El papa Francisco nombrará al tercer santo de la Diócesis de Getafe

0

Canonizará el domingo 15 de octubre al beato Faustino Míguez (1831-1925), fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora para la educación integral de las niñas.

La Diócesis de Getafe a la que pertenecen municipios como Móstoles, Alcorcón, Boadilla del Monte o Villaviciosa de Odón, entre otros, contará desde este domingo con un nuevo santo.

La ceremonia, que comenzará a las 10.15 horas y a la que asistirá el obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, se celebrará en la Plaza de San Pedro (Roma) y será retransmitida en directo por Trece Televisión.

El carisma de este santo fundador se ha plasmado actualmente en el trabajo diario de más de 238 religiosas que comparten misión con 1.400 laicos que se ocupan de la educación integral de la infancia y la promoción de la mujer en cuatro continentes.

El legado del padre Faustino Míguez está presente en la Diócesis de Getafe a través del colegio Hijas de la Divina Pastora (Pº Pablo Iglesias, 5. Getafe), en cuya capilla reposa su cuerpo incorrupto.

En este centro educativo existe también un museo, inaugurado en el año 2000, en el que se exhiben los fondos documentales de su vida y de la congregación por él fundada, como fotografías, libros y objetos personales.

Faustino como educador, se especializó en biología y fue un apasionado defensor de la “casa común”, muy en la línea del actual Papa y la ‘Laudato si’.

Investigación con plantas

Además de sacerdote y educador, durante su estancia en Cuba investigó el efecto terapéutico de las plantas medicinales. Conocimientos que convirtió en preparados medicinales a su vuelta a España, ‘los específicos Míguez’ que elaboró en su propio laboratorio. Doce de sus medicamentos están registrados en la Dirección General de Sanidad desde 1922.

Con motivo de su canonización, los religiosos escolapios han organizado una exposición bajo el título ‘Espacio Míguez’ en el Colegio de la Inmaculada (c/Felipe Scio, 1. Getafe), donde residió durante más de 40 años. Tiene la intención de evocar su presencia, muestra los espacios donde vivió el nuevo santo: su habitación y su librería, los lugares comunes como las escaleras y los objetos que él tocaba, como los libros, la campana o algunos de sus escritos.

El milagro atribuido a Faustino Míguez, reconocido también como un hecho extraordinario para la medicina, ocurrió en favor de Verónica Stobert, una madre chilena, catequista del colegio Divina Pastora, a quien los médicos no daban oportunidades de sobrevivir a un cuadro fatal de preclampsia y hemorragia en su cuarto embarazo.

Su esposo y sus hijas atribuyen el milagro a Míguez, según la Conferencia Episcopal de Chile.

El obispo de Getafe presidirá una misa de acción de gracias por la canonización del padre Faustino el 3 de noviembre, a las 19.00 horas, en la catedral Santa María Magdalena (Getafe).

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí