El Sindicato de Enfermería de Madrid cree que no es posible vacunar con la plantilla enfermera actual

0

SATSE explica que va a ser difícil de llevar a cabo la vacunación contra la gripe estacional y apunta a que los centros de salud, donde habitualmente se realiza, están desbordados por la carencia de personal.

SATSE Madrid denuncia que la campaña de vacunación contra la gripe estacional que comenzó este miércoles en la región, no se podrá llevar a cabo de forma correcta debido a la falta de profesionales de Enfermería. En los centros de salud, donde se realiza mayoritariamente la vacunación, son necesarias 4.000 enfermeras más. En este sentido apuntan a que la Comunidad de Madrid es la que menos enfermeras tiene por habitante; serían necesarias, al menos, 12.000 enfermeras en el Sermas para igualar al resto de comunidades autónomas.

“No entendemos cuál es la política sanitaria de la Comunidad de Madrid. Mientras en otras regiones se invierte para potenciar la Atención Primaria, los centros de salud, aquí se cierran o se limita su acceso. Si ya es imposible llevar a cabo el trabajo diario, cómo quieren que llevemos a cabo, además, la vacunación contra la gripe estacional. No hay enfermeras, no damos abasto y las enfermeras están hartas y cansadas, muy cansadas”, denuncia el sindicato.

En opinión de Satse, no se puede trabajar sistemáticamente con plantillas bajo mínimos y en la Comunidad de Madrid se lleva haciendo años “por falta de inversión y de abandono de una administración que considera que se pueden seguir manteniendo altos estándares de calidad con plantillas bajo mínimos, a costa del sobreesfuerzo de unas profesionales que ya no pueden dar más de sí”.

Y consideran que en centros de salud tendrán que empezar priorizar, otra vez; o se vacuna a los madrileños o se hacen PCRs o se llevan a cabo los cuidados que necesitan los usuarios crónicos, los controles periódicos, los programas de salud, etc. «Todo no se va a poder hacer y serán, como siempre, los madrileños los que sufrirán las consecuencias», explican.

También denuncian que hay numerosos centros de salud cerrados, otros cuentan con horarios reducidos que impiden el desarrollo habitual de la atención sanitaria y desde el Gobierno regional se programa una campaña de vacunación de la gripe sin que se refuercen las plantillas de enfermeras que trabajan en ellos y que tendrán que ser las que lleven finalmente a cabo la vacunación.

Finalmente, señalan que además que se podría estar incurriendo en un presunto delito de intrusismo si la vacunación de la gripe se lleva a cabo de manera autónoma, ya que la Comunidad de Madrid, es una de las pocas que no ha aprobado la prescripción enfermera y para hacerlo con total garantía, es necesario que cada usuario cuente con prescripción médica individualizada, «hecho que otros años no se ha producido en muchos centros de salud».

 

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí