‘El lugar de las fresas’ transportó a los villaodonenses a un necesario viaje de humanidad e integración intercultural

0

escena de 'El Lugar de las fresasLa cineasta de Villaviciosa de Odón Maite Vitoria Daneris mostró su opera prima a las alrededor de 150 personas que asistieron al auditorio Teresa Berganza de la localidad, quienes salieron emocionados ante una cinta que merece la pena ver, y más en estos tiempos en los que la deshumanización, el terrorismo y la oscuridad parecen imponerse.

Los vecinos y la colaboración del Ayuntamiento han hecho posible la proyección de esta película-documental.

Llegaba a Villaviciosa con lustrosa vitola conseguida merced a varios galardones internacionales a sus espaldas y como candidata a los premios Goya de 2016 y no defraudó. Eso sí, la película-documental, que cuenta la vida de Lina, una anciana agricultora turinesa en la que un día aparece Hassan, un joven inmigrante marroquí en busca de oportunidades, penetra lentamente en el corazón del espectador del que ya despúes no se desprende.

Como si de una poesía se tratara, la propia Daneris narra en primera persona esta historia que en los primeros momentos del viaje parece no decir nada pero que, sin que uno se de cuenta, transporta con extraordinaria sencillez a una humanidad que en muchos momentos de nuestros días parece perdida. Ahí el papel fundamental lo juega Lina, esta cerrada y humilde campesina de extraordinaria fuerza para quien su vida es su huerto, su puesto de frutas en la plaza del Mercado (Porta Palazzo) al que acude todos los días a las 02.00 horas y la iglesia.

Maite Vitoria Daneris cineasta de Villaviciosa de Odon
Maite Vitoria Daneris. (Prensa Ayto.)

Enmarcada en una buena fotografía, el relato va tomando fuerza, sobre todo con la aparición de Hassan, que cambia la existencia de Lina y de su marido, personajes que se van abriendo a la cámara y al buen hacer de Daneris. Lo que en un principio parece un choque de culturas, se traduce en sencillez, acogimiento, apoyo mutuo y solidaridad con el otro, algo que en nuestros días hace falta como el respirar.

‘El lugar de las fresas’ se convierte así en un más que recomendable ejercicio de humanidad y respeto. Una oda al trabajo, que sobrecoge y también hace reir, con momentos entrañables y divertidos. En ella también se plasma la fe, una envidiable fe que embarga a Lina, quien, en una impactante escena, muestra cómo la transporta dentro de una ola de emociones de llanto de alegría que la cineasta plasma con tremendo respeto.

Con el corazón encogido y el buen sabor de boca de la cinta, el público asistente finalizó este bonito trayecto con un debate en el que preguntaron a Daneris sobre esta vitalista historia que rodó durante siete años y que también se fraguó en Villaviciosa de Odón, municipio al que la cineasta regresaba cada verano y Navidad mientras grababa en Italia.

Sin duda, ‘El lugar de las fresas’ es un merecido viaje que toda persona debería vivir. Con esa sensación, ya espero ansioso el próximo proyecto de la cineasta que, tal y como adelantó a Villaviciosadigital en una reciente entrevista, versará sobre la Guerra Civil española.

 

IRC (@IsraelRCanora)

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí