Eurocolegio Casvi celebró el Día Internacional del Niño

0

A través de la realización de diferentes actividades como cuentos o manualidades, el centro ha querido celebrar con sus alumnos de Educación Infantil el Día Universal de los Niños.

Han pasado 53 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobara la Declaración sobre los Derechos del Niño y 23 desde que se hiciera lo propio con la Convención sobre los Derechos del Niño. De esta manera, ayer se conmemoró el Día Universal de los Niños, que sirve, entre otras cosas, para recordarnos que, por desgracia, se siguen violando diariamente los derechos de millones de ellos en todos los países del mundo.

“Para que el niño que llevamos dentro no lo olvidemos nunca”, podría ser el lema bajo el que se han llevado a cabo todas las actividades destinadas a tal fin. Y es que desde el Casvi destacan la importancia que tiene que los colegios se involucren en este tipo de conmemoraciones, teniendo en cuenta que su misión es la de fomentar valores entre los alumnos, además de lograr su desarrollo integral como personas.“Los valores de toda la vida no los podemos perder; algo tan fundamental como es compartir y valorar las diferencias, es decir, que aunque no todos podemos ser iguales, nos tenemos que respetar”, explica Ana de la Calle, coordinadora de Infantil.

Amistad, derechos y obligaciones

Así pues, desde este centro, además de celebrar otras fechas señaladas durante el año, conmemoran esta para hacer ver a los pequeños “lo importantes que son, cómo dentro de la familia tienen su papel, y que son unos privilegiados porque pueden ir al colegio todos los días cuando otros no lo hacen. En definitiva, que hay otros niños en el mundo que viven de otra manera; por eso hay que compartir las cosas con los demás y valorar lo que tenemos”, continúa Ana de la Calle.

Además de ese mensaje han realizado manualidades con un doble objetivo: que ellos entiendan el porqué de este Día para que luego, “cuando lleguen a casa, transmitan de alguna manera ese mensaje”, concluye Ana de la Calle. Los más pequeños, los de tan solo un año, han plasmado sus manos de colores en un mural; los de dos han utilizado sus pies  para crear con esta forma niños y niñas de papel. Ya a partir de tres han trabajado, incluso, con la silueta del cuerpo humano, han hecho caretas o se han dibujado ellos mismos.

“Lo más importante en estas edades, es el sentido de la amistad”, nos cuenta Elena, profesora de Primer Ciclo de Infantil. Eso sí, por otro lado se les ha hecho ver que “los niños tienen unos derechos y por supuesto, unas obligaciones que luego tienen que seguir trabajando durante el resto del año”, aclara Teresa, responsable de un aula con alumnos de cuatro años.

 

Redacción/Casvi

Fotos: Casvi

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí