El renting en el sector agrícola

0

En la actualidad dentro del sector primario, el renting es tendencia a la hora de adquirir tractores y maquinaria agrícola. Los motivos son evidentes, muchos agricultores no pueden permitirse las elevadas cuantías económicas que suponen la adquisición de nuevos equipos para sus tierras; y los que sí pueden permitirse dichos desembolsos ven como este tipo de arrendamientos financieros pueden resultarles más ventajosos a corto o medio plazo.

Si está pensando en comprar un tractor nuevo o en renovar su cosechadora, segadora o su motocultor le conviene echarle un vistazo a los distintos tipos de financiación de maquinaria agrícola. Los contratos de renting agrícola son arrendamientos financieros que le permiten disfrutar de su maquinaria mediante unas pequeñas cuotas mensuales, incluyendo el mantenimiento y garantizando la sustitución en caso de avería durante la duración del contrato. Así no tendrá que preocuparse por nada que tenga que ver con la maquinaria, y solo tendrá que pensar en sacar el mayor rendimiento a tus cultivos.

De igual forma, el renting agrícola cuenta con ventajas fiscales e infinidad de gastos deducibles fiscalmente. Por todo esto, principalmente, el renting es en la actualidad la opción más rentable para financiar su maquinaria durante un periodo fijo.

Los beneficios del renting agrícola

En la mayoría de este tipo de arrendamientos financieros, se cuenta con unos tipos de interés más que atractivos y unas cuotas de alquiler reducidas. Mediante un simulador de renting, puedes calcular en todo momento cuánto le va a costar su nueva maquinaria en cada mes, periodo o año. El renting se puede incluir como gastos de alquiler fiscalmente deducibles en su balance de contabilidad, por lo que disfrutará de igual forma de varias ventajas fiscales.

Todos los contratos de renting incluyen el mantenimiento y garantizan la reparación de los equipos en caso de avería, lo cual ayuda también a predecir los gastos operativos de su negocio.

El renting de maquinaria agrícola actualmente adquiere una mayor importancia, en detrimento de otras opciones de financiación incluyendo la compra, debido principalmente a que los agricultores precisan optimizar y mejorar el rendimiento de sus explotaciones y reducir al máximo los costes.

El renting se puede incluir como gastos de alquiler fiscalmente deducibles

Gracias al renting, tanto los empresarios como los autónomos o emprendedores pueden acceder a bienes de equipo actualizados y adecuados para ser competitivos en el mercado actual. Existen múltiples opciones más para financiar la adquisición de maquinaria agrícola como pueden ser, por ejemplo, la compra directa o compartida o la financiación a plazos. Estas opciones hoy en día también suelen ser estudiadas por muchos agricultores y empresarios, pero no presentan a largo plazo tantas ventajas como el renting.

Al margen, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el agricultor en la actualidad es la obsolescencia de los equipos. Quien lleva mucho tiempo trabajando en el campo sabe que pasado un cierto tiempo su tractor, abonadora, segadora, rastra etc. termina por volverse poco eficiente y queda desactualizado para satisfacer las necesidades actuales del mercado.

Ahí es donde toma mayor relevancia el renting agrícola, puesto que puedes elegir la duración del contrato de alquiler de tu maquinaria y una vez vencido el plazo puedes renovar tus equipos por otros mucho más modernos y actuales mediante otro contrato de arrendamiento.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí