

En su obra, aun sin publicar, que firma junto a Manuel Retuerce, ‘Calatalifa, la Medina madrileña del Guadarrama’, Jesús desentraña la clave histórica de por qué el dominio de la ciudad de Segovia en la Baja Edad Media se extendió muchos kilómetros al sur de la sierra de Guadarrama, esa clave es Calatalifa, cuya importancia, apunta, “…es mayor que la que se le ha dado hasta el momento, pues fue mucho más que una pobre fortaleza enclavada en un escarpe del río Guadarrama”.

Jesús nos abandona dejando pendiente aún un estudio más amplio de Calatalifa. Hasta ahora había buceado en las distintas fuentes históricas, marcándonos una evolución del territorio en la cuenca del Guadarrama desde época romana hasta la desaparición de los señoríos, pero ha faltado el estudio directo sobre el yacimiento arqueológico, que ya inició Manuel Retuerce en los años 80 del siglo pasado.

Él nos abrió un camino fundamental para descifrar las claves de la antigua medina del Guadarrama.

Su insistencia, junto con otros agentes de la sociedad civil de Villaviciosa, como Ecologistas en Acción, esta revista que ves en tus manos y la Dirección del Parque Regional del Guadarrama, estimuló una corriente de interés sobre el enclave de Calatalifa que ha llevado al Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón y a la Comunidad de Madrid, por fin, a incoar expediente de Declaración de Bien de Interés Cultural sobre la antigua medina.

Una de sus últimas alegrías profesionales fue ver reflejada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid esa declaración. Aún recordamos nuestra conversación telefónica al respecto: “…es un triunfo más, un paso adelante, después de tantos palos en las ruedas…”, nos decía.

Jesús descansa ya después de una larga y cruel enfermedad que, sin embargo, nunca le restó un ápice de entusiasmo y de interés en los trabajos que abordaba, especialmente sobre Calatalifa, donde su silueta aún se deja entrever entre las retamas y los pronunciados desniveles del llamado Cerro del Miradero o Cueva de la Mora. Él nos abrió un camino fundamental para descifrar las claves de la antigua medina del Guadarrama, no lo desperdiciemos ni lo echemos en el olvido.

Descansa en paz, compañero, amigo.

Juan Sanguino y Pilar Oñate

6 Comentarios

  1. De acuerdo en el homenaje tan sentido a nuestro querido Jesús, pero deben recordar que el libro lo firman tres personas, una de ellas David Martín del Hoyo, precisamente quien escribió la primera versión que después Jesús y Manuel completaron. Intentamos presentar el libro a un premio de investigación del IEHSM, pero nos lo denegaron. Intentamos publicarlo bajo el paraguas del PRCMRG, pero tampoco cuajó. Esperemos que el Ayuntamiento de Villaviciosa cumpla.
    Qué pena que no pudiera verlo impreso. Tanbién me informó con alegría de la declaración de Calatalifa como BIC.
    Sit tibi terra levis, compañero.

  2. Descanse en paz.
    su trabajo junto con el de sus compañeros no ha sido en balde pese a la sorprendente inacción con la publicación del libro por parte de varios alcaldes de Villaviciosa como José Jover, José Luis Pérez Viu y ahora Martín Galán. Tan difícil es hacer un texto como alcalde y firmarlo?

    • para el que lo quiera saber, el expediente del libro está ahora mismo en Intervención. Hay que presentar nuevos documentos dado el fallecimiento de Jesús y, además, hay que revisar la maqueta, revisión en la que deberían poner el dichoso saluda del alcalde. A ver si lo vemos pronto impreso.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí