«El tiempo de las mujeres es de las mujeres»

0

En nuestra sección ‘Tribuna Abierta’ nos escribe Celia Rodríguez un texto que reproducimos íntegramente.

Quienes contarnos su opinión sobre algo o enviar sus quejas, fotos, vídeos para denunciar alguna situación de interés general, pueden hacerlo a webvillaviciosadigital@gmail.com.

Nuestro tiempo es tan valioso como el vuestro. Aunque no lo creáis. Aunque queramos usarlo para hacer cosas que no os motivan; delante de un libro, en el gimnasio, estudiando, echándonos cremas, dando paseos o tumbadas en la cama. Nuestro tiempo vale oro y ya está bien de utilizarlo para que vosotros podáis aprovechar y disfrutar del vuestro sin agradecerlo ni valorarlo.

Autoescuela Triumph

Nuestro tiempo es invisible. Las mujeres nos hemos dedicado históricamente a vosotros (hombres) y al hogar (para que vosotros lo disfrutéis). Nuestro tiempo no es valioso, por eso “nos ayudáis en casa” en vez de “repartir las tareas del hogar para que ambos tengáis el mismo tiempo libre y podáis usarlo en lo que cada uno quiera.”

Resulta hasta irónico que encima tengamos que oír cosas como la anterior o como “es que yo estoy listo en dos minutos y ella tarda dos horas”. Ella se levanta dos horas antes para hacerte el desayuno, fregar los platos de la cena de anoche y plancharte la camisa que te vas a poner hoy, mañana y pasado. Ella cuando se va a duchar después de que tú lo hayas hecho, se encuentra pelos que no son suyos en la rejilla de la ducha y los tiene que quitar. Antes de ducharse tiene que resolverte la duda de ¿dónde está mi cartera? Y ya, por fin, se ducha, se viste y se pinta si quiere.

A nosotras también nos gusta disfrutar del tiempo que vosotros nos consumís sin pagarnos y sin agradecernos

Vosotros estáis listos en dos minutos y hasta os sobra tiempo para leer el periódico, fumar, jugar a la play o ver la televisión. Nosotras no. Nosotras salimos con la lengua fuera, un ojo sin pintar, los zapatos desabrochados y escuchando vuestras quejas porque llegamos tarde.

Qué fácil es moverse por la vida deshaciendo lo que está hecho y pensando que por arte de magia volverá a hacerse. Que fácil obviar que para que tú tardes dos minutos, vayas guapete a tus citas y desayunes en una taza limpia todas las mañanas, hay alguien detrás haciendo todo lo que podrías hacer tu mismo.

Un poquito de empatía, cuidados y responsabilidad chavales/señores, que ya está bien de que vuestras madres/mujeres/novias/hermanas/hijas, gastemos nuestro tiempo en hacer lo que a vosotros no os apetece. A nosotras también nos gusta disfrutar del tiempo que vosotros nos consumís sin pagarnos y sin agradecernos.

El tiempo de las mujeres es de las mujeres.

Celia Rodríguez

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí